Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 9 de agosto de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Exorcismos en el siglo XXI

Actualizado 26 diciembre 2014  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


Acabo de leer en un periódico un artículo titulado “Exorcismos en el siglo XXI”, del que entresaco los siguientes párrafos: “Cuando pensábamos que el diablo era solamente un personaje de película americana o de Alex de la Iglesia, nos cuentan que en Valladolid han realizado ritos católicos para sacar al maligno, supuestamente, del cuerpo de una chiquilla. Sí, la sombra del oscurantismo es alargada y, aunque parezca mentira, todavía hay personas que creen en los exorcismos y otras que los permiten. Aunque casi nadie tema ya a las calderas de Pedro Botero, aún quedan sacerdotes que practican exorcismos para sacar a los demonios del cuerpo de alguna joven”… “Sí, está muy bien el demonio… en la literatura, pero someter a una joven, además menor, a trece sesiones de exorcismos, me parece de juzgado de guardia. Y es que ahora que se habla tanto de los ultras en el fútbol, el ultracatolicismo hace también mucho daño. Sinceramente, me parece mucho más hermoso pensar que Dios, si existe, es amor que creer que permite a los demonios meterse en el cuerpo de la gente, para amargarles la vida y robarles la salud”.

Es evidente que como católico, no puedo estar de acuerdo con ese artículo. Cualquier persona que haya leído los evangelios, se da cuenta que para Jesucristo la lucha contra el pecado y contra el demonio es algo primordial, hasta el punto que en todos los sinópticos, pero especialmente en Marcos, los exorcismos cualifican la misión de Jesús. Para Él la existencia del demonio y del infierno es una realidad, como vemos en el episodio del Juicio Final: “Apartaos de mí, malditos, id al fuego eterno preparado para el demonio y sus ángeles” (Mt 25,41).

La actitud de la Iglesia Católica actualmente frente al exorcismo la encontramos en el Catecismo de la Iglesia Católica nº 1673, que dice así: “Cuando la Iglesia pide públicamente y con autoridad, en nombre de Jesucristo, que una persona o un objeto sea protegido contra las asechanzas del Maligno y sustraída a su dominio, se habla de exorcismo. Jesús lo practicó (cf Mc 1,25-26; etc.), de Él tiene la Iglesia el poder y el oficio de exorcizar (cf Mc 3,15; 6,7.13; 16,17). En forma simple, el exorcismo tiene lugar en la celebración del Bautismo. El exorcismo solemne llamado «el gran exorcismo» sólo puede ser practicado por un sacerdote y con el permiso del obispo. En estos casos es preciso proceder con prudencia, observando estrictamente las reglas establecidas por la Iglesia. El exorcismo intenta expulsar a los demonios o liberar del dominio demoníaco gracias a la autoridad espiritual que Jesús ha confiado a su Iglesia. Muy distinto es el caso de las enfermedades, sobre todo psíquicas, cuyo cuidado pertenece a la ciencia médica. Por tanto, es importante asegurarse, antes de celebrar el exorcismo, de que se trata de una presencia del Maligno y no de una enfermedad (cf. CIC canon 1172)”. Es decir, siempre que haya una explicación natural, hay que descartar la sobrenatural. Pero la existencia del Demonio es una constante en la enseñanza de la Iglesia.

Hace unos años, tuve una conversación con el Padre Pilón, jesuíta ya fallecido y muy metido en el mundo de lo paranormal y lo parapsicólogico. Me dijo: “Pedro, dile a tus alumnas que no jueguen al juego del vasito, porque mi amigo el Doctor X, un conocido psiquiatra de Madrid, está hasta hasta las narices de ese juego, porque tiene la consulta invadida por adolescentes como consecuencia de ello. Y es que pueden liberarse unas fuerzas que no sabemos bien qué son, pero pueden resultar peligrosas”.
En un libro del P. Amorth, exorcista de la diócesis de Roma, he leído: “Satanás tiene también un poder extraordinario sobre el hombre. Con este poder puede ocasionar males... que culminan en la posesión. Estos males están dirigidos a un número muy limitado de personas. Pero hoy este número va en aumento porque, dado que cada vez falta más la confianza en Dios, la gente se entrega al ocultismo, al satanismo, a hacer maleficios o consagraciones a Satanás”.  Madrid, Barcelona, Milán han aumentado recientemente el número de exorcistas, mientras otros, como el de Copenhague, se quejan que no dan abasto. Por cierto con frecuencia los exorcismos requieren bastante tiempo y los poseídos pueden ser gente de cualquier edad, incluidos niños víctimas de maleficios y magia negra. Personalmente, confesando este verano fuera de España, en Medjugorje, he tenido varios casos de personas, además de distintos países, que me han expresado su preocupación porque en sus familias, personas cercanas a ellos, han empezado a frecuentar círculos de brujos o sospechosos de satanismo, con sus consecuencias de rupturas de familia y posibles posesiones diabólicas. Por supuesto hay que ser cautos, pero el problema es real. La oración y los sacramentos son los mejores medios para evitar que el diablo pueda hacer presa en nosotros.


 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Lo importante es comulgar con Él sacramentalmente
La dinámica del odio
La Violencia
A no cerrar nuestras puertas
Satanás entre nosotros
«El PCCh hackeó computadoras pertenecientes al Vaticano»
Una pasión tiránica
El derecho sagrado de sentirse humano
El Partido Comunista Chino anuncia una gran purga interna
Satanás y la familia

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
DICIEMBRE 2014

Exorcismos en el siglo XXI

Educar en valores: ¿qué valores?

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2020 (1 artículos)

JULIO 2020 (3 artículos)

JUNIO 2020 (1 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (3 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (4 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Asesinan en El Salvador a Rector del Seminario: "La sangre inocente de un buen sacerdote sigue irrigando la tierra"
2 "Milingo", el arzobispo excomulgado y su falsa prelatura de sacerdotes casados siembra confusión
3 La Violencia
4 La dinámica del odio
5 Respaldo del Papa Francisco a Medjugorje. Envía por primera vez mensaje a los jóvenes reunidos en su "Festival" anual
6 ¡Un joven cura relata su impactante experiencia mística con Cristo Eucaristía!
7 Joven líder sectario abusó de adolescentes engañándoles con ritos aberrantes "para conseguir poderes"
8 Lo importante es comulgar con Él sacramentalmente
9 Caminan por las calles de su ciudad cubriéndolas con el rezo del Rosario y rogando a Dios que reine la paz
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |