Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Lunes, 26 de octubre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Los espejismos idealizantes

Los espejismos idealizantes
Actualizado 2 septiembre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Fernando Pascual   


Un espejismo idealizante es aquel que observa una realidad y la describe solo desde los aspectos positivos, reales o imaginarios, mientras deja de lado lo oscuro, negativo o problemático.
 
Ocurre, por ejemplo, en el famoso mito del buen salvaje. O cuando líderes políticos exaltan una raza (aria, nórdica, … ) como superior. O cuando intelectuales presentan una clase social (la proletaria, por ejemplo) como buena y con "derecho" a aplastar a las demás clases.
 
Surgen así análisis distorsionados, espejismos idealizantes. Normalmente se construyen desde la exaltación de una época, una clase, una raza, una ideología, un territorio. Suelen ir acompañados por la crítica, incluso por el desprecio, hacia otras realidades.
 
Los espejismos idealizantes, al ignorar unas cosas, al inventar otras, al despreciar lo diferente y exaltar lo considerado bueno, incurren en graves males: el alejamiento de la verdad, la imposibilidad de reconocer los propios errores de perspectiva.
 
Por eso, cuando se leen ciertos análisis sobre tribus "incontaminadas", sobre lugares paradisíacos donde la gente vive en perfecta armonía con la naturaleza, sobre las bondades de los autóctonos frente a las maldades de los inmigrantes que destruyen automáticamente todo lo que pisan, vale la pena abrir los ojos y reconocer que estamos ante un espejismo idealizante.
 
Podemos conocer la realidad de cualquier realidad humana, sea que se encuentre en la lejana Siberia, en la inmensa Amazonia, entre los rascacielos de Estados Unidos o en las montañas de Suiza, solo cuando tengamos los ojos abiertos a los hechos y la mente limpia de prejuicios (condenatorios o laudatorios).
 
Con un poco de sentido común, y con una mirada auténtica y sincera, seremos capaces de descubrir que entre los corredores de bolsa de una moderna ciudad occidental hay gestos humanos sumamente bellos o bellaquerías que nos llenan de vergüenza.
 
Como también ocurre que en una tribu aislada en una isla del Pacífico o en la selva ecuatorial conviven gestos maravillosos de amor y, por desgracia, comportamientos llenos de odio y de desprecio hacia otras tribus o hacia personas concretas (del mismo grupo o de otros grupos).
 
Dejar a un lado espejismos idealizantes nos permite algo sumamente necesario en un mundo lleno de análisis engañosos: tener las disposiciones necesarias para reconocer, en cualquier grupo humano del pasado o del presente, aquello que lo caracteriza, sea en sus defectos y vicios, sea en sus cualidades y virtudes.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Europa calla ante el genocidio turco islamista contra los armenios cristianos
El Príncipe de las Mentiras
La toma de decisiones
¿Dónde está el Padre en ´Fratelli Tutti´?
La eutanasia de la razón (I)
Amistad y ciudadanía
Abrazos de Luz
Santa Sede y China: El Acuerdo Provisional se refiere exclusivamente al proceso de nombramiento de obispos
En la caverna platónica
Disparates científicos

RSS
P. Fernando Pascual es sacerdote, doctor en filosofía de la Universidad Gregoriana de Roma; Licenciado en Teología moral y especializado en Bioética.
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2019

Acusaciones contra los seres humanos

Los espejismos idealizantes

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (2 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

MARZO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (2 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (3 artículos)

JUNIO 2019 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Exorcista Luis Escobar denuncia "ritual satánico" en el contexto de los ataques a Iglesias en Chile
2 Secuestrado por yihadistas su "único apoyo" era rezar el Santo Rosario. Ora por la conversión de sus carceleros
3 Iglesia Católica 2020: Aumentan los católicos, disminuyen los sacerdotes. Hay más seminaristas y laicos misioneros
4 Europa calla ante el genocidio turco islamista contra los armenios cristianos
5 En el corazón de los Himalayas un budista se rinde a Cristo gracias al consuelo sanador de la Virgen de Lourdes
6 El Príncipe de las Mentiras
7 Stéphanie Pillonca sorprende con un film sobre la discapacidad: "Creo en un Dios que nos guía y conforta"
8 Padeciendo y combatiendo la brujería en familia. La poderosa arma que descubrieron los Tamayo Gómez
9 Disparates científicos
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |