Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 21 de abril de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Amar la amistad

Amar la amistad
Actualizado 2 abril 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Jaime Nubiola   


Leo en el último número de Claves de razón práctica (nº 275, marzo/abril 2021) una selección de textos fragmentarios sobre ética de Demócrito de Abdera (c.460-370 a. C.), que ha traducido el conocido helenista Carlos García Gual. Me llaman la atención, en particular, dos breves pasajes sobre la amistad que invitan a pensar, una vez más, sobre este tema tan central en nuestra vida y al que pocas veces prestamos la atención que merece.
 
Dice el primero de los textos: «De vivir no es digno quien no tiene ningún amigo de verdad», y añade el segundo: «Por nadie es amado quien no ama a nadie». Me parece que ambos textos, escritos hace dos mil cuatrocientos años, podrían haber sido escritos hoy con igual rotundidad. Voy a intentar destilar algo de lo que esas sabias palabras me sugieren.
 
Respecto del primero «De vivir no es digno quien no tiene ningún amigo de verdad», me gustaría recordar que lo que realmente más nos importa a todos y a cada uno, hoy y ahora, es querer y sentirnos queridos, comprendidos y acompañados emocionalmente en el fondo de nuestra alma: esto es precisamente lo que a los seres humanos nos proporciona una relación de amistad cuando se cultiva de verdad, cuando se le dedica atención, tiempo y cariño. En cambio, la amistad muere cuando no se la mantiene, cuando no se la cuida.
 
Leía hace unos días en The Guardian (21 febrero 2021) la reseña que ha hecho Rachel Cooke del nuevo libro de Robin Dunbar, profesor emérito de psicología evolutiva en Oxford, Friends: Understanding the Power of Our Most Important Relationships [“Amigos: Comprender el poder de nuestras relaciones más importantes”]. Dunbar, en sus investigaciones en los noventa del siglo pasado, sostuvo que los seres humanos tenemos típicamente unos 150 amigos en general —incluida la gente que nos conoce de vista o con la que se ha tenido alguna relación— de los que solo unos cinco serían descritos normalmente como amigos íntimos. En su nuevo libro mantiene esos números y desarrolla un interesante análisis sobre diversos aspectos como, por ejemplo, las diferencias genéricas de la amistad entre hombres y entre mujeres. «Su mensaje central —escribe Cooke— puede ser resumido en una frase. En esencia, el número y calidad de nuestras amistades puede tener una mayor influencia que cualquier otra cosa en nuestra felicidad, en nuestra salud y en el riesgo de muerte, a excepción del dejar de fumar». Por supuesto, Demócrito no fumaba y ya sabía lo mismo: «De vivir no es digno quien no tiene ningún amigo de verdad», o dicho positivamente «Para vivir dignamente necesitamos tener amigos de verdad».
 
Respecto del segundo «Por nadie es amado quien no ama a nadie», lo que me viene a la cabeza es que habría que ponerlo como lema que apareciera en los móviles de los jóvenes de hoy cada vez que lo enciendan en busca de nuevos «likes» como sucedáneos del amor y la amistad. Acabo de leer un artículo en The New York Times (17 de enero 2021) en el que Adam Mosseri, que dirige Instagram, cuenta cómo están estudiando la posibilidad de eliminar los «likes» para evitar los daños que causan a tanta gente joven. Lo llaman Project Daisy [Proyecto Margarita: me quiere / no me quiere].
 
No hay sustitutos para el amor de amistad: ni el sexo, ni las drogas, ni la comida, ni los juegos, ni el trabajo, ni por supuesto los «likes». Todos esos recursos que los seres humanos han desarrollado compulsivamente en estas últimas décadas para combatir la soledad, no sirven: son solo una anestesia momentánea. El único camino para ser amado es amar. Ese es todo el misterio de ser humano.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Liberando la tensión de la Comunidad
La renuncia cristiana
Legisladores por la dignidad humana
Los cristianos o somos la alternativa, o no somos nada
Satanás en nuestra sociedad
Dos mil mujeres condenadas a muerte
Hay esperanza
Pasión del centinela del sepulcro
Morir para resucitar
Ante lo que pasa en el mundo

RSS
Jaime Nubiola, escritor y profesor de filosofía en la Universidad de Navarra. Ha sido visiting scholar (profesor invitado) en las universidades de Harvard, Glasgow y Stanford.
ARCHIVO
ABRIL 2021

Amar la amistad

Ver posts de otros meses

ENERO 2021 (1 artículos)

MAYO 2017 (1 artículos)

La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Informe 2021 de la libertad religiosa en el mundo: Aumentan la intolerancia, la persecución y la violencia
2 Exorcista enseña que los demonios alteran objetos tecnológicos y recomienda una oración preventiva
3 La conversión de un alma: De gay evangélico a casado católico y apasionado de la Eucaristía
4 Científicos revelan el engaño de estudios usados para apoyar terapias con fármacos y cirugías transgénero
5 Padeció al extremo por ser hija de una monja y posesa del demonio. Hoy es beata protectora de los exorcistas
6 Papa Francisco señala que: "Una tarea esencial de la iglesia es rezar y educar a rezar".
7 Los cristianos o somos la alternativa, o no somos nada
8 El Papa durante su juventud era adorador nocturno en la Basílica del Santísimo Sacramento
9 Texto inédito de santa Teresita de Los Andes: "Tú Señor de los ángeles, vas a entrar en mi estrecho y ruin corazón…"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |