Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 17 de agosto de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Navidad, ¿celebración civil o religiosa?

Actualizado 23 diciembre 2016  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Luis-Fernando Valdés López   
 

La Navidad se ha convertido en una festividad que alegra las ciudades de todo el mundo. Algunos dicen que el comercio y la globalización le quitaron su sentido religioso; otros afirman que lo importante es reunirse con su familia. ¿Cómo se debe celebrar la Navidad?
 
1. La Navidad, bajo la dialéctica de lo civil y lo religioso. En ocasiones se suele ver los festejos civiles de la Navidad en contraposición con el sentido religioso de esta fiesta. He escuchado quejas como ésta: “Nos secularizaron la Navidad”; o bien, su contraria: “¿por qué la Iglesia opina sobre cómo vivir la Navidad?”.

Ambas tienen algo de cierto, pero ninguna de las dos llega al fondo de la cuestión, que es el sentido profundamente humano de las fiestas.
 
2. Festejar nos hace más humanos. Los seres humanos manifestamos lo más espiritual –como el amor, la gratitud, nuestra historia, etc.– mediante nuestros sentidos. Así, las reuniones con familiares y amigos nos hacen expresar el amor y el gozo mediante los diversos aspectos de nuestra naturaleza humana: comida y bebida, música y bailes, discursos y plegarias, etc.

Cuando hacemos esto, ponemos en sintonía nuestros valores espirituales con nuestros sentimientos y nuestros sentidos, y por eso las celebraciones nos hacen más humanos, es decir, nos ayudan poco a poco a ser mejores personas y mejores ciudadanos.
 
3. Para superar aquella dialéctica. Es relativamente reciente la dicotomía entre lo civil y lo religioso, pues data de la Ilustración (finales del s. SVIII). En cambio, durante milenios, las fiestas civiles y la religiosas han convivido en una misma fecha, y han pasado de un sentido cívico a otro sobrenatural, con bastante naturalidad.

En el caso de la Navidad, los romanos celebraban el 25 de diciembre la fiesta del “Natalis Solis Invicti” o ‘Nacimiento del Sol invicto’, asociada al nacimiento de Apolo. Y los cristianos tomaron esa fiesta para hablar del Nacimiento de Cristo, verdadero Sol que ilumina al mundo.

En las últimas décadas, ha sucedido lo contrario: que esta fiesta religiosa de la Navidad se ha convertido en una celebración familiar, con cierto sentido comercial, y que está a nivel global, pues se vive incluso los países no cristianos (como Japón o Palestina).

Para superar la dialéctica, es importante entonces buscar lo que nos une, que es celebrar una fiesta que nos haga más humanos, más cercanos a nuestras propias familias, y más abiertos a quien le da un sentido diferente al nuestro.
 
3. El sentido religioso de la Navidad. El motivo espiritual de esta fiesta sigue vigente, y por eso también hoy millones de personas se reúnen en torno al altar y en torno a la mesa familiar para celebrar el Nacimiento de Jesús.

Ese sentido sobrenatural es profundo, pues celebra que Dios se hace ser humano, sin dejar de ser Dios. Esto significa que Dios es cercano, “Dios con nosotros” (eso significa “Emmanuel”). Jesucristo es Dios que se convierte en uno de los nuestros, quien asume y da un valor sobrenatural, a las realidades humanas: la familia, el amor, la amistad, el trabajo, la alegría y las penas.
 
Aunque en algunos ambientes, las fiestas navideñas tengan un cierto predominio comercial, vale la pena retomar sus dos sentidos, tanto el sentido festivo que nos humaniza y nos hace compartir el amor familiar, como el sentido religioso que nos invita a agradecer a Jesús, Dios hecho hombre, por su cercanía y por asumir todo lo que amamos en esta tierra.

¡Feliz Navidad para todos los lectores de “Portaluz”!


@FeyRazon   lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Tan necesario como el agua
Conocimiento y felicidad
Comprensión Divina
Moro, el humanista cristiano
Supremacismo
Liberalismo y socialismo (y II)
Amigos y salud mental
Restos humanos bajo la Nunciatura
Avalanchas de mentiras y héroes de la verdad
Valoremos tantas cosas buenas que hay

RSS
Luis-Fernando Valdés López es sacerdote, incardinado a la Prelatura del Opus Dei, Doctor en Sagrada Teología (STD), Capellán de la Universidad Panamericana – Campus México, Profesor del Departamento de Humanidades – UP México y columnista regular en diversos medios de comunicación digital por más de una década. Se puede acceder a sus publicaciones en el blog columnafeyrazon.blogspot.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2016

Francisco explica la reforma de la curia vaticana

Navidad, ¿celebración civil o religiosa?

Conocí a un obispo enamorado de Dios

"Medicamentos" para las heridas sociales

Niños soldados, un drama olvidado

Ver posts de otros meses

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

ENERO 2019 (4 artículos)

DICIEMBRE 2018 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (5 artículos)

AGOSTO 2018 (3 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (4 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (3 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (4 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (5 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Las razones de una fiscal para afirmar que su accidente cerebrovascular fue "una bendición de Dios"
2 Tan necesario como el agua
3 Si es de día o es de noche allí están los adoradores: "Oramos por el mundo entero"
4 "El deseo de Dios se me hizo irresistible": La vital confesión de un joven que pronto será sacerdote
5 El adolescente que atrapó la intimidad espiritual de padre Pío con su cámara fotográfica
6 El impactante relato de cómo vio la Asunción de la Virgen una testigo privilegiada
7 Papa Francisco reitera llamado a respetar la dignidad de cada ser humano
8 Actriz de Televisa confidencia el desastre que padeció por la Cienciología, la Ouija y el Tarot
9 La carta del Papa Francisco a los sacerdotes. Versión original y completa
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |