Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 13 de noviembre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

"Cuanto más tenía, más vacío sentía, yo vivía muerta. En Medjugorje recibí la gracia"

"Cuanto más tenía, más vacío sentía, yo vivía muerta. En Medjugorje recibí la gracia"
"Un día estando aquí en Medjugorje en la adoración eucarística, yo no oí la voz del Señor como puedo oírte a ti cuando tú me hablas, pero Jesús habla claramente en el silencio. Y lo que oí, lo que sentí era: tráeme almas".
Actualizado 18 octubre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz. Ana Beatriz Becerra   


Nos reunimos con la española Macarena Magirena Varela a escasos metros de la Parroquia Santiago Apóstol de Medjugorje. No podía ser otro sitio para una mujer que suma ya 14 visitas a esta conocida aldea de Bosnia Herzegovina.
 
Nacida y criada en Madrid fue educada en un prestigioso colegio, disfrutando de bienestar económico y social en una familia católica, de misa dominical, pero donde también se habían creado “muchos muros y máscaras”.
 
Con el paso de los años ni su historia familiar, la formación recibida, los vínculos sociales, como tampoco su trabajo o el dinero que podía gastarse en lujos, fueron suficientes. "Cuánto más tenía, más vacío sentía, yo vivía muerta”, apostilla. 
 
Sumando conflictos
 
Incluso aunque había tenido dos experiencias de voluntariado en Calcuta, dos veranos completos al lado de la Madre Teresa, al regreso del segundo viaje algo hizo crisis y se alejó del todo de la Iglesia. Hoy cree fue por no haber logrado “encajar lo que yo viví en la India con la riqueza material que yo vivía. Me alejé de la Iglesia, de Dios y de los sacramentos”.
 
Confusa espiritualmente la ansiedad explotó en una anorexia nerviosa y en esta condición se la pasó una década con el psiquiatra y psicólogo: “Me enfermé, fruto del desorden interior que yo tenía. Como me dijo un sacerdote: Dios permite que uno caiga, para reconstruir lo que Él realmente pensó para mí”.
 
El novio ateo, practicante de yoga y casado
 
En aquellos años vivió “en adulterio”, confidencia, vinculada afectivamente con un chico, Javi, ateo, metido al yoga. “En pecado muy grave, porque él estaba casado; divorciado, pero casado (sacramentalmente por la iglesia)” recuerda. 
 
Un día que visitaban a los padres de Macarena, Javi se detuvo ante una imagen de la Virgen de Medjugorje “que estaba en el despacho de mi padre”, recuerda ella. Fue apenas un momento, pero lo suficiente como para que él se fijase en la frase que la imagen tenía impresa: ‘Si supieses cuánto te amo, llorarías toda la vida’…
 
Fue él quien quiso viajar a Bosnia Herzegovina para conocer la aldea de Medjugorje donde la Virgen continuaba apareciéndose regularmente, al decir de los videntes. “Como mi centro era él y no Jesús, la Virgen sabía que, si invitaba a Javi, yo lo seguiría como un corderito…”
 
“Yo fui sanada en Medjugorje”


 
Viajaron juntos hasta la aldea de la Virgen un total de 14 veces; y entre las muchas gracias recibidas, como la conversión de Javi, también se fue sanando el vínculo que tenían. Tras las primeras visitas se mantuvieron juntos por cinco años, pero en castidad. “Íbamos a misa juntos, yo ya tenía padre espiritual, y recibí la gracia…”.
 
Se refiere Macarena a ese proceso que le permitió tener la claridad y voluntad para dar por terminada la relación con Javi pues él no obtendría la nulidad del sacramento de matrimonio que había prometido ante Dios. El dolor de la pérdida daría paso a la paz.
 
Pero aún le quedaba una nueva experiencia del inmenso amor que Dios le manifestaba, por mediación de la Virgen, la Reina de la Paz. “Yo fui sanada en Medjugorje. Tuve cáncer, tuve metástasis, muchas operaciones en el cuerpo. En un momento dado dejé todo y fui a Medjugorje, para decirle un sí”.
 
Con ese sí de aceptación de su enfermedad, para reparar, para ofrecerse en sus dolores a Dios, Macarena ya no tuvo temor y enfrentó serena un mes de hemorragias, la primera operación, a los dos meses otra operación, a los seis meses una más.
 
Flores para la Virgen
 
“Mi cáncer fue mi bendición. El mejor médico es Jesús.  Me daban tres meses, pero puse mi cáncer en los brazos del Padre.  Yo andaba y sentía que estaba en sus brazos.  Luego de eso, encontrarme con Él en la confesión fue disolviendo el orgullo, porque en el confesionario, aparte de tu pecado, está presente Dios”.
 
El vínculo con Medjugorje, dice Macarena, le ha llevado a gustar el rezo diario del rosario, varias horas de oración contemplativa al día, la comunión frecuente y la adoración al Santísimo Sacramento. Pero también a encontrar un sentido trascendente para su vida: “Un día estando aquí en Medjugorje en la adoración eucarística, yo no oí la voz del Señor como puedo oírte a ti cuando tú me hablas, pero Jesús habla claramente en el silencio.  Y lo que oí, lo que sentí era: tráeme almas. Luego eso lo llevé a dirección espiritual y fruto del discernimiento a los meses empecé con una almita, luego dos, luego tres, luego ha sido como una flor, como un jardín, como el jardín de María. Ahora son grupos hasta de cien”.
 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
Una joven musulmana se enamora de Jesús al comprender que, siendo Dios "aceptó morir en la cruz por amor"
Monseñor Sarah alerta sobre cierta "cacofonía que reina en las enseñanzas de los Obispos y los sacerdotes"
Un bombero bautiza a bebé moribundo que luego logró sobrevivir
Padre Héctor Ramírez: "Si los obispos de Chile Consagran el país al Inmaculado Corazón harán sonreír a la Virgen"
"El loco de la Inmaculada", fiel a Dios, batalló contra los "servidores de Lucifer" hasta el martirio
Estadísticas 2019 de la Iglesia: Número 1 en beneficencia, más católicos y menos candidatos al sacerdocio
Confesiones de un cura: "Mi vida había perdido el rumbo. En un Confesionario cambió y comenzó todo"
¡Ateos y anticlericales reconocen milagro ocurrido en Fátima!
Monseñor Felipe Bacarreza revela impactantes detalles de su viaje a Medjugorje, la aldea donde se aparece la Virgen
"Tal vez el milagro no es evitar la muerte o una gran enfermedad, sino poder enfrentarlas"


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Urgente: Piden rezar rosarios para lograr liberación de misionera esclavizada por terroristas de Al Qaeda
2 Tibios y cobardes
3 El mundo necesita mujeres como Clara: Con fe en el poder de Dios Eucaristía que desbarata toda violencia
4 Los desafíos y desencantos del matrimonio
5 Padre Héctor Ramírez: "Si los obispos de Chile Consagran el país al Inmaculado Corazón harán sonreír a la Virgen"
6 Una muy importante noticia silenciada
7 Una joven musulmana se enamora de Jesús al comprender que, siendo Dios "aceptó morir en la cruz por amor"
8 Que las familias sean templo para la Eucaristía, exhorta el Papa Francisco en su catequesis
9 Monseñor Sarah alerta sobre cierta "cacofonía que reina en las enseñanzas de los Obispos y los sacerdotes"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |