Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 16 de diciembre de 2018
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Hanna, la compañera del cardenal Karol Wojtyla proclamada beata

Hanna, la compañera del cardenal Karol Wojtyla proclamada beata
Beata Hanna Ch. en su adolescencia
La fe de Hanna Chrzanowska no fue derrotada ni por nazis, ni comunistas.
Actualizado 4 mayo 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Muchas veces se vio a la carismática enfermera Hanna Chrzanowska visitando a los enfermos y a los postergados de la sociedad junto al entonces obispo auxiliar de Cracovia, Karol Wojtyla. Sobre este vínculo, un reciente artículo de Katholisch.de, portal de la Iglesia Católica en Alemania, destaca que el futuro santo Papa Juan Pablo II consideraba a Hanna una “compañera” en el servicio, auténtica “encarnación de las Bienaventuranzas de Jesucristo”.
 
Hanna Chrzanowska (1902-1973) es la primera persona del entorno personal de san Juan Pablo II, en ser levantada en honor a los altares. La enfermera, pionera de la atención domiciliaria en la Polonia comunista de la posguerra y que también fue una testigo de Cristo durante la ocupación nazi, ha sido proclamada beata el pasado 28 de abril en el Santuario de la Divina Misericordia de Cracovia (Polonia) en ceremonia presidida por el enviado del Papa, cardenal Angelo Amato.
 
Al día siguiente el propio Papa Francisco, desde Roma y durante el ‘Regina Coeli’, destacó a la beata Hanna “como una fiel laica que dedicó su vida a sanar a los enfermos en los que vio el rostro de Jesús sufriendo” e invitó a “imitar el ejemplo de esta apóstol de los enfermos”, finalizó el Pontífice.
 
Comunión con los que sufren
 
Hanna Helena Chrzanowska nació en Varsovia el 7 de octubre de 1902, hija de una familia reconocida por su filantropía. Creció sabiendo que la abuela había fundado un centro de salud para niños necesitados y su tía Zofia, enfermera, gestado y financiado un hospital pediátrico. Pero no fue el nacer en esta familia adinerada o tenido un familiar ganador del Premio Nobel, ni tampoco la fe protestante de su madre en contraste a la católica del padre, lo que pesó en el alma de Hanna al decidir que daría su vida por servir a Cristo -laica consagrada- en los enfermos y los perseguidos.
 
Hubo una experiencia de fragilidad que abrió su conciencia al desafiante sentido espiritual, reparador, del dolor… Ocurrió cuando, muy pequeña y afectada de rubéola, fue ingresa al mismo hospital fundado por su tía.  Experimentar la delicadeza de las enfermeras y el cuidado paliativo de quienes se anticipaban a sus necesidades tocó su alma; “más tarde, durante otra estancia en el mismo hospital, soportando el dolor, comprendió que ésta era la herramienta para comprender mejor a los pacientes y bendijo el sufrimiento que la ponía en comunión con ellos”, refiere el portal de la Iglesia Vatican News, destacando el camino de santidad recorrido por la beata.
 
En su homilía desde el Santuario de Cracovia, el cardenal Amato también dejó de manifiesto este 28 de abril cómo nutría Hanna su fe, en la intimidad espiritual con Dios:
"A los 30 años su vida dio un giro decisivo hacia arriba, hacia la santidad, cultivada con la oración, con la comunión y la adoración eucarística, con los ejercicios espirituales, con el rezo del Santo Rosario", señaló el cardenal.
 
Al igual que Karol Wojtyla, su compañero de batallas en nombre de Cristo, Hanna enfrentó los miedos que sembraba el régimen comunista y no ocultó su fe.
 
El valioso proyecto "cuidados parroquiales"
 

La colaboración con Karol Wojtyla, el futuro santo Papa Juan Pablo II, comenzó en 1957, y todavía se conservan algunas cartas que ambos se enviaban. A partir de los años 50, Hanna Chrzanowska –animada por Monseñor Wojtyla- comenzó a organizar jornadas de reflexión y peregrinaciones para enfermeras, que gozabann de gran popularidad, y publicó manuales sobre temas espirituales como el "Espejo de Conciencia para Enfermeras" y la atención sanitaria abierta.
 
Tenía 56 años cuando decidió jubilarse para desarrollar el concepto de "cuidado parroquial". Convenció a los párrocos para que proporcionaran cuidados paliativos más intensivos a los enfermos en su área parroquial y pidió ayuda a las enfermeras. Por lo tanto, la gente no sólo podía confiar en la ayuda espiritual y material de la iglesia, sino también en la ayuda sanitaria, porque durante las visitas a domicilio de un clérigo le acompañaba una red de cuidadores de enfermos. El sistema de cuidado parroquial de Hanna se basaba en las enfermeras profesionales, sacerdotes, religiosos, estudiantes, la familia e incluso los vecinos de un enfermo crónico o anciano necesitado.

Milagro y amistad eterna en Cristo

Para monseñor Wojtyla, esta mujer altamente cualificada, era una especie de encarnación viva del mensaje del Concilio Vaticano II. Realidad que confirmaría décadas más tarde el Papa Francisco…  
El 7 de julio de 2017 firmó el decreto que reconoce un milagro obtenido gracias a la intercesión de Hanna. Ocurrió en 2001, cuando a sus 66 años de edad la enfermera Zofia Szlendak fue ingresada de urgencias por un derrame cerebral e infarto al miocardo. Con parálisis en sus cuatro extremidades y compromiso orgánico entró en coma, mantenida con vida en la unidad de cuidados intensivos.

Los médicos habían ya comunicado a los familiares que Zofia no podría sobrevivir. Una amiga acudió entonces a la eucaristía mensual que celebraban en Cracovia y donde los fieles podían presentar sus necesidades pidiendo la mediación de la Sierva de Dios Hanna Chrzanowska. Confiados entonces a esa mediadora, varias personas se comprometieron a rezar una novena pidiendo a Dios su intervención extraordinaria. Pronto Zofia salió del coma, recuperó la movilidad y sanó por completo, declarando luego los médicos que nada de esto ocurrió por intervención de ellos o de la ciencia.
 
Así, se ha prolongado para la eternidad  en Cristo esa amistad espiritual y compañía en el servicio entre Hanna y Karol, la beata y el santo Papa.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Personajes
Del pecado de la soberbia y sus consecuencias para el mundo polemiza el escritor Juan Manuel de Prada
El campeón mundial de futbol Olivier Giroud: De una pública infidelidad a declarar su gratitud a Cristo
Era un joven fiestero y no católico hasta que fue desbordado por el amor de Dios en una eucaristía
Siendo un destacado líder Presbiteriano se enamoró de Cristo "en el Santísimo Sacramento"
El inválido que ha sanado por mediación de la Santísima Virgen María en Lourdes
Ante el Santísimo, atleta de élite Joseph Caraway decide dejar novia y carrera para ser sacerdote
Pilar Montes es una joven de apenas 23 años y comunica su fe con la certeza de una anciana sabia
La chica del Camino Neocatecumenal que intentaron abusar podría ser santa
Esposa, madre, abuela y luego monja. ¡El nieto pequeño pregunta si Dios es ahora su abuelo!
También Emilio Ferrando "salvó su vida" en Medjugorje


Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

El don de la comunión trinitaria

El don de la comunión trinitaria

Relatos de un peregrino ruso

Relatos de un peregrino ruso

LO MÁS LEÍDO
1 Las trampas de Satanás
2 Impacto causa la primera procesión del Santísimo Sacramento en un recóndito territorio austral
3 De Wimbledon a Medjugorje la tenista Mara Santangelo: "La oración ha fortalecido mi alma"
4 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
5 Segunda predicación de Adviento: "El Dios vivo es la Trinidad viviente"
6 Papa: Jesús nos recuerda que la mitad de los refugiados son niños inocentes
7 Era un joven fiestero y no católico hasta que fue desbordado por el amor de Dios en una eucaristía
8 Nuestra Señora de Guadalupe, vencedora del diablo
9 La "gracia inmerecida" que transformó a Kathryn en Teresita del Niño Jesús
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |