Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Lunes, 8 de marzo de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA
Travesía de un misionero

En la periferia encontró lo "simple, lo fundamental, lo eterno"

En la periferia encontró lo "simple, lo fundamental, lo eterno"
Dejó su tierra para acompañar y promover a niños y jóvenes con discapacidad, en Kenia. En ellos reconoce el rostro de su amado Cristo.
Actualizado 1 agosto 2013  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Equipo Portaluz   


En octubre próximo cumplirá doce años de sacerdocio y los celebrará tal como lo ha hecho desde el 2009, trabajando en medio de los más desprotegidos, en la República africana de Kenia. Es el padre Alejandro Ruiz, miembro de la Congregación Don Orione. Este cura latinoamericano afirma que cuando cumplió los 40 años de edad, volvió a florecer en él la vocación misionera. Habiendo ya servido a personas con discapacidad, no dudó que era llamado a misionar en las periferias del dolor. África era su lugar. Así fue como en Nairobi consolidó un centro de rehabilitación y reinserción para niños y jóvenes. Junto a ellos logró incluso que hoy los productos que cultivan sean comercializados en supermercados y hoteles de la ciudad, generando sustentabilidad  y nuevos recursos para replicar la obra en otros sectores. A continuación reproducimos parte de una entrevista que concedió al boletín “Chile Misionero”…
 
¿Alejandro, qué te impacta de este servicio misionero?

Impacta muchísimo comprobar las grandes desigualdades que existen en nuestro mundo y en nuestra sociedad. Saber que hay niños que aún sienten hambre, me golpea profundamente. La impotencia de no poder ayudar a todos los que necesitan, por momentos crea una frustración muy grande en donde sólo Dios te da el consuelo para seguir caminando. Lejos lo mejor que me ha ocurrido es aprender que el mundo no termina en quienes queremos, ni en nuestras fronteras. La generosidad nos hace crecer si somos flexibles en nuestro pensar y generosos en la escucha respetuosa del otro. Siento que he crecido muchísimo, siento que vivo la vida con más pasión y lo poco que entrego, lo hago con profunda alegría.
 
¿Qué enseñanzas personales te deja esta misión? ¿Vale la pena recomendarla? ¿Por qué?

Ha sido un “renacer” con toda la profundidad e implicancia de esta palabra. Un Renacer ante Dios y un renacer a mí mismo. La misión me ha ayudado a recuperar espontaneidad, simplicidad y respeto, desde lo más pequeño a lo más grande. Siento que soy más comprensivo conmigo mismo y también con el resto, he experimentado sin lugar a dudas, una nueva dimensión de la misericordia de Dios.  
 
Por supuesto que vale la pena recomendarla. A todos quienes han recibido esta invitación de Dios, les digo vayan, ¡no tengan miedo! Es un proceso que hace bien en todos los aspectos. No siempre es fácil, pero las dificultades ayudan a que esta experiencia sea completa. Es un desafío que se debe tornar con generosidad, responsabilidad y oración permanente.
 
Su experiencia en Kenia le ha marcado profundamente…

Conocer a sus habitantes ha significado para mí el encuentro definitivo con lo simple, lo fundamental, lo eterno. Estas personas viven una libertad increíble ante Dios y lo que les rodea. Lo digo muy de corazón, impresiona la simpleza con que viven. Cuánto bien haría esta experiencia a nuestros pueblos.
 
Pedí mucho a Dios me diera la capacidad de observar con el máximo cuidado y respeto sus celebraciones; pedí profundamente que acallara no sólo mi boca, sino sobre todo mis prejuicios, que evitara las comparaciones y que preparara mi corazón para un verdadero encuentro con estas personas que la verdad me comenzaban a conquistar con su cariño, simpleza, alegría y libertad. Hay una sabiduría impresionante en estas personas. Estando entre ellos, me sentí en el corazón de Kenia.
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Mundo
Entre las ruinas que dejaron los terroristas del ISIS, vuelven a florecer las vocaciones sacerdotales
Nueva agresión a los católicos del dictador Lukašenko: Impide el ingreso al país de Mons. Kondrusiewicz
No existe un gen gay, concluye reciente estudio científico. Consecuencias legales analizadas por el sociólogo Paul Sullins
Lo que Kim Kardashian y Kanye West silencian al defender los "vientres de alquiler"
Un nuevo informe documenta el "silencio cómplice" de líderes civiles ante el abuso de los pedófilos en línea
Cardenal Porras pide intervención urgente: En Venezuela los niños mueren a causa de la desnutrición como en Siria
Estudio reporta un alto porcentaje de éxito con terapias reparativas para algunos hombres homosexuales
Piden urgente oraciones: Familias cristianas narran el terror en su huida del Sinaí
Histórica decisión en Congreso de Estados Unidos: Aprueba retirar financiamiento a Planned Parenthood
El regalo del Papa: "Lo que amo quiero dárselos, compartirlo: es Jesús, Jesucristo, la misericordia del Padre"


San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Papa Benedicto XVI y una desconocida promesa de la Virgen: ¡Bastan Tres Ave Marías para llegar al cielo!
2 Testimonio de sacerdote perseguido en Irak: "Yo tengo siempre tres palabras en mi corazón: rezar, perdón y fe"
3 "Chet" era un adicto, antisistema y ateo. Pero "Dios se me reveló" cuenta este joven hijo del actor Tom Hanks
4 Son decenas los medios de comunicación españoles, engañados por la secta "Pare de Sufrir"
5 Registro audiovisual y valoración del viaje apostólico a Irak de Su Santidad el Papa Francisco
6 Papa Francisco: "Gracias a Jesucristo, la oración nos abre de par en par a la Trinidad, al mar inmenso de Dios que es Amor"
7 "En nombre de Dios…" una valiente monja arriesga su vida por salvar a cientos de jóvenes en Myanmar
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |