Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto  
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Viernes, 23 de junio de 2017. Actualizado a las 00:00  
 
Buscar
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    

Pablo Dorado cuenta que va camino de ser cura gracias a que "mi madre me puso entre la espada y la pared"

Pablo Dorado cuenta que va camino de ser cura gracias a que "mi madre me puso entre la espada y la pared"
Es un joven seminarista de la Arquidiócesis de Burgos (España), se encuentra ya en su tercer año de Teología y confiesa estar feliz de disponer su vida "al servicio de los demás".
Actualizado 26 mayo 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Con solo 24 años, la vida de Pablo Dorado ha dado ya muchas vueltas. Su biografía ha intentado ajustarse a lo que Dios quería para él. Sus “rachas buenas y rachas malas”, como le gusta decir, han marcado también su historia.

Cuando era un adolescente entró al Seminario Menor, quizás guiado por la senda de su hermano, hoy ya sacerdote. Pero a punto de acabar 2º de bachillerato, hablando con Javier Valdivieso –que por aquel entonces era formador–, “decidimos que lo más conveniente era dejar el Seminario y tomarme un tiempo para reflexionar y decidir qué hacer con mi vida”, cuenta en nota publicado por el portal de la Arquidiócesis de Burgos...

El factor materno

Pasaron así cuatro años entre estudiar y no estudiar, amoríos con alguna chica, dice, intentar alistarse en el ejército… “Pero nada de aquello funcionaba porque no estaba hecho para eso”, reconoce y confidencia que... “Al final, el día de la Virgen del Pilar, mi madre me puso contra la espada y la pared, me tiré al vacío y decidí volver al Seminario”.

Convencido de que ese era su camino se dirigió al entonces director espiritual y como no tenía acabado el bachillerato, se puso manos a la obra en el colegio San Pedro y San Felices. Acabó el curso, hizo la Selectividad y al año siguiente entró en el Seminario. Desde entonces han pasado ya tres años “y nunca antes había sido tan feliz como ahora”, dice.

 Darse por entero

 

Pablo se considera un chico normal, un joven a quien le gusta practicar deporte y jugar al mus. De ahí que no entienda a quien le mire raro o piense que esté loco por querer ser cura, pues él lo tiene claro:

“Vale la pena ser sacerdote y hacer el Reino de Dios entre nosotros; esta sociedad necesita mucho la ayuda de Dios y yo quiero estar con ellos”, señala sin tropiezos.

 Mientras llega ese momento, Pablo pasa sus días formándose en el Seminario conviviendo con sus compañeros seminaristas. “Los siento como una familia porque están a tu lado en las buena y en las malas y son apoyo y punto para crecer, pues te hacen corregir tus errores”. Lo del estudio de la Teología es otro cantar, es su piedra en el camino: “Lo que más me cuesta es el estudio porque me cuesta concentrarme y ponerme a ello, aunque una vez que me pongo me gusta y lo disfruto…”. Junto a ello, agrega el joven seminarista, es esencial el trato y la amistad con Dios en la oración y las celebraciones comunitarias; además de colaboraciones con alguna parroquia de la ciudad.

Estar al servicio del prójimo

Preguntado sobre cómo ve su futuro sacerdocio, Pablo reflexiona que “un cura del siglo XXI tiene que llevar el Evangelio diciendo lo mismo de siempre pero de forma actual, con un mensaje que provoque a todos, jóvenes y adultos. Para ello hay que gastar tiempo y tener ganas de estar con las personas. Que el sacerdote sea una persona que les eduque de forma suave, de forma cariñosa sin hacer grandes teologías”. Y como testimonio final de su vida agrega…:

“Yo quiero hacerme cura porque me gusta estar con los demás y al servicio de los demás”.


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Personajes
Confiándose a la Virgen, rezando el rosario, el director de cine Marcelo Torcida logró paz y salud
El golpe de Karen Amstrong: "Daesh es un ejemplo de religiosidad pervertida… son secularistas y socialistas"
Vio como apuñalaban al Hermano Roger de Taizé a 9 metros, y allí nació su vocación sacerdotal
Emotivo testimonio de gratitud a un sacerdote con carisma de sanación: "Padre Solanus Casey curó a mi hermana"
Le hicieron creer que era trans, padeció depresión e intentó suicidarse. Ha recuperado su ser mujer
Fouad, víctima de un atentado terrorista: "El deseo de venganza me perseguía"
Los doctores pueden dar su diagnóstico, pero la vida es un don de Dios
"El amor de Dios es incondicional" afirma una mujer que sufría por su orientación sexual
Revelan un acto heroico de Sor Lucía la vidente de Fátima, y anuncian canonización de pastorcitos
Por décadas Barb Sierra sufrió siendo lesbiana. Hoy agradece a Dios su liberación


Orar Con El Rosario De Nuestra Señora

Orar Con El Rosario De Nuestra Señora

Dios a la vista

Dios a la vista

Son tres los que se casan

Son tres los que se casan

LO MÁS LEÍDO
1 Setecientos legisladores de América exigen que la OEA abandone la agenda abortista y LGTBI
2 Nació muerta pero Dios intervino y el milagro permitió beatificar a una italiana excepcional, que por años fue atea
3 Visita Papal
4 Decenas dicen haber sido sanados y liberados, al ser bendecidos por el sacerdote canadiense Ghislain Roy
5 Aborto por 3 causales: una vergüenza nacional
6 ¿Un abortista en la Pontificia Academia para la Vida?
7 "El Santísimo Sacramento es mi mejor medicina"
8 En vez de a los Heraldos, que intervengan a los Jesuitas
9 Cinco armas infalibles para enfrentar y vencer al demonio que enseña padre Gabrielle Amorth
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Aviso Legal   |    RSS   |