Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 2 de abril de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Crónicas de un obsoleto (10). Calaveras, vampiros y Lady Gagá

Actualizado 20 marzo 2015  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Mauro Matthei   


Estimados lectores: En la semana pasada les relaté la experiencia del obsoleto en el primer rincón oscuro acerca del sufrimiento de las madres con hijos drogadictos. Hoy nos vamos a un segundo rincón oscuro de una madre llamada Margarita. También ella se acercó al obsoleto por causa de su hijo Daniel. En la edad del pavo este Daniel se  había puesto difícil con su progenitora. Había entrado en un círculo “punk”,s e aficionó a la yerba y para más remate fue a frecuentar los conciertos de unos conjuntos norteamericanos de  música rock con letras satánicas. Una tarde, en que Daniel había salido con sus amigos, Margarita llevó al obsoleto al cuarto de su hijo, para echarle una bendición. Adentro se encontraron con varias calaveras y figuras de vampiros. Desde las paredes los miraban feo varios afiches de conjuntos de rock satánico y  máscaras de tipo africano. Margarita y el obsoleto rezaron juntos un Padrenuestro y un Avemaría y después echaron agua bendita. A la mañana siguiente Daniel preguntó en tono desafiante a su madre: “¿Qué hicieron en mi pieza?” Pero él no había estado allí. Margarita junto con una vecina, decidieron juntarse para rezar por su hijo extraviado. Cuanto más rezaban, peor se ponía el hijo. Llenó todo su cuerpo con repelentes tatuajes y se colocó una perla de vidrio al lado de su nariz.

            Cuento corto: después de haberse ido a vivir con el papá, que estaba separado de Margarita  y que, cansado también de su malos modos, lo había echado de su casa, Daniel decidió  tragarse una sobredosis de estupefacientes. Dejó una misiva a sus padres en la que escribió: “Me voy. La mochila se me hizo demasiado pesada” Desde el hospital avisaron a Margarita que su hijo estaba en coma. Fue con su vecina a ver al que estaba inconsciente y rezaron largo rato por él. Había leído en el evangelio que Cristo había dicho: “Esa clase de demonios no sale sino por la oración y el ayuno”. Margarita y su vecina comenzaron a ayunar. Daniel se demoró varios días para recuperar el habla. Un día dijo de repente: “Perdón, mamá”, pero siguió muy callado. Al día siguiente, la madre se inclinó sobre el oído de su hijo y le dijo: “¿Te sirve si te traigo al cura?” Daniel estaba con los ojos cerrados y después de un rato hizo un gesto como afirmativo. Margarita llamó por teléfono al obsoleto, el cual llegó un día después. Daniel, de a poco comenzó a hablar, con voz baja y con largas interrupciones: “Primero me gustó el ritmo” me comunicó trabajosamente. Había estado en uno de esos famosos “conciertos”. Los  muchachos con la famosa “Lady Gagá” habían cantado solamente, pero sin descanso “Judas, Judas”.. El ritmo calentaba todo el cuerpo. No había música, sólo ruido con ritmo. Algunos comenzaron a lanzarse desde el escenario al público, que levantaban los brazos para recibir y trasladar hacia atrás a los “volados”. “Yo también me lancé”, musitó Daniel. Íbamos avanzando, mejor dicho, retrocediendo, alejándonos del escenario, pero como emborrachados”. Después de esto el joven se quedó callado,  comenzó a respirar más fuerte, a pasarse las manos por su moño “punk”, teñido de azul. “Allá atrás nos tiraron al suelo, nos garabatearon, nos pegaron e insultaron, nos arañaron la cara, orinaron sobre nosotros, las niñas eran violadas, nos arrancaban la ropa a tirones”. “Pero por qué?” preguntó el obsoleto ingenuamente. Daniel tardaba en su confesión. Luego, mirando al vacío murmuró: “No sé, no sé”. Continuó: “Algunos vi que se les sentaban encima de sus caras y defecaban sobre ellos”. El obsoleto no podía creer esta pesadilla, era como el descenso a los infiernos.

            Daniel tornaría a la vida muy lentamente. Su madre no dejaría la oración. El joven volvió a la casa y pudo empezar a estudiar. Margarita formó un grupo de oración más numeroso, ya no para rezar por la salvación de su hijo, sino para rezar con el hijo por muchos otros jóvenes. El obsoleto ahora se siente como capellán de los que comprendieron que los caminos que Dios nos ofrece son mejores, muchos mejores, que los caminos con que nos tienta el Otro.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Acto Penitencial 2
La ilusión se disipa
Se me revuelven las tripas
Cristo bañado por las lágrimas del cielo...
El prescindir de Dios
La hermosa penitencia
Mujeres creadas para amar y ser amadas
Nuestra Fragilidad
Globalismo vírico
El virus de la violencia

RSS
Nació en 1929 y lleva 63 años buscando conocer y fundirse en el misterio de Dios. Su currículum es extenso, como el rico patrimonio que sus escritos e investigaciones sobre historia, han legado a la cultura y a la iglesia. Es Mauro Matthei, el primer monje benedictino de origen chileno, quien a sus 85 años comparte en Portaluz su pasión por seguir a Cristo según la regla de san Benito; como sus sabias reflexiones.
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

MAYO 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (2 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

AGOSTO 2015 (2 artículos)

JULIO 2015 (4 artículos)

JUNIO 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (4 artículos)

MARZO 2015 (3 artículos)

ENERO 2015 (2 artículos)

DICIEMBRE 2014 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (2 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Joven periodista con neumonía por Covid 19: "Solo rezar y hablar con mi madre hacía que me calmase"
2 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
3 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
4 En tiempos del virus Covid19 seguir el ejemplo de santa Jacinta Marto y estar atentos a Medjugorje
5 En impactante audio sacerdote afectado por Covid-19 llama a ofrecer "la vida, sacerdotalmente, por nuestro pueblo"
6 Video de Adoración Eucarística y bendición Urbi et Orbi ante la pandemia. "La Oración es nuestra arma" alienta el Papa
7 ¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
8 El signo de la cruz
9 El Papa Francisco enseña: "Debemos acostumbrarnos a mirar el crucifijo bajo la luz de la redención"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |