Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 25 de septiembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La irrenunciable bioética

Actualizado 21 julio 2014  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Fernando Pascual   


Los casos extremos gustan a cierto tipo de prensa. Un enfermo paralizado en la cama por varios años. Una chica adolescente en un embarazo difícil. Un diagnóstico prenatal que señala defectos muy graves en el hijo.
 
En torno a esos casos surge el debate, especialmente si hay grupos que buscan promover el aborto o la eutanasia.
 
Este tipo de debates tendrían sentido si hubiera una clara información sobre cada asunto en cuestión y si se evitase todo tipo de engaños o suposiciones arbitrarias.
Sin embargo, no podemos olvidar que existe un derecho a la privacidad: no resulta correcto permitir al gran público el acceso a expedientes médicos. Por lo mismo, muchos casos particulares son difícilmente conocidos en su complejidad, mientras el debate crece y crece, alimentado por el viento de quienes buscan presionar a adoptar ciertas decisiones.
 
Por eso es importante no ahogarse en casos extremos a la hora de debatir sobre temas que se refieren a la vida y a la muerte. No sólo porque la ley no debe construirse desde esos casos, sino porque no tiene sentido un debate con información insuficiente y con riesgos de manipulación.
 
Casos como los de Nancy Cruzan, Terri Schiavo, Eluana Englaro, Ramón Sampedro, Vincent Lambert, merecen ser estudiados con una atención y seriedad que los grandes medios no permiten. Incluso si hubiera un acceso suficiente a los documentos sobre cada enfermo, no habría que buscar desde esos casos el modo de afrontar situaciones parecidas, sino desde criterios básicos de justicia y desde una sana visión ética.
 
Para ello debería ser de ayuda una disciplina vista como nueva, la bioética, aunque cuenta con precedentes importantes en la historia humana. Con esta disciplina será posible encuadrar bien las situaciones y señalar los criterios éticos fundamentales que han de ser respetados para una tutela suficiente de todas las personas implicadas en los casos de cada día (y también en las situaciones extremas) que afectan a la vida y a la muerte de los seres humanos.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Cuidar de los enfermos aprendiendo lo que significa amar
Mi dolor, mi esperanza
Misericordia, Pecado y Perdón
Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
Algo habrá hecho
La Bestia solo quiere esclavizarnos
El Partido Comunista Chino y su genocidio cultural en Mongolia
Chiara Lubich y el Jesús de la Cuarta Palabra
Tan iguales y tan distintos
Desolación e incoherencia

RSS
P. Fernando Pascual es sacerdote, doctor en filosofía de la Universidad Gregoriana de Roma; Licenciado en Teología moral y especializado en Bioética.
ARCHIVO
JULIO 2014

La irrenunciable bioética

¿Miedo a quedar anticuados?

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (2 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

MARZO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (2 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (3 artículos)

JUNIO 2019 (1 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (1 artículos)

DICIEMBRE 2015 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (1 artículos)

OCTUBRE 2015 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (2 artículos)

MAYO 2015 (2 artículos)

JULIO 2014 (2 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Explícito y emotivo testimonio de un joven español: "Dios me permitió experimentar su amor"
2 El poderoso significado de las cuentas del Santo Rosario, revelado en visiones al Beato Alano de la Rupe
3 En el "Santuario María Auxiliadora" la Virgen conquista el corazón de un joven Mormón
4 Cuidar de los enfermos aprendiendo lo que significa amar
5 Desolación e incoherencia
6 "¡Jesús me salvó!" proclama un joven francés que apostató de la fe tras ser víctima de abuso
7 En Medjugorje se escapaba al bar para no rezar y allí le fue a buscar la Virgen
8 Algo habrá hecho
9 Video viral: Las profundas huellas de la Virgen de Fátima en Chile
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |