Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 11 de julio de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Mi Ley ideal del aborto y nuestros parlamentarios

Actualizado 4 diciembre 2015  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


En mi artículo «Juicio sobre la Ley española del aborto» me encontré un post que decía literalmente lo siguiente:

«Es muy fácil criticar a los gobiernos por sus leyes de aborto. Lo que no es tan fácil es presentar uno mismo una propuesta escrita, detallada, de lo que sería una ley ideal. Eso es lo que no me parece muy correcto. Creo que siempre que critiquemos al Pp u otro gobierno, deberíamos dar nuestra propuesta clara, no con ambigüedades.Así que esperamos su documento de ley propuesta, estimado padre Trevijano Etcheverría. Y lo mismo es válido para todos los demás que critiquen a Rajoy».

Pues mire mi propuesta sobre cómo debe ser mi Ley ideal del aborto es muy sencilla. Consta de un único artículo que dice simplemente: «Artículo 1. Quedan derogadas la Ley Orgánica 2/2010, de 3 de marzo, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo, así como la Ley Orgánica 11/2015, de 21 de septiembre. Asimismo queda derogada, si en algo sigue en vigor, la Ley Orgánica 9/1985, de 5 de julio. Quedan derogados y vueltos a su redacción anterior los artículos del Código penal que fueron modificados por estas leyes».

Mi ley ideal del aborto es la que defiende el aborto cero. El aborto es un delito porque es un crimen abominable (GS nº 51).

La despenalización del aborto en los pocos casos, si es que hay alguno, en que corre peligro la vida de la madre estaba ya asumida judicialmente con la eximente de extrema necesidad, siendo una patraña que la Ley se hizo para evitar que las mujeres que abortaban pudieran ir a la cárcel. Emplear ese argumento es de sinvergüenzas, porque ¿saben Vds. cuántas mujeres han ido a la cárcel desde la democracia hasta la aprobación de la Ley del aborto, es decir en esos ocho años?: Exactamente cero. Y varios abogados me han dicho que desde bastantes años antes de la muerte de Franco, ninguna mujer ha ido a la cárcel por ese motivo. A quienes sí castigaría es a los que, de cualquier modo, se enriquecen con este infame negocio.

Hay, sin embargo, que tener en cuenta que, desde el punto de vista médico y religioso se acepta el llamado aborto indirecto, La condena del aborto se refiere al aborto directo, no al llamado aborto indirecto. ¿Qué se entiende por éste?: Nos lo dice Pío XII el 26-XI-1951: «Porque si, por ejemplo, la vida de la futura madre, exige una operación quirúrgica u otro tratamiento médico, que puede tener como efecto secundario, de ninguna manera querido o procurado pero inevitable, la muerte del feto, en este caso este acto no puede caer bajo la denominación de ataque directo a la vida inocente. Con estas condiciones, puede permitirse la operación, como otras operaciones médicas semejantes, presumiendo siempre que un bien de gran valor, como es la vida, está en peligro, y que no es posible esperar hasta que nazca el niño ni emplear otro remedio efectivo». Es decir, puede haber casos en que nos veamos obligados a tolerar la muerte del feto inviable, siendo esto precisamente el aborto indirecto, sin que esa muerte pueda ser considerada como homicidio, porque si el feto es viable hay que sacarlo para permitirle que viva.

Personalmente me ha sorprendido que, en el momento actual, todos los Partidos políticos con representación parlamentaria, y casi por unanimidad, estén a favor del aborto y de esa solemne idiotez que es la ideología de género. Y es que el problema es que nuestros parlamentarios no tienen derecho a ser demócratas. Se les pide obediencia ciega y se acabó. Recuerdo un Presidente de la Comunidad Autónoma de la Rioja que no se presentó a la reelección alegando: «tengo ganas de decir No». Si esto lo dice un Presidente de Comunidad Autónoma, imaginemos lo que pasa en otros niveles. La disciplina de Partido es tal, que a nuestros diputados y senadores no se les reconoce de facto los derechos a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión, así como a la libertad de opinión y de expresión (art. 18 y 19 de la Declaración de Derechos Humanos de la ONU), derechos también recogidos por nuestra Constitución en sus artículos 16, 20 y 27. El YouCat, el Catecismo Joven de la Iglesia Católica, hace una referencia a san Juan XXIII que dice: «Hacer violencia a la conciencia de la persona es herirla gravemente, dar el golpe más doloroso a su dignidad. En cierto sentido es más grave que matarla» (nº 297).

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
La nueva normalidad del corazón
La moral del Diablo
Un magisterio para la paz y contra la hipocresía
Evangelizar y reforzar la conciencia de ser pueblo de Dios, liberar el mundo, sanar la Tierra, conquistar el espacio (I)
Estatuas
Cuando el Evangelio resulta difícil
Olvidaron lo fundamental
La perenne normalidad eucarística
Feminismos contrapuestos
Cartas del sobrino a su diablo (XX)

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
DICIEMBRE 2015

Los hijos necesitan de un padre y una madre

Sentido cristiano del celibato

«Relativismo e ideología de género» o sobre cómo hacer el ridículo

Mi Ley ideal del aborto y nuestros parlamentarios

Ver posts de otros meses

JULIO 2020 (1 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 El día en que Padre Pío y Mons. Karol Wojtyla se unieron en oración pidiendo a Dios su misericordia
2 El tratamiento contra el cáncer del actor Val Kilmer y el peligro de la secta Ciencia Cristiana
3 La moral del Diablo
4 La nueva normalidad del corazón
5 Estatuas
6 Se exponen a violentos ataques del demonio quienes usan el exorcismo de León XIII sin estar facultados por la Iglesia
7 Ponte, el escritor homosexual que cuestiona en Italia ley sobre homofobia y transfobia
8 "Ora et Labora". "A Dios rogando y con el mazo dando". Católicos que viven las exigencias del amor fraterno
9 Cartas del sobrino a su diablo (XX)
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |