Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 4 de abril de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Jesús se "encarta" en la Biblia

Actualizado 22 enero 2016  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Jesús Álvarez García, ssp   


Comentario al Evangelio del domingo 24 de enero. Lucas 1,1-4.4,14-21
 

Muchos han tratado de relatar ordenadamente los acontecimientos que se cumplieron entre nosotros, tal como nos fueron transmitidos por aquellos que han sido desde el comienzo testigos oculares y servidores de la Palabra. Por eso, después de informarme cuidadosamente de todo desde los orígenes, yo también he decidido escribir para ti, excelentísimo Teófilo, un relato ordenado, a fin de que conozcas bien la solidez de las enseñanzas que has recibido.

Jesús volvió a Galilea con el poder el Espíritu y su fama se extendió en toda la región. Enseñaba en las sinagogas y todos lo alababan.

 
Jesús fue a Nazaret, donde se había criado; el sábado entró como de costumbre en la sinagoga y se levantó para hacer la lectura. Le presentaron el libro del profeta Isaías y, abriéndolo, encontró el pasaje donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha consagrado por la unción. El me envió a llevar la Buena Noticia a los pobres, a anunciar la liberación a los cautivos y la vista a los ciegos, a dar la libertad a los oprimidos y proclamar un año de gracia del Señor.

 
Jesús cerró el Libro, lo devolvió al ayudante y se sentó. Todos en la sinagoga tenían los ojos fijos en él. Entonces comenzó a decirles: "Hoy se ha cumplido este pasaje de la Escritura que acaban de oír".

 

 
Comentario
 
El evangelista san Lucas no había visto a Jesús en su vida terrena, pero se dedicó a recopilar datos de labios de quienes “han sido testigos oculares y servidores de la Palabra” (Lc 1, 2): los apóstoles, los discípulos, y sobre todo, la misma Madre de Jesús.
 
El Evangelio anuncia la buena noticia de la salvación, cómo se realiza hoy, a través de Cristo, el designio salvador del Padre en sus discípulos esparcidos por todo el mundo. Los seguidores de Jesús hoy, debemos vivir el momento presente como ocasión privilegiada de la presencia de Jesús Resucitado: “Estoy con ustedes todos los días, hasta el fin del mundo” (Mt 28, 20). Lo decisivo es que nosotros estemos unidos con Él: “Como el Padre me ama, así también yo los a ustedes. Permanezcan en mi amor. Como el Padre me ama, también yo los amo a ustedes. Permanezcan en mi amor (Jn15, 10).  
 
Por tanto, no podemos abordar la Palabra de Dios como una simple narración de lo que hizo y dijo Jesús, sino como un encuentro real y personal con el mismo Cristo Resucitado y presente, que nos habla a través de su Palabra escrita, proclamada, y divulgada hoy por todos los medios de comunicación social, que la multiplican casi al infinito, a la velocidad de la luz: 300.000 Km. por segundo; y da la vuelta a la tierra, en unas 13 centésimas de segundo.
 
La predicación y la catequesis no pueden limitarse a lo que pasó con Jesús en su vida terrena, con los discípulos y la gente, sino interpretar lo que se está realizando hoy en mi vida, en la vida de la Iglesia, de la comunidad y de la sociedad, pero siempre a la luz de la Palabra de Dios, y en la perspectiva de nuestra liberación, redención y glorificación eterna.

El mismo Jesús sugiere la condición esencial e infalible para integrarnos eficazmente en su misión: “Quien está unido a mí, produce mucho fruto; pero sin mí, no pueden hacer nada” (Jn 15,5). Se entiende: nada en orden a la salvación y la gloria eterna.
 
El beato Santiago Alberione, fundador de la Familia Paulina, y apóstol de los modernos instrumentos de comunicación social, afirma: “En la Eucaristía, Jesús encarnado se nos da como alimento, y en la Biblia, Jesús se nos entrega encartado (encarnado en papel impreso). Lo mismo se diga de todos los demás medios de comunicación que vayan apareciendo.
 
La Palabra de Dios está al mismo nivel que la Eucaristía: presencia viva de Cristo resucitado, que en las Escrituras nos habla y en la Eucaristía nos alimenta.
 
¿Cuánto nos falta para creer y vivir a fondo estas divinas y eternas realidades?


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Acto Penitencial 3
La ilusión se disipa
Se me revuelven las tripas
Cristo bañado por las lágrimas del cielo...
El prescindir de Dios
La hermosa penitencia
Mujeres creadas para amar y ser amadas
Nuestra Fragilidad
Globalismo vírico
El virus de la violencia

RSS
Jesús Álvarez García, ssp es sacerdote de la Sociedad de San Pablo, español y residente en Chile. Teólogo de la Universidad Gregoriana de Roma.
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (2 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2013 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 No. Los astrólogos y los videntes no predijeron el coronavirus, ni pueden predecir nada
2 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
3 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
4 En su noche oscura, colapsada por las crisis de pánico, Pauline conoció el amor de Dios Padre
5 El exorcista italiano Paolo Carlin: "es imposible conciliar la perspectiva de la New Age y la cristiana"
6 Joven periodista con neumonía por Covid 19: "Solo rezar y hablar con mi madre hacía que me calmase"
7 Beato Ceferino, "El Pelé": Gitano martirizado por su devoción al rosario
8 Acto Penitencial 3
9 Ante el Día de las Víctimas del Terrorismo
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |