Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 31 de marzo de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La frecuencia de la confesión

Actualizado 7 octubre 2016  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. José Antonio Fortea   


En la época de San Agustín, por ejemplo, la confesión era algo que se hacía cada mucho tiempo, sin que se pueda precisar con seguridad cada cuanto tiempo. Pero cuando un cristiano recibía el perdón de parte de un presbítero en nombre de Dios, recibía esa absolución con gran arrepentimiento, con gran consciencia de estar recibiendo un misterio muy sagrado. Uno se preparaba mucho y después cumplía una penitencia que no era pequeña.

Hablemos primero de la frecuencia ideal si uno no tiene sobre su conciencia pecados graves, admitiendo que sobre este particular caben opiniones diversas entre confesores que son lícitas. Para una persona que lucha por la santidad y tiene un horario regular de oración mental, la frecuencia ideal sería una vez a la semana. Pero hay que evitar que esta práctica se convierta en algo rutinario que no se valora.

Si alguien no tiene pecados graves y considera que prefiere hacer una confesión al mes, para hacerla con mayor preparación y mayor arrepentimiento, tampoco hay nada reprobable en ello. En cualquier caso, todos los cristianos como mínimo conviene que se confiesen una vez al año. Pero estoy hablando de la frecuencia más pequeña posible. Lo normal para cristianos que viven en gracia de Dios será confesarse varias veces al año.

Ahora bien, si hay pecados graves, entonces uno debe confesarse cuanto antes. Lo mejor es ese mismo día o al día siguiente. Hay que evitar que los pecados echen raíces. Hay que evitar que el alma se acostumbre a vivir en pecado ni un solo día.

Pero si los pecados graves ocurren con demasiada frecuencia, es preferible que la confesión no se repita más de una vez a la semana, sin comulgar mientras tanto. De lo contrario, el penitente puede acostumbrarse a recibir un misterio tan sagrado cada dos o tres días. Lo cual es una frecuencia que indica que uno no tiene un propósito de enmienda fuerte sino débil.

Podemos pedir perdón a Dios cada día por nuestras faltas. Pero la confesión es un misterio muy grandioso para repetirlo continuamente. Como excepción uno sí que puede confesarse varias veces a la semana. Pero como norma, para toda la vida, no conviene. Significaría devaluar el sacramento. Si una persona sólo resiste un par de días antes de pecar gravemente, tiene que hacer más oración y más penitencia antes de acercarse a este misterio sacramental.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
El signo de la cruz
Cristo bañado por las lágrimas del cielo...
El prescindir de Dios
La hermosa penitencia
Mujeres creadas para amar y ser amadas
Nuestra Fragilidad
Globalismo vírico
El virus de la violencia
El aniversario de un Papa que nos guía acompañándonos
¿Quién es Dios?

RSS
P. José Antonio Fortea es sacerdote español, Licenciado en teología, escritor y experto en demonología.
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

JUNIO 2019 (1 artículos)

ENERO 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (3 artículos)

JULIO 2018 (2 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (1 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

JULIO 2017 (3 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

ENERO 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (1 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (3 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (2 artículos)

ENERO 2016 (2 artículos)

DICIEMBRE 2015 (2 artículos)

MARZO 2015 (2 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

ABRIL 2014 (1 artículos)

MARZO 2014 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Joven periodista con neumonía por Covid 19: "Solo rezar y hablar con mi madre hacía que me calmase"
2 Beato Ceferino, "El Pelé": Gitano martirizado por su devoción al rosario
3 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
4 ¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
5 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
6 Video de Adoración Eucarística y bendición Urbi et Orbi ante la pandemia. "La Oración es nuestra arma" alienta el Papa
7 Nació tetrapléjico y le atribuyeron deficiencia mental. Pero sería un destacado científico y autor de "la Salve"
8 El padre Giuseppe fallece tras ceder a un joven desconocido el respirador artificial que sus feligreses le habían enviado
9 Asociación Internacional de Exorcistas: No tenemos evidencia que el demonio sea la causa eficiente del Covid 19
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |