Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 5 de diciembre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Del pecado de la soberbia y sus consecuencias para el mundo polemiza el escritor Juan Manuel de Prada

Del pecado de la soberbia y sus consecuencias para el mundo polemiza el escritor Juan Manuel de Prada
En diálogo con Revista Misión el conocido columnista español abofetea cierta mojigatería espiritual de ateos y creyentes, apuntando a que "hoy mostrar el mal y el pecado resulta escandaloso".
Actualizado 14 diciembre 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Aunque nació en Euskal Herria (País Vasco) el 31 de enero de 1970, Juan Manuel de Prada aún era un niño cuando sus padres regresaron a los feudos de la familia en Zamora. Allí, su abuelo, sería el amigo de paseos del niño Juan y referente formativo que estimuló su amor por la lectura y el gozo de escribir. Con 25 años publicó su primer producto literario valorado por la crítica; obra titulada, sugestivamente, “Coños” cuyo éxito permitió que fuere traducida a más de 15 idiomas.
 
Han pasado décadas desde entonces, en las que ha fortalecido cierto carácter purgativo en sus reflexiones, dando voz a las “periferias” según el mismo señala en varios de sus artículos que Portaluz reproduce con regularidad.
 
A mediados de este año 2018 en un ejercicio lúdico y democrático aceptó ser entrevistado por el delfín de la neo-izquierda española, Pablo Iglesias, en el programa Otra vuelta de Tuerka. «No soy conservador, soy un católico tradicional», respondió de Prada a Iglesias en el referido magazine, cuando este le atribuyó ser un "conservador católico antiliberal".
 
Ahora, en entrevista reciente con Revista Misión, cuando el periodista J. A. Méndez le enrostra una supuesta dualidad, por impregnar de una ortodoxa moral católica sus artículos mientras en sus libros desplegaría un “naturalismo sórdido”, de Prada lo corrigió sin dilación aclarando: “No existe tal dualidad. Escribo artículos para vivir, porque no me queda otro remedio, y en ellos doy mi opinión sobre temas de actualidad. La novela es diferente, porque en una novela tienes que mostrar la vida tal cual es, sin edulcorarla. Pero en estos momentos, la mentalidad católica está tan a la defensiva que ha dejado de entender el sentido del arte”.

“Para iluminar la naturaleza humana” -prosigue aclarándole de Prada al periodista- “…hay que mostrar sus aspectos más oscuros o escabrosos”.  Cuestión que, en nuestro tiempo, agrega el escritor, es compleja pues en su opinión “la Iglesia se ha protestantizado y ha asimilado formas de ver el mundo que no son católicas. Hoy mostrar el mal y el pecado resulta escandaloso, así que hemos desarrollado un puritanismo que convierte en irrelevante el arte católico”.

 
¿Será que nos cansa que el mundo presente lo malo como bueno?
El mundo se ha separado tanto de la visión católica que ha condenado al católico a un gueto. Por una parte, los católicos hemos abandonado las posiciones de vanguardia. Por otra, hemos desarrollado una sensibilidad sulpiciana, como esas figuras de yeso almibaradas que han hecho estragos. La cultura católica ha dejado de existir o es infantil y edulcorada. Esto, acompañado de un stablishment cada vez más anticatólico, genera puritanismo.
(…)

¿Cómo revertimos esta situación?
Para revertir la situación hay que volver a ocupar las posiciones que se abandonaron. Sin embargo, hoy por hoy, y sin intervención sobrenatural, es prácticamente imposible. Más bien estamos próximos a un momento en el que no se podrá hablar sobre ciertos temas o con determinados enfoques. Este es como todos los momentos de soberbia de la humanidad, que suelen saldarse con descalabros. Pienso que en los próximos años habrá un derrumbe.

¿A qué se refiere?
La decadencia de occidente, una vez abandonada la fuerza nutriente que le daba la fe religiosa, es brutal. Es muy probable que de aquí a cincuenta o cien años haya entrado en una necrosis insalvable. Esta época de descomposición de la razón será muy rápida. Y en cien años, como tras la devastación del Imperio Romano, sobre las ruinas, habrá que levantarla de nuevo. Surgirá de forma natural, al principio incipiente y minoritaria, la necesidad de una reconquista cultural, que se extenderá a ámbitos mayores. Creo más en eso que en invertir la tendencia.

¿Y cómo salvaguardamos aquellos valores que no podemos perder?
Mediante la tradición. Hay que procurar crear vínculos fuertes, mantenerte fiel a aquello que quieres salvar y transmitírselo a tus hijos. No hay otra manera, aunque cada vez sea más difícil.
(…)

Lleva la vitola de escritor católico. Más allá de defender una doctrina, ¿cómo es su relación con Cristo?
Es una relación un poco conflictiva, de muchísimo amor y muchísimo dolor. Es como la relación de Jacob cuando tiene que pelear con Dios: yo estoy en una pelea constante con Él porque hay cosas que me cuesta aceptar.

¿Por ejemplo?
La imitación de Cristo, que es la razón de ser de la vida cristiana, es dura: tienes que renunciar a muchas cosas y adoptar una forma de vida muy reñida con el tiempo que vivimos. Y no tanto en las pasiones inmediatas, sino en renunciar a cosas como el éxito. Pero ese componente de lucha es muy necesario para el cristiano.

¿Reza usted?
A diario. Alterno oraciones tradicionales con el diálogo directo con Dios. Soy tradicional: rezo al levantarme, al acostarme y con actos de piedad como el ángelus y el Rosario. Y luego, en momentos variopintos.

¿Y se confiesa?
¡Cómo no me voy a confesar! Me confesé anteayer, mismamente. Pero lo bueno de envejecer es que a medida que te haces viejo, pecas menos. En realidad, y lo considero un punto a mi favor, siempre he tenido más problemas con los pecados de la carne que con los del espíritu. Y los auténticamente infernales son los del espíritu, aunque los de la carne te vayan preparando. Con los años se atempera uno, así que peco menos.

 
Puedes leer la entrevista completa en Misión pulsando aquí

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Personajes
La pasión por Cristo Eucaristía del futbolista converso Deblin Hodges: "Allí pude sentir la presencia de Dios"
El pasado delictual del actor Mirko Frezza y su nueva vida al servicio de los pobres confiado a la Virgen
Reconocer que le "gustaba pecar" fue clave para descubrir la ternura de Dios y ser sacerdote
Etienne y su amor por los pobres motivan decisión del Papa Francisco
Urgente: Piden rezar rosarios para lograr liberación de misionera esclavizada por terroristas de Al Qaeda
"Yo creía que me iba a morir, pero Dios me ayudaba", dice niño que "sentía gran mejoría" cuando comulgaba
Sanando almas en las cárceles mediante el rezo del rosario… y el rugby
Estuvo muerta y recibió una segunda oportunidad. Hoy entrega su vida como adoradora de Cristo Eucaristía
Un testigo de Cristo para el mundo actual
Paul Jedrasiak, de la seleccion francesa de rugby: "Cristo es el hilo conductor de mi vida"


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 En reciente aparición a joven campesino la Virgen reitera lo dicho en Fátima. Multitudes acuden al lugar
2 Para matrimonios en crisis exorcista comparte el testimonio de su madre sobre el Sagrado Corazón de Jesús
3 Carta Apostólica Admirabile signum del Santo Padre Francisco sobre el significado y el valor del belén
4 La pasión por Cristo Eucaristía del futbolista converso Deblin Hodges: "Allí pude sentir la presencia de Dios"
5 Paternidad sobrenatural y seguimiento de Cristo: Defensa del celibato del p. Carter Griffin
6 Una joven musulmana se enamora de Jesús al comprender que, siendo Dios "aceptó morir en la cruz por amor"
7 Que las familias sean templo para la Eucaristía, exhorta el Papa Francisco en su catequesis
8 Urgente: Piden rezar rosarios para lograr liberación de misionera esclavizada por terroristas de Al Qaeda
9 Virgen de la Medalla Milagrosa
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |