Portaluz.org
"Nuestra Señora de los Quebrantados" estremece corazones sufrientes en Chicago y por todo Estados Unidos
"Nuestra Señora de los Quebrantados" estremece corazones sufrientes en Chicago y por todo Estados Unidos
La llevan en procesión por las calles socorristas de Chicago. Visita a presos, enfermos, los marginados. La imagen rota, como signo de que la Madre del Salvador es Madre de los sufrientes.
Actualizado 21 junio 2019 - 0:0  
Portaluz   


En la noche del 31 de mayo, fiesta de la Visitación de la Santísima Virgen María, más de 1.500 personas salieron de la Iglesia de St. John Cantius (Chicago, Estados Unidos) e iniciaron una procesión - sosteniendo velas y rezando el rosario - hacia la histórica Torre del Agua para rezar por la paz en la ciudad.
 

Todos iban tras quienes llevaban en andas la querida imagen de “Nuestra Señora de los Quebrantados”.

Esta particular figura de la Virgen María fue rescatada en 2010 por Kevin Matthews (en imagen adjunta), un conocido ex locutor de radio, quien la encontró tirada en un contenedor de basura en muy mal estado. La estatua, cuenta Kevin a la revista Chicago Catholic, nos recuerda que María y su hijo, Jesús, vienen por todas las personas y en especial por quienes están destrozados.
 
Matthews, que le atribuye a María haberle devuelto a su fe católica y cambiado la vida, hizo reparar la estatua, pero conservó sus manos rotas y otros signos del destrozo como un recordatorio de sus propias heridas y las de toda la gente. De hecho, escribió un libro sobre su experiencia y ahora lleva la estatua a iglesias, prisiones, hospitales y otros lugares, hablando sobre el amor de María por los hijos de Dios y animando a la gente a rezar el rosario.
 
 
"Cuando escuchamos la historia de Kevin Matthews, supimos que estaba relacionada con nuestra ciudad, la cual ha visto mucha destrucción", dijo el Padre Joshua Caswell, el organizador principal de la procesión del pasado 31 de mayo. Confidenció además que hubo varias señales indicando que la Virgen María alentaba esta procesión y anhelaba que se involucrasen los equipos de emergencia locales… “Nadie ve más los quebrantos que nuestros primeros socorristas. Cada día, en 24 horas ven más de lo que algunos de nosotros veremos en toda la vida", dijo el sacerdote y agregó: "Han tenido un año duro con las vidas que han perdido. Era tan apropiado ver que esta imagen quebrantada, iba sobre los hombros de quienes han jurado proteger la vida".

El lema de la procesión era directo: Hay esperanza para los quebrantados
 


"El evento fue realmente increíble. Fue un verdadero milagro que todo saliera tan bien - los permisos, el clima, la gente que vino de todas partes de la arquidiócesis. Ese día vi a gente de todos los colores y credos inspirarse un poco ante una imagen que una vez estuvo en el basurero", dijo Caswell. "Vi a los quebrados, física y espiritualmente, experimentar una renovación esa noche. Mi esperanza es que esto sea sólo el principio para nuestra ciudad, que podamos tener la esperanza de que Dios restaura todas las cosas, y que tenemos una madre celestial que nos ama".
 
Danielle Campanella, una joven de la Parroquia de San Patricio en Wadsworth, dijo que es importante dar testimonio de la fe a través de actividades como procesiones. "Es un enorme testamento para los que nos rodean, que se detuvieron y nos observaron mientras orábamos por las calles de Chicago", comentó. "Y es muy oportuno que tengamos esta estatua de María rota aquí en el corazón de Chicago, dada la legislación que está en nuestro gobierno de Illinois en este momento", agregó, refiriéndose a la legislación sobre el aborto que aprobó la Cámara de Illinois esa noche.
 
 
Bill Moran de Elmhurst que decidió en el último minuto asistir al evento lo llamó "poderoso". "Es un claro testimonio público de Cristo. Eso es todo" señaló Moran y finalizó recordando que en una procesión lo medular es celebrar la acción de “Jesús a través de María".