Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 18 de septiembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La Ley Moral y Dios

La Ley Moral y Dios
Actualizado 4 junio 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


La pregunta sobre Dios, si existe o no realmente, es una de las preguntas más importantes, si no la más importante, que podemos hacernos. De su respuesta depende en buena parte cómo vivimos y a qué valores damos realmente importancia, aunque no termine con nuestras incoherencias. Es indiscutible también que la fe apenas está presente en nuestra Sociedad y que los creyentes vamos contracorriente, por lo que vivir la fe necesita coraje y determinación, mientras el ateísmo teórico o práctico está de moda. Pero Ciencia y Fe se complementan, porque las dos tienen a Dios como autor, las dos buscan la Verdad, y como decía Einstein «la ciencia sin religión es coja, la religión sin ciencia es ciega».
 
«La ley moral proviene de Dios y en Él tiene siempre su origen» (Encíclica de Juan Pablo II, Veritatis splendor nº 40). La ley moral necesita de un Dios que se preocupa de los seres humanos, pues tan solo el convencimiento de que hay un Dios que vela por los hombres impide hundirse en las más profundas degradaciones y atrocidades, como nos muestran las criminales ideologías nazis, comunistas, relativistas, positivistas y de género. La luz de la fe es fuente de conocimiento para el obrar moral, pues como dice el Concilio Vaticano II «fue voluntad de Dios, el santificar y salvar a los hombres, no aisladamente, sin conexión alguna de unos con otros, sino constituyendo un pueblo, que le confesara en verdad y le sirviera santamente» (LG nº 9). Por ello tanto la fe como la moral tienen una dimensión eclesial, siendo la Iglesia el lugar donde conocemos las exigencias morales divinas, tanto objetivamente en cuanto transmisora de la Revelación, como subjetivamente, demostrándonos la experiencia que las personas sin vinculación con la institución eclesial pierden fácilmente la fe. Por ello no podemos aceptar el Cristianismo como una simple, incluso grandiosa creación ética, sino que es una clara proclamación que en Jesucristo se ofrece la salvación a todos los hombres, estando las normas y leyes al servicio del ser humano, a fin de conseguir la plena realización de la persona, de acuerdo con el dicho de Jesús: «La Verdad os hará libres» (Jn 8,32). En cambio la frase tan coreada por los relativistas: «La libertad os hará verdaderos», significa que cada persona decide por sí misma lo que es moral en una situación dada, lo que no deja de ser un disparate.
 
Pero ¿en qué consiste la Ley Moral?, ¿dónde la podemos encontrar? Por supuesto en la Revelación, contenida en la Sagrada Escritura en el Antiguo y sobre todo en el Nuevo Testamento, aunque indudablemente hay textos y pasajes que tienen una referencia más directa con la Moral, como pueden ser el Decálogo o las Bienaventuranzas, sin olvidar el Magisterio de la Iglesia, así como las ciencias y conocimientos humanos. El objeto de la Moral es el comportamiento humano responsable y su objetivo el encuentro con Cristo dentro de la comunidad eclesial, de la que Cristo es Cabeza y nosotros sus miembros (1 Cor 12,27; Ef 1,22-23).Creer en Dios no es fácil, pero más difícil es no creer en Él, puesto que significa renunciar a que la vida tenga sentido y que sea posible alcanzar la felicidad.
 
La Moral nos enseña qué valores hemos de servir y realizar, si queremos actuar con responsabilidad y solidaridad. Tenemos un impulso hacia el Bien que nos lleva a pensar como primer principio moral: «lo bueno ha de hacerse, lo malo ha de evitarse». Ello presupone un Dios que verdaderamente respeta la libertad del hombre y, con ello, permite el mal. Precisamente por esa existencia del Mal es por lo que Dios se ha hecho Hombre, y con su Pasión, Muerte y Resurrección ha vencido al Mal, aunque, como se dice en Teología, si bien el Reino de Dios ya se ha iniciado, todavía no ha llegado a su plenitud. Y es que el ser humano se resiste con todas sus fuerzas a la impresión que, tras la muerte, no existe nada.
 
La solución final a nuestros problemas está en las tres virtudes sobrenaturales teologales. Tenemos Fe, y, en consecuencia, creemos en la otra cara de la moneda, la Esperanza, que es específico del cristiano. Y en cuanto a la Caridad, el Amor, es el compendio de todas las virtudes y, gracias a ella, alcanzaremos la salvación y la Gloria eterna. Es indudable que por nuestras propias fuerzas no podemos alcanzar estas virtudes, pero sabemos que Dios no niega su gracia a quien se la pide, y, por nuestra parte, no confiemos en nosotros, sino en su gracia que está a nuestra disposición.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Mi dolor, mi esperanza
Misericordia, Pecado y Perdón
Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
Algo habrá hecho
La Bestia solo quiere esclavizarnos
El Partido Comunista Chino y su genocidio cultural en Mongolia
Chiara Lubich y el Jesús de la Cuarta Palabra
Tan iguales y tan distintos
Desolación e incoherencia
Cuando la gracia actúa sobre el barro

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
JUNIO 2018

La Ley Moral y Dios

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Corruptelas podemitas
2 Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
3 Mi dolor, mi esperanza
4 Pagar la deuda contraída con el pueblo chileno
5 Joven cura devastado al descubrir que su bautismo era inválido y por tanto también su ordenación sacerdotal
6 Una frase del Papa tocó el corazón de María y decidió dar el Sí a Dios
7 "Exijamos opciones políticas que combinen progreso, equidad y sostenibilidad para todos", arenga el Papa
8 La verdad sobre Access Consciousness: un oscuro método del potencial humano
9 El Covid-19 mató a la madre del padre John Unni. Aquí comparte su íntima experiencia de Dios en el dolor
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |