Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 20 de septiembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Satanás entre nosotros

Satanás entre nosotros
Actualizado 1 agosto 2020  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


Estamos asistiendo en nuestra Sociedad a una rápida disminución de la fe en Dios, lo que supone como consecuencia que muchísima gente viva consciente y deliberadamente como si Dios no existiera, prescindiendo y olvidándose totalmente de Él. Llevado por el deseo de ser libre, se le ve como un enemigo de la libertad y se rechaza cualquier dependencia de Dios, incluida cualquier norma o principio moral. 
 
Dios me ha creado para hacerme eternamente feliz, pero respeta mi libertad y no quiere obligarme. En el Evangelio leemos: «El que no está conmigo está contra mí» (Lc 11,23). Es decir, estamos con Jesucristo o estamos con Satanás y no existe un camino intermedio. El rechazo a Dios y a Jesucristo deja la puerta abierta para que Satanás pueda ocupar el espacio que queda vacío de Dios y con mucha mayor razón si lo que se busca es el contacto directo con Satanás y los espíritus malignos. Cuando desaparece la fe se produce un giro hacia las potencias maléficas. Dios quiere que seamos sus hijos por la vía del amor; Satanás en cambio nos ofrece una libertad desenfrenada, en cualquier sentido de la palabra, para poder de ese modo controlarnos más fácilmente y hacernos así sus esclavos. 
 
El satanismo es la práctica del culto a Satanás. Más precisamente satanista es quien explícitamente decide darse, es decir, consagrarse en cuerpo y alma a través de un rito a Satanás, en el que normalmente se solicita de éste, placeres, éxito, sexo y riqueza. Éstos llevan una vida de pecado y siguen al pie de la letra las enseñanzas del Príncipe de las Tinieblas. No son muchos en número, pero extremadamente peligrosos y dañinos. Además no es preciso hacerse forzosamente satanista para convertirse en servidores y seguidores del diablo, pues basta para ello seguir de hecho los principios fundamentales diabólicos, por lo que sus almas corren un serio riesgo de perdición. 
 
Hay una serie de prácticas con las que se intenta domesticar las potencias ocultas para ponerlas a nuestro servicio. Entre ellas, la peor es la Misa negra, parodia de nuestra Misa, en la que se adora y exalta a Satanás, y en cuya celebración no es infrecuente se cometan pecados gravísimos. Esto sucede también en la magia, cuando se intenta modificar el curso de los acontecimientos humanos y naturales recurriendo para ello a las potencias demoníacas, es decir, cuando es una práctica utilizada para hacer el mal o para influir sobre las personas o la realidad por medio del demonio. Aquí sí hay que decir que muchísimas personas recurren a los magos y que hay que invitarles a que se arrepientan, se confiesen y hagan el propósito de no volver a hacer tonterías semejantes. 
 
El espiritismo trata de la evocación de los espíritus a través de un médium. Es muy conocida la anécdota que cuenta Trochu en su biografía sobre el santo cura de Ars. Un día se le acercaron tres militares y le preguntaron. «¿Existe el Demonio?» El cura de Ars se dirigió a uno de ellos y le dijo: «Demasiado sabe Vd. que existe y que si no hubiese hecho Vd. lo que hizo, las consecuencias hubiesen sido mucho más graves». El hombre se quedó blanco, por lo que los otros entendieron que el Santo no hablaba por hablar y le pidieron una explicación. El otro les dijo: «Aunque soy católico, fui a una sesión espiritista, y al llegar a casa, tuve la clara sensación que en mi habitación estaba el Demonio. Me asusté y fui a la parroquia y rocié toda mi casa, y especialmente mi habitación, con agua bendita». 
 
Estas prácticas, todas ellas muy peligrosas, aunque es cierto que se da también en ellas mucho fraude, pueden provocar serias perturbaciones espirituales, y han crecido de forma proporcional al descenso generalizado de la fe. Incluso los aparentemente más inofensivos, como el juego del vasito, son peligrosos. Recuerdo algo que me dijo hace ya muchos años el Padre Pilón S.J., que de esto sabía mucho: «Dile a tus alumnos que no se les ocurra jugar al juego del vasito, que mi amigo, el Dr.Tal, y me dio el nombre de un psiquiatra bastante afamado, está hasta las narices de este juego, porque tiene la consulta a rebosar de adolescentes como consecuencia del juego del vasito. 

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Mi dolor, mi esperanza
Misericordia, Pecado y Perdón
Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
Algo habrá hecho
La Bestia solo quiere esclavizarnos
El Partido Comunista Chino y su genocidio cultural en Mongolia
Chiara Lubich y el Jesús de la Cuarta Palabra
Tan iguales y tan distintos
Desolación e incoherencia
Cuando la gracia actúa sobre el barro

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
JUNIO 2017

Iglesia y homosexualidad

La principal víctima de las rupturas matrimoniales: los hijos

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Chiara Lubich y el Jesús de la Cuarta Palabra
2 Algo habrá hecho
3 Mi dolor, mi esperanza
4 ´El hombre eterno´
5 La verdad sobre Access Consciousness: un oscuro método del potencial humano
6 El Partido Comunista Chino y su genocidio cultural en Mongolia
7 Papa Francisco: "Unos pocos muy ricos poseen más que todo el resto de la humanidad ¡Una injusticia que clama al cielo!"
8 Cuando la gracia actúa sobre el barro
9 La Bestia solo quiere esclavizarnos
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |