Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 28 de marzo de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Fue gestado en un encuentro casual y agradece que no lo abortaran. Ha cumplido su anhelo de niño: ser sacerdote

Fue gestado en un encuentro casual y agradece que no lo abortaran. Ha cumplido su anhelo de niño: ser sacerdote
"No dejo de agradecerle a Dios por tantos regalos que me ha concedido (…) Quiero seguir hasta el último momento para dar la vida por Cristo si así lo quiere Él".
Actualizado 13 diciembre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz. Ana Beatriz Becerra   


Haber nacido el día en que la Iglesia celebra la festividad de San Benito, un 11 de julio, es motivo de gratitud para el sacerdote René Cari. “Ese santo me ayudó mucho desde pequeño”, confidencia. Asimismo, el haber sido bautizado en la parroquia San Cayetano la víspera de la fiesta de San Francisco Javier. Tres santos que le han acompañado, dice, a lo largo de su vida.
 
Tiene 51 años, nació en Buenos Aires, pero las decisiones de su madre biológica determinaron que René fuese criado a 1600 kilómetros de la capital, en Jujuy. Era apenas un bebé de pocos meses cuando fue entregado en adopción a su madrina de bautismo. Decisión que lo alejaría de su madre, dos hermanos por parte materna y del hombre que lo concibió. Al paso de los años volvería a saber de todos ellos.
 
Dios, la Virgen y la familia
 
Concebido en una relación “accidental”, su padre nunca supo que él existía. Agradece que su madre -quien estaba recién separada y ya tenía dos hijos de esa relación truncada- no lo haya abortado. “Yo era bebé. A los pocos meses que había nacido mi mamá biológica me llevó a Jujuy con mi madrina, Marcelina, que es mi mamá actual. Fue realmente mi maestra, es una mujer muy católica, muy piadosa. Rezábamos juntos, me llevaba a misa y hasta rezábamos el rosario”.
 
Pero René no fue el único hijo que adoptaron Mamá Marcelina y su esposo Telésforo; también llegó luego una hermanita a este hogar donde la fe hacía parte del alimento diario. Así entonces René y su hermanita pudieron ir sanando las heridas de las pérdidas que todo niño o niña adoptada -con mayor o menor conciencia- enfrenta. “Éramos una hermosa familia, la verdad que nunca se extrañó, nunca se sintió nada, estábamos muy bien custodiados con una madre muy especial. Teníamos un cuadrito de la Virgen de Fátima y con mi mamá rezábamos todas las noches el rosario.  La devoción a la Virgen de Fátima fue la primera devoción que conocí”. 
 
El anhelo que se hizo realidad
 
A los siete años René supo que debido a “problemas pulmonares” su madre biológica había fallecido en Buenos Aires.  El pequeño, aferrado al amor de mamá Marcelina y a la práctica espiritual cotidiana, no guarda recuerdos de haber sentido pesar alguno por la noticia. “Yo estaba en un ambiente con tanta paz, todo estaba en el amor y la paz de mi madre que me adoptó”, reitera René.
 
 
Esa paz se nutría de la misa dominical que él esperaba toda la semana, feliz de contemplar al sacerdote: “Me tocaba el alma”, explica. Experiencia que en cuarto grado dejó registrada (ver en foto adjunta), cuando en una tarea del colegio la profesora les pidió escribir lo que deseaban ser cuando grandes. “Yo escribí en un cuadernito: Cuando grande quiero ser sacerdote del país y de todo el mundo, ir a Roma y conocer al Papa. Para mí era imposible pensar en esas cosas, fue un toque de Dios, yo no escribiría algo así. Yo tengo ese cuaderno aún y me dibujé como iba a ser cuando fuera sacerdote” comenta René.
 
Las gracias de Dios, manifiestas en los cuidados y sacrificios que hicieron sus padres, permitirían a René Cari cumplir su anhelo de niño. El 3 de diciembre de 1994 –“día de San Francisco Javier”- es ordenado sacerdote.
 
Uno de sus hermanos por parte de madre, Rubén, es también sacerdote. Juntos compartieron un período de formación en Mendoza. Mantiene relación además con Gerardo, su otro hermano. A su padre biológico pudo conocerlo 40 años después de haber nacido. “No dejo de agradecerle a Dios por tantos regalos que me ha concedido (…) Quiero seguir hasta el último momento para dar la vida por Cristo si así lo quiere Él”, nos comparte padre René al finalizar este encuentro de testimonio para los lectores de Portaluz, que refiere al valor sagrado de la vida.
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
Nació tetrapléjico y le atribuyeron deficiencia mental. Pero sería un destacado científico y autor de "la Salve"
¿Cómo enfrentan al Covid19 las personas vulnerables, en situación de calle? El testimonio de Roby Curtis
En tiempos del virus Covid19 seguir el ejemplo de santa Jacinta Marto y estar atentos a Medjugorje
En impactante audio sacerdote afectado por Covid-19 llama a ofrecer "la vida, sacerdotalmente, por nuestro pueblo"
Una empresaria reencuentra su fe y devoción a la Virgen al enfrentar la enfermedad y muerte de su esposo
¿Son compatibles la meditación de conciencia plena y la oración?
Empresaria norteamericana dice que ha vencido su adicción consagrándose al Inmaculado Corazón de María
Una nueva derrota para el demonio: Joven francesa que vivía en fiestas y borracheras se Confiesa
Un ángel interviene en bautismo de emergencia a un moribundo. Testimonio del padre John Horgan


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 ¿Ante el Covid 19 Dios se queda en silencio? "Tiempos difíciles, tiempos de santos", dice el padre Luis Zazano
2 Video de Adoración Eucarística y bendición Urbi et Orbi ante la pandemia. "La Oración es nuestra arma" alienta el Papa
3 Asociación Internacional de Exorcistas: No tenemos evidencia que el demonio sea la causa eficiente del Covid 19
4 Nació tetrapléjico y le atribuyeron deficiencia mental. Pero sería un destacado científico y autor de "la Salve"
5 El padre Giuseppe fallece tras ceder a un joven desconocido el respirador artificial que sus feligreses le habían enviado
6 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
7 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
8 Entre el cielo y la tierra
9 El exorcista italiano Paolo Carlin: "es imposible conciliar la perspectiva de la New Age y la cristiana"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |