Portaluz.org
Ex ranger del ejército testimonia que en la Adoración Eucarística fue liberado de su dependencia a la pornografía
"El Santísimo Sacramento nos mantiene definitivamente en el camino del cielo", destaca el adorador de Cristo Eucaristía.
Actualizado 20 mayo 2020 - 0:0  
Portaluz   


La gente suele preguntarle a Shaun Fullen, de 54 años, residente en Massachusetts (U.S.A.), cómo equilibra esto de ir a la Adoración Eucarística con las exigencias de su trabajo en la construcción, las responsabilidades de ser esposo y padre de cinco hijos pequeños, incluida una hija en la universidad.
 
"Entre la falta de sueño que tengo por el trabajo y la vida familiar, si no tuviera la ayuda del Santísimo Sacramento, no creo que podría soportarlo", dice Fullen, quien acogiendo la invitación de los frailes Franciscanos de la Inmaculada, asiste a una capilla de adoración eucarística perpetua dos veces por semana. Tomó el turno de adorar a las 4 de la mañana, los domingos y lunes.
 
Fullen, un ex Ranger del Ejército de los Estados Unidos de Norteamérica (en imagen abajo) se levanta todos los días antes del amanecer para hacer trabajos de construcción en Boston y comenta que eligió adorar a esas horas de la mañana porque está acostumbrado a levantarse cuando todavía no hay estrellas.



"Pero a veces estoy tan cansado que me quedo dormido", agrega Fullen riendo. "Le pido a mi ángel guardián que al menos me despierte antes de que los frailes aparezcan para relevarme, pero todo está bien. Me encanta. Realmente creo que nuestro Señor me cuida de una manera diferente, ya antes y después de ir a la adoración".
 
Fullen comenzó a vivir esta intimidad con Dios en la adoración eucarística hace unos 13 años, cuando un fraile le preguntó si estaba dispuesto a convertirse en un adorador habitual. Al principio no sabía si su horario podría acomodarse a ello, pero al ver su rostro de duda el hermano franciscano agregó: "Jesús te dará el tiempo". Shaun lo creyó.

"Si haces lo correcto por Él, él lo hará por ti", señala este adorador de Massachusetts que -según cuenta al portal de noticias OSV de la diócesis- privilegia adorar rezando el Rosario y la Coronilla de la Divina Misericordia. Pero también en ocasiones realiza alguna lectura espiritual o el Vía Crucis. A veces, agrega, solo se sienta y habla con Jesús.
 
"El Santísimo Sacramento nos mantiene definitivamente en el camino del cielo", destaca y confidencia que ha sido gracias a la adoración eucarística que pudo romper su dependencia a la pornografía. “Rezar ante Cristo Eucaristía rompió esas cadenas. No podría haberlo hecho sin él", reitera.