Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 29 de enero de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

El valor del silencio y la humildad en John Curry, el niño irlandés vidente de la Virgen

El valor del silencio y la humildad en John Curry, el niño irlandés vidente de la Virgen
"El niño dice que vio imágenes, imágenes bonitas, la Santa Virgen y San José… y la luz, y escuchó que la gente hablaba de ellas, y subió sobre el muro para ver las cosas bonitas y la luz"
Actualizado 9 junio 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz/ Cari Filii   


John Curry vio a la Virgen cuando tenía 5 años… y a San José… y a San Juan Evangelista. Pero no sería el único vidente. También los vieron otros 14 paisanos en su pueblo natal, Knock (Irlanda).
 
Después, con 25 años de edad emigró para trabajar en Estados Unidos como obrero ferroviario. Luego, en su vejez, ya con más de 60 años, fue acogido en una casa de las Hermanitas de los Pobres y ayudaba en misa. También estaba encargado de recoger el comedor cada día.
 
-“Vaya, veo que usted se llama John Curry y es irlandés… ¿No conocerá Knock, donde la Virgen se apareció? ¿No conocerá al John Curry que se le apareció la Virgen?”- le preguntó una de las hermanas consagradas de la casa que por esos días estaba precisamente leyendo sobre la aparición.
-“Ese John Curry es el que ayuda en misa, con usted, cada mañana en esta casa”- le respondió Curry y luego, divertido por el suceso, lo escribió en una carta.
 
El último con vida, de 15 videntes
 
John Curry, el niño que vio a la Virgen, murió en 1943 con 68 años. Era el último de los videntes de Knock. Nació pobre, vivió pobre y murió pobre. Lo enterraron en una fosa sin lápida, en un cementerio comunal propiedad de las Hermanitas de los Pobres en Long Island.
 
Hace un par de años, en 2015, el cardenal de Nueva York,  Timothy Dolan, visitó en Irlanda el Santuario de Knock, que recibe peregrinos cada día. El rector, Richard Gibbons, le explicó que en su diócesis, en Nueva York, estaba oculta y sin marcar, la tumba del último de los videntes, el más pequeño. Entonces el cardenal Dolan, de vuelta a Nueva York, hizo localizar el lugar, desenterrar al vidente y enterrarlo con honores este 13 de mayo de 2017, mientras el Papa Francisco canonizaba a otros dos niños videntes, Francisco y Jacinta Marto, los videntes de Fátima.

Humildad en quien es habitado por Dios

Ahora descansa en la Basílica de Saint Patrick (Antigua Catedral), con una lápida que lo señala en granito negro y azul como “Testigo de la aparición de Knock”.
 
A menos que le preguntasen John Curry no hablaba casi nunca de aquel día único, increíble, inolvidable y lluvioso, el 21 de agosto de 1879. Un primo que lo visitó ya mayor lo describió como “un hombre bueno, respetable”, que disfrutaba hablando de su juventud e infancia en Irlanda. Una de las Hermanitas que vivían con él lo describió como “muy cándido”, “si hacía algo mal, era el primero en decírtelo”.
A los pocos días de la visión en Knock, en 1879, la Iglesia investigó el caso. Quince parroquianos decían haber visto en la pared externa de la parroquia, bajo la lluvia, una luz, y en ella la Virgen, que miraba hacia el Cielo y, a su lado, San José y San Juan Evangelista. La testigo de mayor edad era una señora de 74 años. John, de cinco, era el más joven. Su primo, de 11 años, lo había levantado sobre una valla para que pudiera verlo. La aparición duró dos horas.
 
En la comisión investigadora inicial entrevistaron al pequeño y tomaron nota: “El niño dice que vio imágenes, imágenes bonitas, la Santa Virgen y San José. No podía afirmar más que vio las imágenes bonitas y la luz, y escuchó que la gente hablaba de ellas, y subió sobre el muro para ver las cosas bonitas y la luz”… Su testimonio y el de los otros testigos convenció a la comisión y a la Iglesia: Knock se convirtió en lugar de peregrinación aprobado.
Declaró con 5 años… y con 62
Pero casi seis décadas después, en julio de 1937, al otro lado del Atlántico, John recibió en la casa de las Hermanitas la citación de un tribunal eclesiástico neoyorquino, para ir a dar testimonio sobre el caso otra vez.
 
– ¿Es usted el John Curry que se menciona por haber sido testigo presencial de la supuesta aparición de la Virgen María en la iglesia de Knock ese día? – preguntó el tribunal.
Sí, señor, yo soy ese mismo John Curry.
 
Y explicó su testimonio, con más detalles. En la visión vio un altar, y un cordero, aunque no recordaba si el cordero estaba en el altar o en brazos de San José. San José tenía bigotes, y San Juan tenía un libro. Dijo que lo recordaba “como si fuera anoche”. Que sí había leído el testimonio de otros testigos, pero que él hablaba “de lo que tengo en la cabeza”. “Me pareció que las imágenes estaban vivas, pero no hablaban. Una de las mujeres allí, Bridget Trench, besó los pies de la Santa Virgen y trató de abrazarlos, pero no había nada allí, solo la imagen. Yo la vi hacer eso. Las figuras eran de tamaño real y las recordaré hasta la tumba”, declaró y agregó: “Tengo una gran memoria, la hermana se lo puede decir. Y nunca he estado enfermo en mi vida, la única vez que pagué a un doctor fue para que me quitaran un diente”. Sin embargo, el hecho de vivir con las Hermanitas de los Pobres indica que a los 62 años ya no estaba muy bien de salud. De hecho, moriría 6 años después.

En el silencio está el mensaje
 
Knock es una aparición peculiar: muchos testigos y ningún mensaje. La Virgen va acompañada, de su esposo y de su hijo-tutor, Juan, el nuevo hombre de la casa, entregado por Jesús al pie de la Cruz: “Hijo, ahí tienes a tu Madre; Madre, ahí tienes a tu hijo”, le dijo. Durante dos horas, bajo la lluvia, ellos estuvieron allí.
 
En el santuario de Knock explican que el mensaje no son palabras, el mensaje es la presencia. Con su presencia dicen “estamos aquí, estamos con vosotros”. Una familia peculiarísima: José, Juan, María… que dio consuelo con su presencia a los campesinos irlandeses pobres de 1879 y puede dar consuelo a las extrañas familias recompuestas o desmanteladas de este siglo XXI. Estando ahí, bajo la lluvia, sin palabras. Para quien los contemple.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
Una empresaria norteamericana dice que ha vencido su adicción consagrándose al Inmaculado Corazón de María
Una nueva derrota para el demonio: Joven francesa que vivía en fiestas y borracheras se Confiesa
Un ángel interviene en bautismo de emergencia a un moribundo. Testimonio del padre John Horgan
10 razones que te llevarán a conocer el poder del rosario y a rezarlo con la docilidad de la Virgen María
Dejó la policía italiana y un proyecto de matrimonio para ser sacerdote
Padre Mike Schmitz alerta sobre la "herejía de las buenas obras"
Cientos de jóvenes en Irlanda piden y reciben un valioso regalo de Navidad: La absolución de sus pecados
Impactantes palabras del demonio reconocen origen y efectos del poder mediador de la Virgen María
Su novio ateo la empujó a los brazos de Dios
¡Dios con Nosotros!


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 La valiente y ejemplar batalla de los laicos en Bolivia
2 Está casado, es padre de 4 hijos, diácono y lidera con su esposa la parroquia San Stanislao de Roma
3 Una empresaria norteamericana dice que ha vencido su adicción consagrándose al Inmaculado Corazón de María
4 Un compromiso que ya ha salvado 24 mil niños: No lo mates, no decidas aborto, Gemma te puede ayudar
5 Los dos papas
6 Los ángeles de Pedrito
7 Una nueva derrota para el demonio: Joven francesa que vivía en fiestas y borracheras se Confiesa
8 El Papa exhorta a evangelizar con alegría: "El gozo de recibir la Palabra de Dios, el gozo de ser cristianos"
9 ¿Los hijos no pertenecen a los padres?
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |