Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 23 de agosto de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Basta ya de fanatismo religioso

Basta ya de fanatismo religioso
Actualizado 15 diciembre 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Luis-Fernando Valdés López   


Una reflexión para el final del año. La violencia religiosa, que eclipsa la verdad y atropella al hombre, no forma parte de la auténtica religiosidad; pero, ¿qué se puede hacer para solucionar de raíz el problema del fanatismo religioso?
 
1. Las víctimas del fanatismo religioso. En los últimos años, por la eficacia a los medios de comunicación, hemos seguido de cerca el dolor que la violencia perpetrada a nombre de Dios ha infligido a personas inocentes de Afganistán, Bangladesh, Bélgica, Burkina Faso, Egipto, Francia, Alemania, Inglaterra, Jordania, Irak, Nigeria, Pakistán, Estados Unidos de América, Túnez y Turquía.
Como señaló en su momento el Papa Francisco, se trata de “gestos viles, que usan a los niños para asesinar, como en Nigeria; toman como objetivo a quien reza, como en la Catedral copta de El Cairo, a quien viaja o trabaja, como en Bruselas, a quien pasea por las calles de la ciudad, como en Niza o en Berlín, o sencillamente celebra la llegada del año nuevo, como en Estambul.” (Discurso, 9 enero 2017)
 
2. La raíz del fundamentalismo religioso. Aunque los terroristas utilizan como pretexto la defensa de la Ley de Dios, la realidad es que tratan de implantar una “voluntad de dominio y de poder”. Así lo explicó el Papa, y añadió que se trata de una “locura homicida que usa el nombre de Dios para sembrar muerte”. (Ibidem)

Para Francisco, la causa del terrorismo fundamentalista es una “grave miseria espiritual”, vinculada también a menudo a una considerable pobreza social. En efecto, nos damos cuenta que entre personas que carecen de toda oportunidad de desarrollo es fácil hacer una “leva” a nombre de la esperanza de un mundo mejor, que advendría cuando se acaben los “herejes”.
 
3. El papel de las autoridades religiosas. Para acabar con esa miseria espiritual que da pie al surgimiento de movimientos terroristas pseudo-religiosos, se requiere por una parte de mejorar las condiciones de vida (lo cual corresponde a las autoridades civiles), y por otra enseñar los verdaderos valores religiosos (lo cual es cometido de los líderes espirituales).

Una tarea que corresponde a los dirigentes de las religiones para evitar la violencia es transmitir aquellos valores religiosos que “no admiten una contraposición entre el temor de Dios y el amor por el prójimo” (ibídem).

Esto significa que nunca se puede atacar a los hombres bajo el pretexto de cumplir un mandato divino. Por eso, con mucha fuerza, en diversas ocasiones, el Papa Francisco ha hecho “un llamamiento a todas las autoridades religiosas para que unidos reafirmen con fuerza que nunca se puede matar en nombre de Dios”.
 
4. Educación cívica para evitar los fanatismos religiosos. También los poderes civiles tiene una tarea en este tema. En primer lugar, según explica el Pontífice, les corresponde garantizar en el espacio público el derecho a la libertad religiosa y, a la vez, fomentar que no se vean como contrarias la pertenencia social y la dimensión espiritual de sus ciudadanos.

A las autoridades civiles también les corresponde la responsabilidad de “evitar que se den las condiciones favorables para la propagación de los fundamentalismos” (ibídem). En concreto, deben establecer adecuadas políticas sociales que combatan las raíces del problema: la pobreza y la desintegración familiar.
 
Epílogo. Está por terminar el 2017, que nos deja por una parte una gran lección de diálogo ecuménico con motivo de los 500 años de la Reforma protestante; pero también este año quedarán en el recuerdo las víctimas del fanatismo religioso. Aguardamos el nuevo año con la esperanza de que las religiones vuelvan a ser factor de paz y unidad, y de que jamás vuelvan a ser utilizadas  como pretexto para el odio

 
@FeyRazon   lfvaldes@gmail.com



 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Pornoadictos
Creo en Dios y en la Vida
Tan necesario como el agua
Conocimiento y felicidad
Comprensión Divina
Moro, el humanista cristiano
Supremacismo
Liberalismo y socialismo (y II)
Amigos y salud mental
Restos humanos bajo la Nunciatura

RSS
Luis-Fernando Valdés López es sacerdote, incardinado a la Prelatura del Opus Dei, Doctor en Sagrada Teología (STD), Capellán de la Universidad Panamericana – Campus México, Profesor del Departamento de Humanidades – UP México y columnista regular en diversos medios de comunicación digital por más de una década. Se puede acceder a sus publicaciones en el blog columnafeyrazon.blogspot.com
ARCHIVO
DICIEMBRE 2017

La otra historia detrás de las guerras

Navidad, ¿una fiesta pagana del Sol?

Basta ya de fanatismo religioso

¿Por qué el Papa pide dejar prejuicios sobre Lutero?

El más difícil viaje del Papa

Ver posts de otros meses

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

ENERO 2019 (4 artículos)

DICIEMBRE 2018 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (4 artículos)

OCTUBRE 2018 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (5 artículos)

AGOSTO 2018 (3 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (4 artículos)

MAYO 2018 (4 artículos)

ABRIL 2018 (4 artículos)

MARZO 2018 (5 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (3 artículos)

DICIEMBRE 2017 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (4 artículos)

OCTUBRE 2017 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (5 artículos)

AGOSTO 2017 (5 artículos)

JULIO 2017 (3 artículos)

JUNIO 2017 (5 artículos)

MAYO 2017 (4 artículos)

ABRIL 2017 (4 artículos)

MARZO 2017 (5 artículos)

FEBRERO 2017 (1 artículos)

ENERO 2017 (4 artículos)

DICIEMBRE 2016 (5 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (5 artículos)

AGOSTO 2016 (4 artículos)

JULIO 2016 (5 artículos)

JUNIO 2016 (3 artículos)

MAYO 2016 (4 artículos)

ABRIL 2016 (4 artículos)

MARZO 2016 (4 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

OCTUBRE 2015 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2015 (4 artículos)

JULIO 2015 (5 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Padre Bamonte líder de los Exorcistas: ¡Los demonios reconocen que el Corazón Inmaculado de María triunfará!
2 El impactante relato de cómo vio la Asunción de la Virgen una testigo privilegiada
3 Futbolista alemán Patrick Kaesberg no logró resistir el llamado de Cristo y es ordenado sacerdote
4 Las razones de una fiscal para afirmar que su accidente cerebrovascular fue "una bendición de Dios"
5 Avalanchas de mentiras y héroes de la verdad
6 El físico teórico agnóstico Marcelo Gleiser cuestiona "la arrogancia de algunos científicos"
7 Actriz de Televisa confidencia el desastre que padeció por la Cienciología, la Ouija y el Tarot
8 Mons. Bizzeti, pastor de un territorio cuyo anterior vicario apostólico fue asesinado por un furibundo musulmán
9 Creo en Dios y en la Vida
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |