Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto  
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Viernes, 23 de junio de 2017. Actualizado a las 00:00  
 
Buscar
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    

En vez de a los Heraldos, que intervengan a los Jesuitas

Actualizado 9 junio 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Jorge González Guadalix   


Llevan los rumores algún tiempo. Se dice, se cuenta, parece ser, llegan informaciones… según las cuales los Heraldos del Evangelio podrían estar en el punto de mira Vaticano y esperando no se sabe muy bien si una intervención o quizá, más probable, algún tipo de comisario pontificio que acuda a echar una mano, no sabemos si al cuello.

Evidentemente no sé nada de las entrañas profundas de este Instituto de derecho pontificio. Nada de nada. Los conozco algo porque he tenido la suerte de que quisieran acudir a la parroquia para realizar una misión mariana, hemos convivido, rezado y trabajado juntos, y me parecen gente excepcional.

Doctrina segura. Liturgia impecable. Capacidad de servicio infinita. Ni un mal gesto, ni una palabra fuera de lugar. Todo lo contrario: disponibilidad, generosidad, altruismo. Todo lo que diga de ellos es poco. Más aún, qué rápido tocamos el dinero, no solo no pidieron ni un solo euro a la parroquia, sino que al final de la misión pretendieron entregarnos las limosnas que habían recibido de la gente. Terminó la misión, acompañaron durante semanas a un grupo de fieles que quisieron consagrarse a la Virgen y hoy siguen mostrándose generosos y amigos con la parroquia en general y con un servidor en particular.

Pues rumores de intervención. Por cierto, ¿alguien sabe alguna cosa de los Franciscanos de la Inmaculada? Gente me dice que es que los Heraldos llevan unos hábitos que no son de hoy. Miren que me da la risa. Más desfasadas son las blusas de sor Mari Puri o las misas con vaquero y pan de molde y no pasa nada.

Puestos a intervenir, sugiero que se den una vuelta por la Curia General de los Jesuitas, a ver si alguien se va a pensar que si son intocables es porque tengan alguien de altísimo e inmaculado nivel que los proteja.

Digo lo de la intervención porque tener en la Iglesia una orden en la que el superior general directamente afirma que el demonio no existe o pone en dudas las palabras del mismo Cristo porque en aquellos tiempos no existían las grabadoras, es todo un peligro. Una orden con dieciséis mil miembros, que tiene en sus manos colegios, universidades, parroquias, centros de formación, puede hacer mucho bien o un desastre. Si el cura anda a peces -el superior general- cómo andarán los feligreses.

No pasa nada. Es libertad de expresión, apertura doctrinal, presencia en las periferias, comunión inter religiosa, mentalidad actual. Pero lo que no podemos es consentir a unos señores que hablan de Dios, de la devoción a la Virgen, que van a Fátima y promueven la consagración a María según el método de San Luis María Grignion de Monfort (autor de cabecera de Juan Pablo II), cuando todos sabemos que el demonio es simbólico y que la nueva evangelización no es convertir chinitos, que vaya patinazo el de San Francisco Javier, sino la alianza eterna de civilizaciones , la común religiosidad y la solidaridad eterna y universal en el amor el refugiado, la conmiseración con el desvalido y la patada en el trasero a esos carcas que no tienen derecho a estar en la Iglesia, y menos vestidos así.

Los Heraldos, en caso de que sean intervenidos, y mira que me lo barrunto, callarán, como los Franciscanos de la Inmaculada, rezarán por sus perseguidores y ofrecerán sus sacrificios a Dios y a la Virgen por la salvación del mundo. 


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Visita Papal
Ramadán, ¿tiempo de yihad?
¿Un abortista en la Pontificia Academia para la Vida?
Risas divinas (y II)
Aborto por 3 causales: una vergüenza nacional
Una crisis que no se puede ocultar más
La principal víctima de las rupturas matrimoniales: los hijos
La vida a la deriva
Dignidad juvenil en crisis
El alimento del monstruo

RSS
Jorge González Guadalix es sacerdote diocesano español. Licenciado en teología pastoral y fiel Adorador Eucarístico.
ARCHIVO
JUNIO 2017

En vez de a los Heraldos, que intervengan a los Jesuitas

Ver posts de otros meses

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

Orar Con El Rosario De Nuestra Señora

Orar Con El Rosario De Nuestra Señora

Dios a la vista

Dios a la vista

Son tres los que se casan

Son tres los que se casan

LO MÁS LEÍDO
1 Setecientos legisladores de América exigen que la OEA abandone la agenda abortista y LGTBI
2 Nació muerta pero Dios intervino y el milagro permitió beatificar a una italiana excepcional, que por años fue atea
3 Visita Papal
4 Decenas dicen haber sido sanados y liberados, al ser bendecidos por el sacerdote canadiense Ghislain Roy
5 Aborto por 3 causales: una vergüenza nacional
6 ¿Un abortista en la Pontificia Academia para la Vida?
7 "El Santísimo Sacramento es mi mejor medicina"
8 En vez de a los Heraldos, que intervengan a los Jesuitas
9 Cinco armas infalibles para enfrentar y vencer al demonio que enseña padre Gabrielle Amorth
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |