Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 13 de diciembre de 2018
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Fue violada a los 11 años y se negó al aborto. Hoy su hijo está en el seminario y la hija es contadora

Fue violada a los 11 años y se negó al aborto. Hoy su hijo está en el seminario y la hija es contadora
"Hoy mis hijos son mi mayor orgullo. Mi hijo está en el seminario y mi hija el año que viene se recibe de contadora y ya soy abuela porque ella es madre de una hijita."
Actualizado 6 abril 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz/ Salvarel1   


El dramático relato de esta historia publicada el pasado 5 de abril en el blog Salvarel1, ha sido escrito desde Argentina por su propia protagonista: Claudelina Sanabria.

Los hechos ocurrieron en Paraguay. La violencia enquistada en mentes retorcidas y protegida por estructuras de pecado, tuvo esta vez por víctima a Claudelina, cuando tenía apenas 11 años de edad. Sin embargo esta pequeña niña sería capaz de enfrentar la brutal desprotección de su madre, a su padre ausente, al déspota violador e incluso a un juez corrupto. Defendió la vida de su hija y luego la de su hijo.
 
Este es el relato que ella misma ha dejado registrado en la esperanza de alentar a otras mujeres o niñas que pudieren verse enfrentadas a situaciones semejantes a las que ella padeció…
 
El amor es más fuerte

(Claudelina en imagen adjunta facilitada por Salvarel1)


 
“Cuando tenía 11 años me violaron y quedé embarazada. Mi madre recorrió toda Asunción para conseguir un juez que me casara con el chico que me había violado ya que ella no me creyó cuando yo le dije que él me había violado.
 
Cuando estuve delante del juez tutelar del menor, él me dijo que tratándose de una violación, lo que podía hacer era facilitarme el aborto por medio de un papel y me preguntó si yo sabía qué era un aborto. Le respondí que no, que no lo sabía y me lo explicó. Entonces, le dije que yo no quería hacerme un aborto porque, si me lo hiciera, sería una asesina.
 
Volví con mi madre a casa y entonces ella me entregó al pibe que me había violado para formar pareja y con él viví hasta los 20 años. A los 13 años ya era madre de dos hijos, ambos concebidos en sus constantes violaciones. Hoy, yo tengo 36 años, mi hijo mayor tiene 24 y mi hija 23.
 
Pasé un infierno de 10 años al lado de mi violador; sufrí cosas que no puedo ni explicar, pero nunca jamás pensé en asesinar a mis hijos porque fueran frutos de una violación.
 
Hoy mis hijos son mi mayor orgullo. Mi hijo está en el seminario y mi hija el año que viene se recibe de contadora y ya soy abuela porque ella es madre de una hijita. 
 
Cuando cumplí la mayoría de edad y con la ayuda de la madre de mi violador que veía como me trataba y golpeaba, dejé Paraguay, país que no defiende a las mujeres y vine a Argentina que es donde resido ahora. No volví más. La madre le hizo una perimetral y llevó ella a los chicos y me mando para acá.
 
Hace poco se me partió el alma cuando mi hijo me pidió perdón por el mal comportamiento de su padre, por todo mi maltrato. A pesar de estos sufrimientos no me hice una mala persona. Hay veces que me pregunto si la vocación al sacerdocio de mi hijo no tendrá sus raíces en aquellos malos tratos de su padre que él presenció.
 
Y otro día mi hija me preguntó si yo los amaba a ella y a su hermano de la misma manera que amo a su hermano pequeño, el niño que he tenido con mi actual pareja. Y le contesté que sí, siempre los amo, porque esto es lo que siento, un inmenso amor por mis hijos. Y creo que, si los hubiese abortado, viviría una vida triste.
 
Si tuviese que aconsejar a una muchacha que espera un hijo tras una violación, le diría que fuera fuerte y que opte por la vida. No se arrepentirá. Yo lo pasé y no hay nada como dar a luz y ser madre. Ojalá pueda hacer entender a todas esas personas que nadie tiene derecho de sacar la vida de un inocente.
 
Cuando nació mi hijo, fui la mamá más joven del año. La verdad es que no tuve adolescencia porque pasé de ser niña pequeña a ser madre. Parecía que me habían dado una muñeca y que la llevaba en el brazo pero, desde que me lo pusieron allí, ya no me quería desprender de él ni un instante. Lo amaba.
 
Me siento feliz de haber dicho sí a la vida y no al aborto."
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Familia
Encuesta identifica cinco experiencias habituales en quienes dijeron sí al aborto
Investigación concluye: Matrimonios con hijos y que consolidan familias estables, impulsan el desarrollo de la economía
Perdió a dos ´amores´, con el tercero conoció lo que es amar, superó el duelo, sanó y logró paz
Estudio señala que tener sexo antes de casarse afecta la felicidad en el matrimonio
La vida de Berta floreció cuando dijo la verdad pidiendo perdón a Dios y a su hijo mayor
"La Virgen me rescató de la lujuria, pornografía y drogas", revela el director de un movimiento católico
Damien y Mary ex adictos a la heroína: "El amor y la fe nos dieron la fuerza para tomar un mejor camino"
Tiene tres años, padece progeria, "habla con la Virgen" y su vida revela la urgencia de una transformación cultural
La experiencia de una joven mujer tras la muerte de sus padres y esposo: Sin Dios es una tragedia
Sociólogo Fernando Vidal: "El ser humano comenzó con la implicación del padre"


Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

El don de la comunión trinitaria

El don de la comunión trinitaria

Relatos de un peregrino ruso

Relatos de un peregrino ruso

LO MÁS LEÍDO
1 Las trampas de Satanás
2 Obispo conmovido por el testimonio de un sobreviviente del comunismo: «El rosario me ha salvado»
3 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
4 El New York Times revela por qué la operación de cambio de sexo no es garantía de felicidad para los transexuales
5 Era un joven fiestero y no católico hasta que fue desbordado por el amor de Dios en una eucaristía
6 El campeón mundial de futbol Olivier Giroud: De una pública infidelidad a declarar su gratitud a Cristo
7 Encuesta identifica cinco experiencias habituales en quienes dijeron sí al aborto
8 El Papa alza la voz en defensa de "los niños por nacer a quienes se les niega el derecho a venir al mundo"
9 Primera predicación de Adviento: ¡Dios existe!
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |