Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 21 de septiembre de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La Virginidad en la perspectiva cristiana

La Virginidad en la perspectiva cristiana
Actualizado 8 julio 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


Según las palabras de Cristo (Mt 22,34-40; Mc 12,28-34; Lc 10,25-28) el amor a Dios, al prójimo y a nosotros mismos, es lo que da pleno sentido a la vida humana, haciendo Mt 19,12 expresa referencia a la vocación a la virginidad o al celibato por causa del reino de los cielos.

En la perspectiva cristiana se distingue entre virginidad como castidad prematrimonial y virginidad como elección libre para toda la vida. La virginidad prematrimonial es un valor humano y cristiano que indica un alto respeto por el matrimonio. Como el matrimonio significa «ser un solo cuerpo», en el que la mutua entrega forma parte de una alianza, hombres y mujeres se reservan para el futuro cónyuge. La virginidad debe suponer una apertura y disponibilidad tanto para el celibato como para el matrimonio, ambos entendidos como vocación al amor procedente de Dios que nos invita a seguirle, seguimiento que podemos realizar tanto en el matrimonio, que recordemos es un sacramento y en consecuencia un modo de encuentro con Dios, como en la virginidad o celibato, otro modo de realizar una vida cristiana.

La virginidad, como virtud, está constituida en su esencia por la decisión, plasmada con toda propiedad en el voto religioso, de abstenerse para siempre del trato sexual y del deleite que éste lleva consigo. «A lo largo de los siglos nunca han faltado hombres y mujeres, que, dóciles a la llamada del Espíritu, han elegido este camino de especial seguimiento de Cristo, para dedicarse a Él con corazón «indiviso» (cf. 1 Cor 7,34)» (Exhortación de san Juan Pablo II, Vita consecrata, nº 1). «Mediante la profesión de los consejos evangélicos la persona consagrada no sólo hace de Cristo el centro de la propia vida, sino que se preocupa de reproducir en sí misma, en cuanto es posible, aquella forma de vida que escogió el Hijo de Dios al venir al mundo» (VC, nº 16).

Decimos que una persona quiere realizar la castidad perfecta cuando se propone la completa abstinencia del placer venéreo por causa del amor de Dios. No es un no al matrimonio, sino un sí a un amor grandioso y pleno, un acto de plena confianza en Dios: «Confiad en Dios y no seréis desilusionados» (Sal 22,6). La vida religiosa es una respuesta libre a una llamada particular de Cristo, por lo que debe ser un constante y prolongado acto de amor. Este amor, que es un don de la gracia divina, debe ser el único motivo que induce a escoger esta vida. Supone, por tanto, la libre renuncia a los actos sexuales genitales, pero no a nuestra personalidad sexuada ni a nuestra sexualidad psicológica que, como forman parte de nuestro ser, son irrenunciables, pues se sigue siendo plenamente varón o mujer.

Virgen es quien hasta ahora no ha tenido relaciones sexuales genitales. La virginidad material supone la no realización de actos sexuales. La virginidad y el celibato moral consisten en el propósito hecho por amor de Dios de abstenerse plenamente del ejercicio de las cosas venéreas. La virginidad en sentido jurídico es formalmente la virginidad en sentido moral, materialmente la virginidad material.

Jesús permaneció virgen y fue quien reveló el verdadero sentido, la total disponibilidad, y el carácter sobrenatural de la virginidad. Cristo no la impone, pero se refiere a ella como un don de Dios, pues sólo está al alcance de «aquéllos a quienes Dios se lo concede» (Mt 19,11) y alaba a los «eunucos que a sí mismos se hicieron tales por razón del reino de los cielos»(Mt 19,12). Esta respuesta de Cristo tiene valor tanto para los hombres como para las mujeres, y en este contexto indica también el ideal evangélico de la virginidad, que constituye una clara novedad en relación con la tradición del AT. Los exegetas muestran que se trata de abstinencia voluntaria, no de castración real. El término «eunuco» indica en este caso un propósito definitivo, una castidad voluntaria y de libre iniciativa.

Para tomar esta resolución, es preciso un llamamiento especial de Dios, que supone un don, una luz, una gracia y una fuerza que da sentido a esta renuncia «por el reino de los cielos» (Mt 6,33). Es por tanto, una búsqueda del amor según esta vocación especial.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Una petición a un periodista
Pachamama o Cristo
11 de septiembre – Veinte años después
El obispo emérito de Solsona, la institución eclesial y los fieles de a pie
Bajo un puente en Austin
Otro país, desde tu conversión
Hacia dónde vamos
Autosabotaje y escritura
Diferentes formas del ser espiritual pero no religioso
Acusan a la revista médica Wiley de publicar artículos racistas del Partido Comunista Chino

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
AGOSTO 2021

Yoga

La Iglesia y los totalitarismos

Ver posts de otros meses

JULIO 2021 (3 artículos)

JUNIO 2021 (1 artículos)

MAYO 2021 (2 artículos)

ABRIL 2021 (1 artículos)

MARZO 2021 (2 artículos)

ENERO 2021 (1 artículos)

DICIEMBRE 2020 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2020 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2020 (2 artículos)

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 El Papa ha declarado venerable a una madre que dio su vida, renunciando a la quimio, por salvar a su bebé
2 Acusan a la revista médica Wiley de publicar artículos racistas del Partido Comunista Chino
3 Otro país, desde las legislaturas
4 Hacia dónde vamos
5 "Si quieren ser testigos no pueden dejar de ser adoradores", ha dicho el Papa Francisco
6 La historia inicia cuando Madre Teresa se sentó en el avión junto al único católico converso del reino budista de Bután
7 Pachamama o Cristo
8 El Papa: «Laudato si´ no es sólo una Encíclica verde, sino social»
9 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |