Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 7 de diciembre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La paz que trae Jesús

Actualizado 12 agosto 2016  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Raniero Cantalamessa   


Comentario al Evangelio del domingo 14 de agosto. Lucas 12,49-53
 


“Este fragmento del Evangelio contiene algunas de las palabras más provocadoras pronunciadas por Jesús. (...) ¡Y pensar que estas palabras las pronuncia la misma persona cuyo nacimiento fue saludado con las palabras “paz en la tierra a los hombres” y que durante su vida había proclamado: “Bienaventurados los que trabajan por la paz”. (...) ¿Cómo se explica esta contradicción?

Es muy simple. Se trata de ver cuál es la paz y la unidad que Jesús ha venido a traernos, y cuál es la paz y la unidad que ha venido a quitar. Él ha venido a traer la paz y la unidad en el bien, la que conduce a la vida eterna; y ha venido a quitar esa falsa paz y unidad que sólo sirve para adormecer las conciencias y llevar a la ruina.

No es que Jesús haya venido para traer la división y la guerra deliberadamente, sino que de su venida resultan inevitablemente divisiones y contrastes, porque Él pone a las personas ante una elección. Y ante la necesidad de decidir, la libertad humana reaccionará de modos distintos. La palabra y la misma persona de Jesús harán que salga a la superficie lo que está más escondido en las profundidades del corazón humano. El viejo Simeón lo predijo cuando tomó en brazos al niño Jesús: “Este niño será causa de caída y de elevación para muchos en Israel; será signo de contradicción. Así se manifestarán claramente los pensamientos íntimos de muchos” (Lucas 2, 35).

La primera víctima de esta contradicción, el primero a sufrir por la “división” que ha venido a traer a la tierra será precisamente Él, que perderá la vida. Después de Él, la persona más directamente implicada en este drama es María, su madre, a la que Simeón en aquella ocasión dijo: “Y también a ti una espada te atravesará el corazón”.

El propio Jesús distingue dos tipos de paz. Dice a los apóstoles: “Les dejo la paz, les doy mi paz, pero no como la da el mundo. ¡No se inquieten ni teman!” (Juan 14,27). Después de haber destruido, mediante su muerte, la falsa paz y unidad del género humano en el mal y el pecado, inaugura la nueva paz y unidad que son fruto del Espíritu. Esa es la paz que ofrece a los apóstoles la tarde de Pascual diciendo: “¡La paz esté con ustedes!”.

Jesús dice que esta “división” puede darse incluso dentro de la familia: entre padre e hijo, madre e hija, hermano y hermana, nuera y suegra. Y lamentablemente sabemos que en ocasiones esto es cierto y doloroso. La persona que ha descubierto al Señor y quiere seguirlo en serio se encuentra a menudo en la difícil situación de tener que elegir: o contentar a los de casa y descuidar a Dios y las prácticas religiosas, o seguir éstas y entrar en contraste con los suyos que le echarán en cara cada minuto empleado para Dios y en las prácticas de piedad.

Pero el contraste va aún más allá, dentro de la persona misma, y se configura como lucha entre la carne y el espíritu, entre la llamada del egoísmo y de los sentidos y la de la conciencia. La división y el conflicto comienzan dentro de nosotros. San Pablo lo ilustró de maravilla: “La carne tiene deseos contrarios a los del espíritu, y el espíritu contrarios a los de la carne. Ambos luchan entre sí y por eso, ustedes no pueden hacer todo el bien que quieren”.

El hombre se aferra a su pequeña paz y tranquilidad, aunque ésta sea precaria e ilusoria; y esta imagen de Jesús que viene a traer la división puede llevarle a considerar a Cristo como un enemigo de su paz. Hemos de tratar de superar esta impresión y darnos cuenta de que también esto es amor por parte de Jesús, quizá el más puro y genuino”.


Fuente: News.va


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Anclándonos en la bondad de Dios
El maravilloso plan de Dios
Virgen de la Medalla Milagrosa
"Sigo creyendo en el ser humano"
Liga Estudiantil Anticristiana de China de 1922: Preparando la persecución
Estado totalitario
El día contra la violencia «de género»
Jesucristo Rey del universo y de los corazones
¿Qué hay en Busubi?
Desengáñese de sus señorías

RSS
P. Raniero Cantalamessa, de la Orden de los Frailes Menores Capuchinos, es doctor en Teología, Predicador de la Casa Pontificia.
ARCHIVO
AGOSTO 2016

La paz que trae Jesús

Velad y estad preparados

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

MAYO 2019 (1 artículos)

ABRIL 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (1 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (4 artículos)

AGOSTO 2016 (2 artículos)

JULIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (1 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

OCTUBRE 2014 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2014 (3 artículos)

JULIO 2014 (3 artículos)

JUNIO 2014 (3 artículos)

MAYO 2014 (3 artículos)

ABRIL 2014 (2 artículos)

MARZO 2014 (3 artículos)

ENERO 2014 (2 artículos)

DICIEMBRE 2013 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (2 artículos)

OCTUBRE 2013 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2013 (2 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Exorcista Beppino Co´ alerta sobre el "arma secreta" y otras tácticas que hoy usa Satanás
2 Tomasito, un querido ángel del Papa Francisco
3 La desconocida historia de la columna que en Roma honra al dogma de la Inmaculada
4 En reciente aparición a joven campesino la Virgen reitera lo dicho en Fátima. Multitudes acuden al lugar
5 Para matrimonios en crisis exorcista comparte el testimonio de su madre sobre el Sagrado Corazón de Jesús
6 Conmovedora adoración de tres "Hijas de María" ante la Preciosísima Sangre de Cristo derramada accidentalmente
7 Paternidad sobrenatural y seguimiento de Cristo: Defensa del celibato del p. Carter Griffin
8 Video testimonio de una niña que volvió a caminar, orando en la gruta de Lourdes
9 El rosario, la Virgen, una mística y la sed de Dios hicieron de William testigo y custodio de reliquias de Santa Mariam
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |