Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 26 de noviembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

El mito de las culturas buenas

Actualizado 18 noviembre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Fernando Pascual   


El mito de las culturas buenas defiende que los miembros de una cultura son buenos, porque todo lo que existe en esa cultura sería positivo, justo, válido.
 
Ese mito lleva, por ejemplo, a suponer que ciertos pueblos o naciones encarnan el bien, al mismo tiempo que otros pueblos y naciones representan el mal.
 
Los daños de ese mito son enormes, sobre todo cuando gobernantes sin escrúpulos han querido eliminar a millones de seres humanos considerados como inferiores mientras exaltaban las bondades de la propia raza o clase social.
 
Ese mito persiste en ciertas descripciones de pueblos pequeños, tal vez aislados geográficamente de otras formas culturales, como si el pertenecer a esos pueblos fuese garantía de bondad y de justicia.
 
La realidad desmiente fácilmente este tipo de mitos, aunque por desgracia muchos prefieren seguir en el engaño y no abrirse a los hechos.
 
Hay que reconocer que existen pueblos con un alto nivel de alfabetización y de progreso tecnológico que han visto surgir en su seno a individuos y grupos que provocaron crímenes y daños inimaginables sobre miles de inocentes.
 
Al mismo tiempo, existen otros pueblos que carecen de libros, de armas modernas y de aparatos electrónicos, que aceptan como algo normal crímenes contra inocentes bajo la excusa de que tales crímenes son vistos como aceptables en la cultura a la que pertenecen.
 
El mito de las culturas buenas en sus diferentes formas (la que exalta a Occidente en cuanto Occidente, o la que idealiza al "buen salvaje" en cuanto "natural") necesita ser superado con algo tan sencillo como el amor a la verdad.
 
Porque ese amor empuja a investigar antes de emitir juicios de alabanza o de reproche, mientras observa los hechos y las maneras de juzgarlos en cada pueblo y cultura. Solo después podrá reconocerse que existen culturas mejores y peores, y que en todas las culturas pueden coexistir personas buenas o personas malas.
 
Cuando quede a un lado el mito de las culturas buenas habrá mejores perspectivas para conocer a las personas y a los pueblos. Al mismo tiempo, se fomentará un esfuerzo sincero para encontrar caminos válidos con los que distinguir entre lo que daña a los seres humanos, y lo que promueve su auténtico progreso temporal y su apertura al encuentro, tras la muerte, con el Dios de la justicia y de la misericordia.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Una invitación a la madurez. Llorando sobre Jerusalén
Los hijos del diablo, según Jesucristo
Jesús llora
Presentación de la Virgen María
Si te pisan, chilla
Certezas y Verdades
El Informe McCarrick, una dolorosa página de la cual la Iglesia aprende
Solidaridad ante la pandemia
La ética y lo contingente
La parábola de los talentos

RSS
P. Fernando Pascual es sacerdote, doctor en filosofía de la Universidad Gregoriana de Roma; Licenciado en Teología moral y especializado en Bioética.
ARCHIVO
ENERO 2016

¿Podemos hablar de culpa?

Ver posts de otros meses

NOVIEMBRE 2020 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (2 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

MARZO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (2 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (3 artículos)

JUNIO 2019 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Acosada por los mismos espíritus que invocaba se suicidó. Lo testimonia su hija que logró liberarse y sobrevivir
2 ¿Porque te amo te mato?: Holanda permitirá la eutanasia para menores de 12 años y España no se queda atrás
3 El Papa Francisco anima la fe: "La oración de la adoración … es el fuego vivo del Espíritu"
4 Un joven agnóstico dice que tras interpelar a Dios escuchó una respuesta rotunda: "Adoración, adoración"
5 La cara oculta de "Un Curso de Milagros": hablan las víctimas
6 "Estuve luchando entre la vida y la muerte": Impactante testimonio del Papa Francisco
7 Una invitación a la madurez. Llorando sobre Jerusalén
8 #Noviazgo de tres: "Todos tenemos la libertad de elegir seguir a Jesús, aunque nos juzguen por ello"
9 Era esclavo de la violencia. Cristo lo miró desde el Santísimo y en el rostro de un hombre que moría en su regazo
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |