Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 27 de noviembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La apostasía de la sociedad

Actualizado 27 noviembre 2015  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


Aquí recuerdo la frase de Santo Tomás Moro, cuando le dijeron aceptase la boda de Enrique VIII con Ana Bolena: «¿Voy a cambiar la eternidad por veinte años de mi vida? Ni hablar».


En el primer libro de los Macabeos 1,15-16 leemos: «El rey los autorizó a adoptar la legislación gentil; y entonces, acomodándose a las costumbres de los gentiles, construyeron en Jerusalén un gimnasio, disimularon la circuncisión, apostataron de la alianza santa, se juntaron con los gentiles y se vendieron parta hacer el mal».

Actualmente, ¿sucede algo parecido en nuestra Sociedad? Aunque hay muchas cosas buenas en ella, y estos días hemos celebrado el Día de la Iglesia Diocesana, con la ingente labor que la Iglesia está haciendo a favor de los demás en el plano social, de salud, educativo y de catequesis, con miles y miles de personas que dan su tiempo gratis y no se preocupan en salir en los medios de comunicación, sino que tan solo lo que desean es aportar su granito de arena a las tareas de evangelización, sin embargo, junto a esta realidad consoladora, hay otra realidad que es mucho más preocupante y que podemos sintetizar en la pregunta: ¿está apostatando nuestra Sociedad?

Hoy, en efecto, hay muchísima gente que está volviendo la espalda a Dios, sea porque no quiere saber nada de Él, sea porque lo rechaza, cometiendo a veces barbaridades como la de la exposición de Pamplona, sea porque el mensaje evangélico no ha llegado a ellos de una manera audible.

Cuando se habla de Europa y de sus raíces y fundamentos se habla de Atenas, Roma y Jerusalén, Atenas es la Filosofía, Roma el Derecho y Jerusalén la Espiritualidad Se puede añadir la Ilustración, aunque ésta tuvo y tiene muchos puntos negros, como su escasa simpatía hacia las raíces cristianas de Europa, que le llevó en ocasiones a la intolerancia. Un ejemplo de ello fue que, en la afortunadamente fracasada Constitución Europea, el Sr. Giscard d´Estaing, pretendió suprimir la mención a las raíces cristianas de Europa, aunque, casi siempre, el edificio más importante de cualquier ciudad europea, es la catedral o la iglesia principal de la ciudad. Por el contrario los políticos fundadores de Europa, tres grandes estadistas, Adenauer, De Gasperi, Schumann, eran profundamente católicos. De su catolicismo surgió la bandera de Europa, esa bandera azul con doce estrellas, inspirada en la vidriera de la Virgen de la catedral de Estrasburgo, y de la que por tanto podemos decir que es una bandera mariana. La fe es invisible, pero sus obras no. Por ello no es posible negar las raíces cristianas de Europa, pues negarlas es negar la evidencia, una evidencia ante la cual los creyentes, viendo lo que han supuesto las obras de la fe, tenemos el derecho de sentirnos legítimamente orgullosos.

Pero hoy se intenta marginar a Dios y al Catolicismo. Lo característico de una ideología sectaria es que mientras los filósofos medievales tenían la gran frase. «contra el hecho no valen argumentos», aquí por el contrario para quienes niegan el Derecho Natural, como marxistas, laicistas, relativistas y nazis, que coinciden con los otros plenamente en asuntos como la educación y el no respeto para la vida humana, con su aprobación del aborto y dentro de no mucho de la eutanasia, ya legal en varios países, es decir para todas las corrientes que desconocen la existencia de un campo de derechos propios del ser humano anteriores y superiores al Estado mismo, es la realidad la que tiene que acomodarse a la ideología. En consecuencia no saben distinguir la Verdad de la Mentira, el Bien del Mal. En efecto, no hay una Verdad objetiva, el Bien y el Mal son intercambiables, lo que hoy es un derecho mañana es un crimen y al revés, porque la Verdad objetiva simplemente no existe. Con ello es fácil, al no haber un orden moral objetivo, el caer en las mayores aberraciones, como muestra la Historia del siglo pasado. Así nos hacemos egoístas y hedonistas y el sentido de nuestra vida deja de ser la búsqueda de la verdad y del entendimiento racional entre los hombres.

Las consecuencias para la Sociedad son desastrosas. La ideología de género, triunfante hoy en día e hija del marxismo y del relativismo, carece del más mínimo sentido común, está inspirada en el odio y es propia de idiotas. Por ejemplo, el Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades, organismo oficial dependiente del Ministerio de Sanidad, recomienda que, en nuestro país, en nuestras escuelas e Institutos los baños sean mixtos con cabinas individuales, se promocione el orgullo gay y se evite hablar en la educación afectivo sexual del padre y de la madre. Otra cosa común de estas ideologías, es que como todo termina con la muerte, nuestra vida no tiene sentido y la felicidad eterna es inalcanzable. Pero los que permanecemos fieles a Dios, buscamos el Bien y la Verdad, sabemos que Cristo nos ha prometido la felicidad eterna, y esperamos alcanzarla. Aquí recuerdo la frase de Santo Tomás Moro, cuando le dijeron aceptase la boda de Enrique VIII con Ana Bolena: «¿Voy a cambiar la eternidad por veinte años de mi vida? Ni hablar».

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Qué significa ser cardenal
¡Velad!
Una invitación a la madurez. Llorando sobre Jerusalén
Los hijos del diablo, según Jesucristo
Jesús llora
Presentación de la Virgen María
Si te pisan, chilla
Certezas y Verdades
El Informe McCarrick, una dolorosa página de la cual la Iglesia aprende
Solidaridad ante la pandemia

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2015

La apostasía de la sociedad

Ojo con el buenismo

Una victoria del relativismo

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2020 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (2 artículos)

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Acosada por los mismos espíritus que invocaba se suicidó. Lo testimonia su hija que logró liberarse y sobrevivir
2 ¿Porque te amo te mato?: Holanda permitirá la eutanasia para menores de 12 años y España no se queda atrás
3 "Estuve luchando entre la vida y la muerte": Impactante testimonio del Papa Francisco
4 Qué significa ser cardenal
5 Un joven agnóstico dice que tras interpelar a Dios escuchó una respuesta rotunda: "Adoración, adoración"
6 El Papa Francisco anima la fe: "La oración de la adoración … es el fuego vivo del Espíritu"
7 La cara oculta de "Un Curso de Milagros": hablan las víctimas
8 #Noviazgo de tres: "Todos tenemos la libertad de elegir seguir a Jesús, aunque nos juzguen por ello"
9 ¡Velad!
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |