Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 7 de marzo de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La práctica de la bendición con Agua, Aceite, Sal ...Bendecidas y Exorcizadas

Actualizado 12 septiembre 2014  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Ghislain Roy   


Son sacramentales y su acción es  tan eficaz como tan grande es la Fe.
 
Vaticano II, retomando los términos del Derecho Canónico (canon 1166), los definió como “signos sagrados que permiten, por una cierta imitación de los sacramentos, obtener efectos esencialmente espirituales por intermedio de la intercesión de la Iglesia.” Cualquiera que los utilice con fe obtiene resultados inesperados. En el Catecismo de la Iglesia Católica se referirán a la palabra Sacramentales. Se sabe que muchos dolores rebeldes a los medicamentos desaparecen solamente porque  la persona interesada ha hecho  la señal de la cruz con aceite exorcizado sobre el lugar del dolor.

El agua bendita ocupa un lugar fundamental en todos los ritos litúrgicos. Su importancia nos remonta a la aspersión bautismal. A lo largo de la oración de bendición, se reza al Señor para que la aspersión de esta agua nos procure los tres beneficios siguientes: el perdón de nuestros pecados, nuestra defensa contras las trampas tendidas por el Maligno y el don de la protección divina.

La oración de exorcismo del agua habla de eliminar la más mínima porción de poder del demonio con el fin de extirparla  y de rechazarla, e igualmente luego destaca otros efectos como el de sanar enfermedades,  de acrecentar la Gracia divina, de proteger las casas y los lugares donde los fieles se guardan de toda influencia inmunda ejercida por Satanás. Y ella agrega: que las trampas del enemigo infernal sean frustradas y que la serenidad y la salud de los habitantes sean garantizadas protegiéndolos de toda presencia susceptible de entorpecer su seguridad o su inquietud.

Los fieles de Cristo pueden conservar esta agua bendita, asperjándola  en los enfermos, las casas, los campos y otras cosas. Ellos pueden tener en sus habitaciones, con el fin de poder asperjarla una vez al día, y más.

El aceite exorcizado, utilizado con  Fe, permite igualmente aniquilar el poder de los demonios, sus ataques y los fantasmas que ellos suscitan. También se aprovecha para la salud del alma y del cuerpo; recordemos simplemente el antiguo uso que consistía en untar las heridas con aceite, y el poder de sanar a los enfermos por la imposición de manos y la unción del aceite que Jesús confirió a los apóstoles.

El aceite exorcizado tiene por otra parte la propiedad específica de librar el cuerpo de aquello que le es nefasto. Me ha sucedido muchas veces de bendecir a personas que habían sido víctimas de hechizos comiendo o bebiendo alguna cosa maléfica. En estos casos, el organismo, para liberarse, debe evacuar todo lo maléfico que contiene. El aceite exorcizado ayuda enormemente al organismo a arrastrar y librar el cuerpo de estas impurezas. Se puede también,  para este fin, beber agua bendita.

Los fieles de Cristo pueden conservar este aceite para untar a los enfermos, las casas, las cosas que ellos deseen poner bajo la protección del Señor. Se usará este aceite para friccionar las partes enfermas de nuestro cuerpo.

La sal exorcizada sirve ella también para expulsar los demonios y a preservar la salud del alma y del cuerpo. Pero su propiedad específica consiste en proteger los lugares de las influencias o de presencias maléficas. Aconsejo habitualmente de esparcir  sal exorcizada en el umbral de la casa y en los cuatro rincones de la habitación o de las habitaciones en las cuales se sospecha estar infestadas. Se le puede poner en sobres bajo el colchón y los asientos, sin olvidar los vehículos: auto, moto, etc.
 
ORACIONES

Oración para la aspersión del agua bendita:

Por la aspersión de vuestra Sangre, oh Señor Jesús, y por la virtud de vuestra Pasión, láveme de todas mis manchas, y purifíqueme de todo pecado. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, como era en el principio, ahora y siempre por los siglos de los siglos. Amén.

O,
Te suplicamos Señor que visites esta casa y repele lejos de ella todos los obstáculos del enemigo, que Tus Santos Ángeles vengan a habitarla para permanecer en la Paz y que Tu bendición permanezca para siempre sobre nosotros por Cristo Nuestro Señor, Nuestro Padre, te Saludo María”.

Para la utilización del aceite

Jesús me (te)Bendiga, Jesús me (te) sane”.

O,
Señor Jesús, Hijo del Dios viviente, por esta unción del aceite santificado por tu Iglesia con el Espíritu Santo, vivifica mi cuerpo y mi alma. libéralos de las acciones y de las invasiones de las fuerzas de las tinieblas y sánalos de toda enfermedad. Concédeme el socorro de tu gracia para amarte mejor y servirte, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén (P. Paul-Marie MBA)

O,

Para la protección de lugares y casas.

Después de haber rezado una docena de rosarios o el rosario de la Divina Misericordia, se hace la unción con fe trazando con el dedo una cruz en los 4 rincones del lugar o de cada habitación de la casa con el aceite exorcizado diciendo la invocación siguiente:

Señor Jesús, por este aceite santo y bendito y por las oraciones de nuestra Santa Madre María, ven a posar tus pies en este lugar con el fin que él sea por tu presencia protegido y santificado ahora y por toda la eternidad.
 Jamás comprenderemos lo suficiente  que el uso del sacramentales es animado por la iglesia.


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Carta al poeta Luca Milanese
Religiones por la paz
En esta hora de Dios
Cada vida importa, misterio y fragilidad
Nos apremia, personal y socialmente, creer en Dios, hoy
Jesús y las bromas
Servidores y no dominadores
La fragilidad humana nos interpela
Ministerios laicales femeninos
Año Jubilar de la Familia, a los cinco años de "Amoris Laetitia"

RSS
P. Ghislain Roy es sacerdote, párroco en la Parroquia Saint Francois d´Assise (Beauceville, Q., Canadá) y predicador de retiros-liberación y sanación
ARCHIVO

Ver posts de otros meses

SEPTIEMBRE 2014 (2 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Son decenas los medios de comunicación españoles, engañados por la secta "Pare de Sufrir"
2 Papa Benedicto XVI y una desconocida promesa de la Virgen: ¡Bastan Tres Ave Marías para llegar al cielo!
3 "Chet" era un adicto, antisistema y ateo. Pero "Dios se me reveló" cuenta este joven hijo del actor Tom Hanks
4 Testimonio de sacerdote perseguido en Irak: "Yo tengo siempre tres palabras en mi corazón: rezar, perdón y fe"
5 "En nombre de Dios…" una valiente monja arriesga su vida por salvar a cientos de jóvenes en Myanmar
6 Transmisión online. Junto a Papa Francisco en su viaje apostólico a Irak
7 Papa Francisco: "Gracias a Jesucristo, la oración nos abre de par en par a la Trinidad, al mar inmenso de Dios que es Amor"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |