Portaluz.org
Joven cura devastado al descubrir que su bautismo era inválido y por tanto también su ordenación sacerdotal
Las repercusiones de este hecho traen dolor y confusión a toda la comunidad eclesiástica...
Actualizado 25 agosto 2020 - 0:0  
Portaluz   


El 6 de agosto, la Congregación para la Doctrina de la Fe de la Iglesia Católica emitió una nota aclarando que no han sido (ni serán) válidos aquellos bautismos que utilizan una fórmula inadecuada como las palabras "Te bautizamos..." en lugar de la antigua y única fórmula válida de la iglesia: "Yo te bautizo en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo".


 
El padre Matthew Hood, párroco de la parroquia St. Lawrence en Utica (USA), contactó con la Arquidiócesis de Detroit tras descubrir en un registro de video que su propio bautismo celebrado en 1990 era inválido, al utilizar una fórmula inadecuada. Además, puesto que los sacramentos de la confirmación y las órdenes sagradas sólo pueden ser conferidos a católicos válidamente bautizados, el padre Hood quedó “devastado” al saber que no sólo su bautismo era inválido, sino también su confirmación y ordenación sacerdotal.
 
“Fue sin duda un shock y una tristeza descubrir 30 años después que nunca me bauticé. Tenía la sensación alienante de que, aunque seguía al Señor, no era cristiano, ni sacerdote ni diácono”, contó Matthew al Detroit Catholic, la agencia de noticias online de la Arquidiócesis de Detroit.
 
Como consecuencia del bautismo inválido, Hood no estaba realmente habilitado para conferir la mayoría de los sacramentos desde que se creía ordenado en 2017, dijo el arzobispo Allen H. Vigneron en una carta del 22 de agosto a los católicos de la arquidiócesis: "Las parroquias donde el padre Hood ha sido asignado, Divine Child en Dearborn y St. Lawrence en Utica, trabajarán con la Arquidiócesis para contactar a aquellos que buscaron los sacramentos con el padre Hood, para que la circunstancia de cada individuo pueda ser examinada y rectificada", puntualizó el arzobispo.
 


Según un comunicado de prensa de la Arquidiócesis, en 1990 la familia del padre Hood lo presentó para su bautismo en la parroquia de St. Anastasia en Troya, donde el diácono Mark Springer presidía. El diácono Springer decidió bautizarlo usando las palabras, "Te bautizamos..." en lugar de la fórmula prescrita por la iglesia.
 
Graduado del Seminario Mayor Sacred Heart, Matthew Hood relata que se sorprendió al enterarse de las consecuencias, e inmediatamente se dirigió a su Arquidiócesis, que trabajó rápidamente para remediar la situación. El 9 de agosto fue bautizado válidamente, confirmado y recibió la Eucaristía, y después de una semana de retiro, fue ordenado diácono de transición y sacerdote dos días después, el pasado 17 de agosto.



“El arzobispo me llamó, y pude ver que estaba más preocupado que yo, y yo estaba muy preocupado por ello”, dice el padre Hood. “Saber de su cuidado pastoral por mí, por mi vocación, fue una gran gracia desde el principio”.
 
Ahora, la arquidiócesis está intentando contactar a cualquier otra persona que pudiera haber sido bautizada inválidamente por el diácono Springer, quien sirvió en St. Anastasia de 1986 a 1999, o que haya recibido sacramentos inválidos del padre Hood, que sirvió en la parroquia Divine Child en Dearborn del 1 de julio de 2017 al 1 de julio de 2020, y desde entonces en St. Lawrence. El diácono Springer está retirado y no se encuentra actualmente en el ministerio activo.
 
Aunque el padre Hood no estaba habilitado para realizar válidamente algunos matrimonios, celebrar la misa, conceder la absolución, administrar la confirmación o ungir a los enfermos, cualquier bautismo que haya realizado se presume válido, ya que también los laicos pueden bautizar siempre y cuando la fórmula, materia e intención correctas estén presentes, dijo el padre Stephen Pullis, director de evangelización y discipulado misionero de la Arquidiócesis de Detroit.