Portaluz.org
«El Partido Comunista de China debería ser expulsado de la humanidad»
Actualizado 10 junio 2020 - 0:0  
Massimo Introvigne es un Sociólogo italiano experto en libertad religiosa   


Si te gusta el fútbol asiático, conocerás el nombre Hao Haidong. Antes de retirarse en el año 2006, marcó 41 goles para la selección nacional china, estableciendo un récord en la historia de China. Con sus goles, llevó a China a su única Copa del Mundo en el año 2002, antes de concluir su carrera en Sheffield United de Inglaterra y establecerse en España, donde su hijo también es un jugador de fútbol profesional.

Catorce años después de su retiro, su cuenta de Weibo en China tenía más de siete millones de seguidores hasta el 4 de junio de 2020, día en que se conmemora el aniversario de la matanza de Tiananmén en 1989. El 4 de junio, Weibo canceló la cuenta de Hao. En 24 horas, los relatos de la carrera estelar de Hao desaparecieron de forma consecutiva de los sitios web chinos. A los medios de comunicación deportivos de China se les dijo que no debían mencionar a Hao en el futuro, e inmediatamente comenzaron a criticarlo utilizando solo la primera letra de su apellido, la h.
El crimen de Hao fue aprovechar la oportunidad del aniversario de Tiananmén para decirle al mundo que ya no cree en el Partido Comunista Chino (PCCh). Hao apareció en un video con su esposa, Ye Zhaoying, una estrella del deporte retirada y medallista olímpica como jugadora de bádminton, y declaró que a pesar de creer originalmente en el Partido, «llegó a la conclusión» de que el PCCh es una «organización terrorista» y debería ser «expulsado de la humanidad«. Mencionó a Tiananmén, la represión en el Tíbet y Hong Kong y las amenazas contra Taiwán como los hechos que lo llevaron a esta conclusión. También mencionó la corrupción generalizada en el fútbol chino y denunció la represión llevada a cabo por el Gobierno chino contra las libertades religiosas y de otro tipo.

Algunas de las declaraciones de Hao fueron, sin duda, controvertidas. Apoyó tanto la opinión de que el virus responsable del COVID-19 había sido creado artificialmente en un laboratorio chino, como el proyecto para un «Estado Federal de la Nueva China», el cual debería reemplazar al régimen comunista, promovido por el magnate chino exiliado Guo Wengui y el activista político estadounidense, Steve Bannon, cuyo sitio web transmitió el video de Hao. Si bien estas declaraciones políticas y sus aliados probablemente limitarán el apoyo a Hao entre la diáspora china, el hecho es que un antiguo icono adepto al régimen chino ahora quiere hablar en contra del PCCh. La reacción del Gobierno chino, de borrar de la web y de la historia a uno de los más célebres campeones de China, también es típica del régimen orwelliano del PCCh.