Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 16 de octubre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Corruptos y puritanos

Actualizado 23 septiembre 2016  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Juan Manuel de Prada   


«Cuando los gobernantes se dedican a exaltar el mal, a propagar el error, a saquear los bienes morales que constituyen la principal riqueza de un pueblo, es natural que acaben organizándose como bandas de ladrones, mientras el pueblo chapotea en la sentina de los vicios.»
 


En estos días en que la corrupción salpica a capitostes sociatas y peperos que llegaron a ocupar puestos de gobierno, recupera toda su vigencia aquella pregunta que San Agustín se hacía en La ciudad de Dios: “Si de los gobiernos quitamos la justicia, ¿en qué se convierten, sino en bandas de ladrones?”. El puritanismo propio de nuestra época se rasga las vestiduras y pone el grito en el cielo, para excitar la demogresca y avivar el resentimiento social contra esos políticos que saquean nuestros bienes materiales. Pero la corrupción de nuestros gobernantes es la consecuencia natural de una política que ha abjurado de su misión primordial, que no es otra sino la protección de los bienes morales, la defensa de la verdad y el bien, la exaltación de las virtudes; pues esto es lo justo, según nos enseñaba San Agustín. Cuando los gobernantes se dedican a exaltar el mal, a propagar el error, a saquear los bienes morales que constituyen la principal riqueza de un pueblo, es natural que acaben organizándose como bandas de ladrones, mientras el pueblo chapotea en la sentina de los vicios.
 
 En un mundo donde la muerte del inocente, la opresión del pobre, la perversión del orden natural y la defraudación del jornal del trabajador (lo que antaño se llamaban pecados que claman al cielo) campean por sus fueros, protegidas y fomentadas por leyes inicuas, resulta natural que nuestros gobernantes se dediquen a la rapiña. Pues es inevitable que, allá donde los bienes morales son sistemáticamente pisoteados y escarnecidos, afloren las ambiciones impacientes y la avidez de riquezas. Y seguirán aflorando de formas cada vez más aberrantes y sistémicas, mientras no tengamos gobernantes que restablezcan los bienes morales. Cuando alguien se rasga las vestiduras por tal o cual corruptela de nuestros gobernantes sin clamar por el restablecimiento de los bienes morales, podemos estar seguros de que nos hallamos ante un puritano hipócrita.
 
 El puritanismo es el vicio disfrazado con las plumas de pavo real de la virtud. El puritanismo es la hipocresía repugnante del pelagiano, que piensa que por sus propios medios puede ser perfecto e irreprochable, negando la debilidad de la naturaleza humana. Mucho más asco que el político que sucumbe a la corrupción nos despierta el puritano que lo señala y condena, mientras aplaude y fomenta las condiciones ambientales que propician la corrupción, mientras pisotea y escarnece los bienes morales que actúan de freno contra la corrupción, mientras aprueba leyes y favorece costumbres que claman al cielo. Por eso, peores aún que los corruptos pillados con las manos en la masa son esos politiquillos de nuevo cuño que, a la vez que potencian y exaltan eufóricos la destrucción de nuestros bienes morales, posan ante la galería como látigos de la corrupción, como si su naturaleza no estuviese herida por el pecado original, como si su puritanismo los protegiera contra las debilidades de los demás hombres. Estos son aún más repugnantes que aquel fariseo de la parábola evangélica, que rezaba: “Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres: ladrones, injustos, adúlteros”. Pues estos, que son injustos y adúlteros hasta las cachas (y se enorgullecen de ello, y pretenden que el pueblo reducido a piara también lo sea), pretenden grotescamente convencernos de que no son ladrones, ni lo serán nunca.
 
 Cuando se encaramen a la cucaña del poder, dejarán a estos corruptos convertidos en aficionados de la sisa. Porque sólo puede combatir la corrupción el gobernante que, conociendo la débil naturaleza humana, se impone como misión primordial de su acción política el restablecimiento de los bienes morales.


Fuente: ABC.es


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Un camino interior hacia Dios
Tibios y cobardes
Una muy importante noticia silenciada
"Cuestionamientos al Sínodo Amazónico"
El secreto de confesión
La llegada de refugiados, antiguos y nuevos
La única Cruz que salva
Stefan Wyszynski: Cuando la fe se hace carne
Acusaciones contra los seres humanos
El perfume de la humildad

RSS
Juan Manuel de Prada es un escritor español y articulista en diversos medios de comunicación.
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2016

Corruptos y puritanos

Burkini

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2019 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (1 artículos)

AGOSTO 2019 (4 artículos)

JULIO 2019 (3 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (3 artículos)

ABRIL 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (1 artículos)

DICIEMBRE 2018 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (2 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

JULIO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (3 artículos)

MARZO 2018 (4 artículos)

ENERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (4 artículos)

JULIO 2017 (2 artículos)

JUNIO 2017 (3 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (3 artículos)

ENERO 2017 (3 artículos)

DICIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (2 artículos)

AGOSTO 2016 (2 artículos)

JUNIO 2016 (2 artículos)

ABRIL 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Padre Gerardo Piñeros alerta de "una fuerte actividad demoníaca" durante octubre que culmina en Halloween
2 Exorcista Luis Escobar: Nuestra Señora del Rosario de Fátima visita Chile dando "una particular batalla contra el demonio"
3 ¡Ateos y anticlericales reconocen milagro ocurrido en Fátima!
4 No existe un gen gay, concluye reciente estudio científico. Consecuencias legales analizadas por el sociólogo Paul Sullins
5 Monseñor Felipe Bacarreza revela impactantes detalles de su viaje a Medjugorje, la aldea donde se aparece la Virgen
6 Confesiones de un cura: "Mi vida había perdido el rumbo. En un Confesionario cambió y comenzó todo"
7 "Cuestionamientos al Sínodo Amazónico"
8 Sanando almas en las cárceles mediante el rezo del rosario… y el rugby
9 Una muy importante noticia silenciada
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |