Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 25 de junio de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La debilidad política de los católicos

La debilidad política de los católicos
Actualizado 8 enero 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Josep Miró i Ardévol   


Una de las características más llamativas de la Iglesia católica en España es su debilidad política, entendida como la capacidad de promover su específica concepción del bien común, proponer y defender sus puntos de vista colectivos y defender sus intereses, que como toda institución posee legítimamente. No se trata, por tanto, de la lucha partidista, que eso es lógico y necesario que se quede en sus afueras, sino de la política entendida como lo que es: la concepción y práctica del bien de las personas, sus familias, las comunidades intermedias y el conjunto del pueblo.

Como confesión religiosa encarnada, la Iglesia católica en lo institucional, y su equivalente como movimiento, el Pueblo de Dios, posee una visión completa y amplia de la vida y de su sentido, de su dignidad, de las relaciones humanas, de los fines que se deben perseguir en este mundo, de las condiciones para vivir bien en colectividad. Todo ello parte de los principios y visión cristianos establecidos en el Evangelio y en la tradición de la propia Iglesia, que han tenido un amplio desarrollo en la llamada doctrina social, sobre todo a partir de León XIII. Se trata de una concepción holística integral y, de hecho, la única alternativa al actual sistema orientado al capitalismo sea el liberal cosmopolita, que Branko Milanovic denomina capitalismo meritocrático liberal, sea el capitalismo totalitario chino.

Por consiguiente, el catolicismo tiene mucho que decir, pero en realidad su voz se escucha poco. Se poseen todavía importantes reductos, si bien cada vez están más rodeados de adversidad, (y los reductos rodeados ya se sabe cómo terminan, por grandes que sean: o son conquistados o destruidos) pero su voz ha desaparecido del campo abierto. Esa es la primera idea que quiero transmitir.

La segunda es que esta renuncia, porque es tal cosa, es debida en lo sustancial al abandono de los laicos de su misión, en el plano temporal por excelencia, que es la vida política, en una presencia conjunta, que no es sinónimo de un partido, aunque no lo excluye, y también individual, sostenida en una relación transversal que trascienda a los partidos. Una realidad habitual en el Parlamento Europeo y extraña en el Congreso de los Diputados.

La tercera es porque los laicos que viven la fe en distintas organizaciones y vocaciones, y que ocasionalmente y como reacción emergen de cuando en cuando ante determinadas leyes, no hemos sido capaces de articular una iniciativa común sostenida en el tiempo que, sin menoscabo de las diferentes prácticas y vocaciones, permita formular una acción eficaz al servicio de la vida humana, su dignidad, que casi siempre exige justicia, y la libertad, hoy absolutamente amenazadas por la eutanasia, el aborto, la nueva ley de educación y las prácticas políticas del gobierno y su forma de abordar los problemas y necesidades del país. Es una gran hipocresía clamar continuamente a arrimar el hombro en el esfuerzo común contra la pandemia y sus crisis, y al mismo tiempo promover leyes absolutamente divisivas, que sabe que son inaceptables para una gran parte de la sociedad.

La cuarta idea es una ley de la contienda política toda presencia social que no consigue hacerse presente en las instituciones que gobiernan acaba por quedar al margen, por vivir en la insignificancia o desaparecer.

Dar respuesta a estas cuatro cuestiones es una tarea de los católicos, la más importante, la más necesaria en este tiempo tan difícil para todos. Dar respuesta es cumplir con el mandato de nuestra fe y aportar mejores soluciones a un país que sufre.

La Asamblea de Asociaciones por la vida, la dignidad y la libertad, del próximo 22 de enero, es una fuerte luz de esperanza, que solo depende de cada uno de nosotros que se realice. Todo grupo católico debería sentirse llamado a participar. Puede hacerlo fácilmente. Basta con inscribirse aquí.


Fuente: Forum Libertas

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Lo que nos está cayendo encima
«El marxismo está ganando la guerra ideológica mundial»
¿Qué me pide ahora el amor?
Rodeados por quienes piensan lo mismo
Los 70 años de sacerdote de Joseph Ratzinger: una fe renovada incesantemente
Diario de José de Nazaret: Grandeza y fragilidades de la vida corriente
El lugar del escritor
Ante la epidemia
Asesinatos de Hazaras
El escándalo de los abusos y la reforma en la Iglesia

RSS
Josep Miró i Ardévol, es presidente de la comunidad cívica E-Cristians y miembro del Consejo Pontificio para los Laicos
ARCHIVO
MAYO 2021

La familia y los bárbaros

Ver posts de otros meses

ABRIL 2021 (1 artículos)

ENERO 2021 (1 artículos)

JULIO 2020 (1 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (1 artículos)

MAYO 2019 (2 artículos)

ENERO 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

JULIO 2018 (1 artículos)

JUNIO 2018 (2 artículos)

MAYO 2018 (2 artículos)

ABRIL 2018 (1 artículos)

MARZO 2018 (1 artículos)

DICIEMBRE 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (1 artículos)

OCTUBRE 2017 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (1 artículos)

JULIO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (1 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (2 artículos)

MARZO 2017 (3 artículos)

ENERO 2017 (2 artículos)

DICIEMBRE 2016 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (2 artículos)

OCTUBRE 2016 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (2 artículos)

JULIO 2016 (4 artículos)

JUNIO 2016 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (2 artículos)

ENERO 2016 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (3 artículos)

JUNIO 2015 (1 artículos)

MAYO 2015 (3 artículos)

ABRIL 2015 (2 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JULIO 2013 (1 artículos)

La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Sacerdote cubano advierte sobre la santería: «un mundo de miedos, culpabilidades y sufrimiento»
2 «El marxismo está ganando la guerra ideológica mundial»
3 El Papa Francisco a los adultos mayores: «Somos parte activa en la rehabilitación y el auxilio de las sociedades heridas»
4 Los 70 años de sacerdote de Joseph Ratzinger: una fe renovada incesantemente
5 Rodeados por quienes piensan lo mismo
6 ¿Qué me pide ahora el amor?
7 Lo que nos está cayendo encima
8 Martirio en Myanmar: Soldados masacran a dos jóvenes católicos por reunir alimento para los desplazados
9 Mensaje del Papa Francisco a la OIT: «La propiedad privada es un derecho secundario»
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |