Portaluz.org
"Tal vez el milagro no es evitar la muerte o una gran enfermedad, sino poder enfrentarlas"
Al ir registrando innumerables testimonios de sanación... el dolor de su pérdida dio paso a una certeza de fe que les permitió abrirse a la aceptación de la voluntad de Dios.
Actualizado 5 octubre 2019 - 0:0  
Portaluz   


En Irlanda la conocida periodista Una O'Hagan ha escrito con su esposo un nuevo libro sobre Lourdes titulado The Village of Bernadette (Lourdes miracles and cures), llamando la atención de los medios de comunicación por su testimonio sobre el particular “milagro” que recibieron en Lourdes.
 
Entrevistada el pasado domingo 29 de septiembre por su casa laboral, la radio y televisión irlandesa RTÉ One, O'Hagan afirmó que junto a su esposo Colm Keane -después de ver morir a su hijo Seán por cáncer, de 20 años, en la navidad del año 2007-, solo por mediación de la Santísima Virgen María han podido experimentar finalmente una “enorme sensación de paz y tranquilidad”.
 
¿Qué entiendes por milagro?
 

Al ir registrando innumerables testimonios de sanación que incorporaron al referido libro, el dolor de su pérdida dio paso a una certeza de fe que les permitió abrirse a la aceptación de la voluntad de Dios.
 
Al preguntarles su parecer del por qué no todos reciben una curación milagrosa en Lourdes, O’Hagan desde la propia experiencia con su hijo señaló: “Tal vez el milagro no es evitar la muerte o una gran enfermedad, a veces el milagro más grande es poder enfrentarlas”.
 
Argumentando un poco más sobre su aprendizaje de fe en el Santuario agregó: “Lo que se percibe en Lourdes es la serenidad. Un milagro automático en la mente de mucha gente es: Estaba enfermo, ahora estoy bien. Creo que hace falta una definición más amplia de lo que puede ser un milagro”.
 
Con los ojos de la fe
 
Sus afirmaciones, dice Una O’Hagan, surgen de una realidad que ha conocido escuchando las vivencias extraordinarias y ordinarias de innumerables fieles, no solo por su propia experiencia desde la muerte de su hijo. “¿Cuál sería el sentido de creer en una falsedad?”, comentó.
 
"Hemos pasado por un momento traumático y aun así seguimos creyendo. Los escépticos podrían decir que es imposible y que es algo sin explicación pero no estaban en la habitación con nosotros, no lo sentían y nadie puede contradecirme al respecto", dijo O'Hagan.