Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 25 de junio de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Disturbios en Jerusalén. ¿Cómo superar la violencia religiosa?

Actualizado 1 agosto 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Luis-Fernando Valdés López   


Días de enfrentamientos entre fieles musulmanes y policías israelíes frente a los lugares santos. ¿Existe realmente una posibilidad de que las grandes religiones convivan en paz?
 
1. ¿Cómo surgió esta nueva ola de violencia? El pasado jueves (27 jul. 2017), más de cien palestinos resultaron heridos por enfrentamientos con la policía, en la Explanada de las Mezquitas (Ciudad Vieja de Jerusalén).

El reciente conflicto inició el pasado 14 de julio con el asesinato de dos policías israelíes, cerca del lugar santo islámico Haram al Sharif (Noble Santuario), conocido por los judíos como Monte del Templo. (BBC, 14 jul. 2017)

Por ese hecho, las autoridades de Israel establecieron un cerco de control, con detectores de metales y cámaras, en torno al acceso a ese recinto. Como protesta, los fieles islámicos habían rezado en la calle durante los últimos días. Cuando el pasado jueves fueron retiradas esas instalaciones de seguridad, la afluencia de fieles se salió de control y provocó el reciente enfrentamiento con la policía. (El Universal, 28 jul. 2017)
 
2. De la discordia a la reunión. Jerusalén es un lugar privilegiado, pues es considerada una ciudad sagrada para los judíos, desde que en el siglo X a. C, el rey David la escogió para construir ahí el Templo; para los cristianos, porque ahí murió y resucitó Jesús; y por los musulmanes, que sostienen que Mahoma (s. VII) la visitó en un viaje nocturno y ascendió a los cielos desde ella.

Desde el punto de vista religioso, los líderes de las tres grandes religiones ha hecho esfuerzos para promover la convivencia pacífica de esas tres confesiones en Jerusalén.

En mayo de 2014, el Papa Francisco se reunió en el mismo Muro de las Lamentaciones, con el rabino argentino Abraham Skorka, y el líder musulmán argentino, Omar Abboud. Con un inolvidable abrazo, los tres líderes formalizaron sus deseos de paz entre las religiones.
 
3. Cambiar de paradigmas. Cuando surgen enfrentamientos en los lugares santos, se envía un mensaje de que “las religiones fomentan la violencia y la intolerancia”. Para superar esta visión violenta de la religión, hace falta cambiar algunos paradigmas, que inciden en el modo de considerar la religión. Se trata de dos enfoques que ha desarrollado el cristianismo, y han funcionado.

El primero de ellos es la separación de la Iglesia y del Estado. Aunque se llegó a este cambio por una vía violenta, como la Ilustración en Francia o la Reforma en México, la experiencia ha sido importante, porque el Catolicismo se ha desligado de nacionalismos y visiones políticas, y se ha enfocado en su misión religiosa abierta a todas las personas, sin importar su nacionalidad o su ideología.

El otro enfoque es poner el acento en la “dignidad” de la persona y no en la “religión verdadera”. El Concilio Vaticano II, en la declaración “Dignitatis Humanae” (1965), cambió del paradigma de los derechos de la verdad al respeto de la conciencia de cada persona.

No se trata de negar la verdad del cristianismo, sino de reconocer que la verdad religiosa no se puede imponer por la fuerza a nadie, ni se puede agredir a nadie por profesar una religión “equivocada”.
 
Epílogo. Paradójicamente, Jerusalén significa “Casa de la Paz”, pero para que así sea, las religiones que ahí convergen necesitan abordar un gran proceso cultural para dejar de identificar la afiliación religiosa con la afiliación nacional. Junto con eso, es importante que en occidente sigamos enfatizando que la dignidad humana y el respeto a la conciencia son el fundamento de la libertad religiosa.


@FeyRazon   lfvaldes@gmail.com
http://www.columnafeyrazon.blogspot.com

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Nuestro verdadero enemigo
Aclaración antropológica
Algunos males de los sistemas democráticos
II Carta abierta a Su Santidad el Papa Francisco…
La incompatibilidad de la Ideología de Género con la Fe
Hipocresía tecnológica
Nuestros orígenes: lo que somos y podemos ser
Y el Espíritu Santo actuó en Forli
Ir a la raíz de la migración
Laicismo y ¿sociedad adulta?

RSS
Luis-Fernando Valdés López es sacerdote, incardinado a la Prelatura del Opus Dei, Doctor en Sagrada Teología (STD), Capellán de la Universidad Panamericana – Campus México, Profesor del Departamento de Humanidades – UP México y columnista regular en diversos medios de comunicación digital por más de una década. Se puede acceder a sus publicaciones en el blog columnafeyrazon.blogspot.com
ARCHIVO
AGOSTO 2017

Acercamiento del Vaticano a Moscú, ¿religión o política?

Donde el racismo eclipsó a la razón

La industria que fabrica humanos

Alternativas para el "suicidio demográfico"

Disturbios en Jerusalén. ¿Cómo superar la violencia religiosa?

Ver posts de otros meses

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

ENERO 2019 (4 artículos)

DICIEMBRE 2018 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (5 artículos)

AGOSTO 2018 (3 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (4 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (3 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (4 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (5 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 II Carta abierta a Su Santidad el Papa Francisco…
2 Antoine Payeur no se dejó seducir por los vicios y da testimonio: "Para mí, vivir es Cristo"
3 El exorcista chileno Luis Escobar advierte a los católicos sobre la relación con los "Mandalas"
4 ¡Católicos, es preferible el martirio antes que traicionar a Cristo! La lección de Franz un objetor de conciencia
5 Papa Francisco: El Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo "desata en nososotros la fuerza del amor"
6 "Nuestra Señora de los Quebrantados" estremece corazones sufrientes en Chicago y por todo Estados Unidos
7 Algunos males de los sistemas democráticos
8 Aclaración antropológica
9 "#No te calles Cuéntalo": El libro que muestra su eficiencia para prevenir los abusos y también destaparlos
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |