Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 29 de marzo de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Confesiones de un cura: "Mi vida había perdido el rumbo. En un Confesionario cambió y comenzó todo"

Confesiones de un cura: "Mi vida había perdido el rumbo. En un Confesionario cambió y comenzó todo"
"Recostando mi cabeza sobre el Corazón de Cristo, en el silencio de las noches de adoración, fue donde descubrí que el Señor me quería enteramente para Él".
Actualizado 14 octubre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


“Era la tarde de Navidad y me encontraba totalmente ido, mi vida había perdido el rumbo y carecía (aparentemente) de sentido. Me encontraba con mi familia en una Iglesia de pueblo, a la espera de que diese comienzo la Misa… y de pronto el Señor puso ante mí un sacerdote que entraba en un confesionario; allí cambió y comenzó todo”.

Así de explícito es el testimonio recién publicado en Jóvenes Católicos por el sacerdote español Álvaro Pinto Andrés.

Luego de aquella experiencia de renovación sacramental no sin bastantes dificultades, Álvaro comenzó a buscar tiempo con el Señor, a adentrarme en las profundidades del Evangelio, del Depósito de la fe… “y allí, recostando mi cabeza sobre el Corazón de Cristo, en el silencio de las noches de adoración, en el silencio del corazón que se abre para recibir la Palabra, fue donde descubrí que el Señor me quería enteramente para Él, donde me invitó a que fuese otro Cristo en medio del mundo, para entregar mi vida por su Cuerpo, que es la Iglesia”.

Al principio fue un proceso de bastantes “tiras y aflojas” con el Señor. Primero, porque tenía la idea de que la respuesta a la llamada supondría renuncia, “cuando la vocación lo que regala es plenitud”, apunta el joven cura. También le costaba hacerse a la idea de que Dios pudiese haber puesto sus ojos en alguien “tan torpe, tan tozudo”… para algo tan grande, pero pronto comprendió que “quien lo realiza todo es Él y lo único que nos pide es que seamos valientes para decir sí y no estorbemos la obra del Espíritu Santo en nosotros”.
 

La vida sacerdotal de Álvaro aunque recién comienza -el pasado 7 de octubre, de la mano de Nuestra Madre, la Virgen del Rosario, cumplía su primer año como cura- es bastante intensa, pues tiene como destino pastoral 56 pueblecitos de la montaña palentina.

Tiene claro de qué se trata el llevar almas a Cristo: “Me resuenan mucho las palabras de San Manuel González: «La vida es un camino de ida y vuelta al Sagrario». De ahí es de donde debemos tomar fuerzas para nuestro día a día para salir al encuentro de los hombres de nuestro tiempo, con sus preocupaciones, sus problemas… y allí es donde debemos depositarlos todos (como debemos hacer en el ofertorio de cada Misa); a los pies del Señor, para que nuestra vida sea transformada con Él, en Él y por Él”.

La vida del sacerdote, como la de todo católico, no es fácil. Anunciar el Evangelio, anunciar la Verdad en nuestro tiempo no es un camino de rosas. Supone nadar a contracorriente, avanzar contra el viento de la ideología de turno, contra la marea de aquellos que quieren imponer su pensamiento único deshumanizando al hombre, arrinconando a la familia… “Por eso, ahora más que nunca, es necesario que las familias, las parroquias… que la Iglesia, sean oasis en los que Dios habla a la humanidad, oasis de esperanza para el mundo”, señala parafraseando a Papa Benedicto XVI.
 
“Lleno de esperanza -arenga al finalizar el padre Álvaro- os invito a recordar la vocación recibida el día de vuestro Bautismo, una llamada a la Santidad, a la vida en Cristo. Cada uno en su estado: los casados, siendo testimonio del amor de Cristo por su Iglesia, como célula primera de la vida eclesial y social, como testimonio de que la fidelidad y el amor son posibles, aún en un mundo líquido en que nada parece durar, en el que nos cansamos pronto de todo… Los solteros, haciendo fecunda la vida a su alrededor, dando testimonio de amor en el desempeño del trabajo bien hecho, en la entrega incondicional a su familia, a su entorno… siendo con ello testigos de la presencia de Cristo en su vida, para la vida del mundo. Los religiosos, anticipando con su vida el destino final de los hombres, una vida escondida en Cristo, junto al Padre por el Amor, el Espíritu Santo. Y los sacerdotes… siendo hostia viva, inmolando nuestra vida por amor a Cristo, en servicio de su Cuerpo, que es la Iglesia, de la cual Él nos ha hecho sus servidores. Para nosotros, todo esto, es imposible. Abandonados en las manos de Dios, nada hemos de temer”.


 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
Nació tetrapléjico y le atribuyeron deficiencia mental. Pero sería un destacado científico y autor de "la Salve"
¿Cómo enfrentan al Covid19 las personas vulnerables, en situación de calle? El testimonio de Roby Curtis
En tiempos del virus Covid19 seguir el ejemplo de santa Jacinta Marto y estar atentos a Medjugorje
En impactante audio sacerdote afectado por Covid-19 llama a ofrecer "la vida, sacerdotalmente, por nuestro pueblo"
Una empresaria reencuentra su fe y devoción a la Virgen al enfrentar la enfermedad y muerte de su esposo
¿Son compatibles la meditación de conciencia plena y la oración?
Empresaria norteamericana dice que ha vencido su adicción consagrándose al Inmaculado Corazón de María
Una nueva derrota para el demonio: Joven francesa que vivía en fiestas y borracheras se Confiesa
Un ángel interviene en bautismo de emergencia a un moribundo. Testimonio del padre John Horgan


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 El padre Giuseppe fallece tras ceder a un joven desconocido el respirador artificial que sus feligreses le habían enviado
2 ¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
3 Video de Adoración Eucarística y bendición Urbi et Orbi ante la pandemia. "La Oración es nuestra arma" alienta el Papa
4 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
5 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
6 Nació tetrapléjico y le atribuyeron deficiencia mental. Pero sería un destacado científico y autor de "la Salve"
7 Cristo bañado por las lágrimas del cielo...
8 Asociación Internacional de Exorcistas: No tenemos evidencia que el demonio sea la causa eficiente del Covid 19
9 En tiempos del virus Covid19 seguir el ejemplo de santa Jacinta Marto y estar atentos a Medjugorje
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |