Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 23 de enero de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

A un amigo de verdad aférralo a tu alma

A un amigo de verdad aférralo a tu alma
Actualizado 8 diciembre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Juan García Inza   


Cuando un amigo ha demostrado estar ahí a tu lado con total lealtad, aférralo a tu vida.
 
Si el que tiene un amigo tiene un tesoro, no es cualquier cosa. Un tesoro no se desprecia. Las cosas que son valiosas para nosotros las llevamos muy bien cogidas de la mano. Cuando un compañero, un colega, un vecino nos ha demostrado una verdadera amistad no podemos, por justicia y caridad, desligarlo de nuestra vida. Un amigo sincero es un bien que hay que agradecer y saber administrar.
 
Fernando Ocariz, Prelado del Opus Dei, en su Carta Pastoral del 1 del XI de 1919 dice:
 
La amistad es una realidad humana de gran riqueza: una forma de amor recíproco entre dos personas, que se edifica sobre el mutuo conocimiento y la comunicación. Es un tipo de amor que se da “en dos direcciones y que desea todo bien para la otra persona, amor que produce unión y felicidad. Por eso la Sagrada Escritura afirma que un amigo fiel no tiene precio, es de incalculable valor (Eclo 6,15).

La caridad eleva sobrenaturalmente la capacidad humana de amar y, por tanto, también la amistad: “La amistad es uno de los sentimientos humanos más nobles y elevados que la gracia divina purifica y transfigura”. Este sentimiento puede nacer en ocasiones de modo espontáneo pero, en todo caso, necesita crecer mediante el trato y la consiguiente dedicación de tiempo. “La amistad no es una relación fugaz o pasajera, sino estable, firme, fiel, que madura con el paso del tiempo. Es una relación de afecto que nos hace sentir unidos, y al mismo tiempo es un amor generoso, que nos lleva a buscar el bien del amigo”.

Dios muchas veces se sirve de una amistad auténtica para llevar a cabo su obra salvadora. El Antiguo Testamento recoge la amistad entre David, todavía joven, y Jonatán, príncipe heredero de Israel. Este no dudó en compartir con su amigo todo lo que tenía (cfr. 1 Sam 18,4) y, en momentos difíciles, recordó a su padre, Saúl, todas las cosas buenas del joven David (cfr. 1 Sam 19,4). Jonatán también llegó a arriesgar su herencia al trono por defender a su amigo, pues le tenía tanto afecto como a sí mismo (1 Sam 20,17). Esa sincera amistad impulsaba a los dos a mantener su fidelidad a Dios (cfr. 1 Sam 20,8.42).

Particularmente elocuente es el ejemplo de los primeros cristianos. Nuestro Padre hacía notar cómo “se amaban entre sí, dulce y fuertemente, desde el Corazón de Cristo”. El amor mutuo es, desde el comienzo de la Iglesia, el signo distintivo de los discípulos de Jesucristo (cfr. Jn 13,35).

Otro ejemplo de los primeros siglos del cristianismo lo encontramos en san Basilio y san Gregorio Nacianceno. La amistad que trabaron en su juventud los mantuvo unidos a lo largo de toda su vida, y aún hoy comparten la fiesta en el calendario litúrgico general. San Gregorio cuenta que “una sola tarea y afán había para ambos, y era la virtud, así como vivir para las esperanzas futuras”. Su amistad no solo no los distraía de Dios, sino que los llevaba más a Él: “Tratábamos de dirigir nuestra vida y todas nuestras acciones, dóciles a la dirección del mandato divino, acuciándonos mutuamente en el empeño por la virtud”.
 
Engancha a tu alma, con gancho de acero, a ese amigo que ha demostrado un interés por ti. Esa amistad puede ser un camino seguro para el encuentro con Dios, uno junto a otro.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Eugenesia liberal
Tercera Nota sobre la acción política en la construcción del Reino
Los niños, los padres y el Estado
Estar al loro
Una contribución sobre el celibato sacerdotal, en obediencia filial al Papa
Parece que los malos ganan
Transhumanarse
Carta a Don Matteo Zuppi: El yo frente al nosotros
El golpe final del partido comunista contra la libertad religiosa
Confesión y dirección espiritual

RSS
Juan García Inza es sacerdote, escritor, doctor en Derecho canónico y ha ejercido como consiliario del Movimiento de Cursillos de Cristiandad
ARCHIVO
DICIEMBRE 2019

A un amigo de verdad aférralo a tu alma

Ver posts de otros meses

FEBRERO 2019 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

JULIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (2 artículos)

MARZO 2015 (4 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 La intuición profética en una mujer de Dios: Chiara Lubich
2 Dejó la policía italiana y un proyecto de matrimonio para ser sacerdote
3 Ex líder de Femen Brasil reconoce: "No se puede ser feminista y católica porque son doctrinas antagónicas"
4 10 razones que te llevarán a conocer el poder del rosario y a rezarlo con la docilidad de la Virgen María
5 Un ángel interviene en bautismo de emergencia a un moribundo. Testimonio del padre John Horgan
6 Engañaba a su esposa con varias mujeres al mismo tiempo. En Medjugorje la Virgen lo salvó del infierno
7 "El continente negro me purificó la mirada, me ensanchó el corazón", dice agradecida la hermana Magdalena Quiroga
8 Un compromiso que ya ha salvado 24 mil niños: No lo mates, no decidas aborto, Gemma te puede ayudar
9 En Lourdes, la Virgen y el rosario sanaron de escándalos el alma de la rebelde "princesa punk"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |