Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 4 de abril de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Impactante testimonio revela la decisión que hizo posible un milagro

Impactante testimonio revela la decisión que hizo posible un milagro
Silvia Fasana nació en Como (Italia), a orillas del lago que lleva el mismo nombre, se licenció en Obstetricia el año 2005 y era feliz no sólo por asistir a las mujeres en el momento del parto, sino apoyándolas en los meses previos y posteriores.
Actualizado 29 septiembre 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


El año 2009 Silvia Fasana dejaría su trabajo para dedicarse a formar familia y concretar con su esposo el mutuo anhelo de emigrar al extranjero; cuestión que sería realidad año y medio después al emigrar a Dubai, donde aún viven con sus tres hijas.
 
Cuatro años después de haberse afincado allí en los Emiratos Árabes,  tenían una vida estable. Roberto Avallone, su esposo, ya era consultor de una empresa multinacional y el saber que Silvia estaba embarazada de un cuarto hijo potenciaba la felicidad de esta familia.
 
Giacomo, una vida amenazada
 
Fue en la segunda visita de control, mientras su marido estaba en Italia por viaje de negocios, cuando recibió la noticia. El bebé padecía anencefalia; nacería entonces sin la mayor parte del cerebro y cráneo. Cualesquier adjetivo es insuficiente para plasmar lo que experimenta una madre al ser informada que el hijo alojado en su vientre padece una malformación que es habitualmente incompatible con la vida.
 
Creyendo que le ayudaban, los médicos ofrecieron a Silvia una solución legal y que, bajo su mirada profesional, permitía superar el trance dramático: aborto. Silvia guardó silencio y sólo los miró, llena de asombro, por respuesta.

En el dolor Dios sufre contigo

Roberto y ella fueron un solo espíritu para cuidar y defender la vida del pequeño, que llamaron Giacomo. El dolor y angustia permanente ante esa inesperada realidad que amenazaba llenarlo todo, fueron enfrentados por este matrimonio desde la fe, aferrados a Dios. Al mismo tiempo, en un ejercicio que le daba paz, Silvia fue narrando en un diario aquellas experiencias de ambos, pero también cómo imaginaba lo vivía su pequeño hijo. “Dios no engaña, y si permite una prueba tan difícil, debe ser para bien, debe ser para un buen proyecto para la conversión y salvación de muchos”, escribe en ese texto que hoy se ha transformado en el libro “Giacomo, il mio piccolo missionario”.
 
Los esposos no callaron lo que vivían y la distancia sólo fue un estímulo para que miles de personas apoyaran la batalla que daban Giacomo y sus padres, comprometiéndose en diversas expresiones de afecto y fe. Algunos les visitaban, surgieron grupos de oración, eucaristías e incluso un médico neonatólogo que desde New York (USA) les orientaba.

¿Cuál era el milagro?

La historia y testimonio de Chiara Corbella de quien Silvia supo en aquél tiempo; la fe inquebrantable de esa madre tras saber que su hija, María, padecía anencefalia fueron un referente. "Ella y su historia han sido para mí como un faro en la niebla, ver como lo imposible se hace posible, la prueba de que Dios no traiciona sus promesas", señala Silvia en su libro.

También fue de ayuda, dice, el consejo sabio de una Misionera Comboniana, italiana, conocida por haber sobrevivido a la barbarie y el secuestro en Uganda. Es la hermana Rachele Fassera quien casi profética le dice: “Tu Giacomo es un evangelizador, un pequeño misionero. Él, con su vida y presencia, dice sí a la vida. El Señor te hace ir entre médicos y hospitales porque quiere le digas a todos que Giacomo está aquí, vivo, y que tú decidiste no abortarlo. Porque su vida es valiosa”.
 
Finalmente llegó el día del nacimiento de Giacomo que también sería el de su pascua y llegada al cielo. Con su esposo, señala Silvia, hicieron a Dios muchas preguntas y finalmente pudieron comprender su respuesta, dónde estaba el milagro… “Giacomo vivió sólo ocho horas, pero marcó y cambió la vida a tantos. Hizo surgir interrogantes, dio consuelo, dio a todos la esperanza y certeza de que la vida es valiosa, siempre… ese hijo, como todo hijo, pedía ser acogido, amado y acompañado hacia la plenitud de su vida… breve y significativa”.
 
25.08.2017/ Silvia y su esposo Roberto testimonian en el “Encuentro de Rimini”




 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Familia
Llevando a su hijo a catequesis, Joel y Marina se reencontraron con Dios
Está casado, es padre de 4 hijos, diácono y lidera con su esposa la parroquia San Stanislao de Roma
Los ángeles de Pedrito
Un compromiso que ya ha salvado 24 mil niños: No lo mates, no decidas aborto, Gemma te puede ayudar
Tiene 90 años y ha pasado la mitad de su vida orando por las vocaciones sacerdotales. ¡Dios ha escuchado!
El nacimiento de su hermanito fue una caricia de Dios cuando sentía que se desmoronaba por el cáncer
Para matrimonios en crisis exorcista comparte el testimonio de su madre sobre el Sagrado Corazón de Jesús
Aunque no eran católicos acudieron a la Virgen del Perpetuo Socorro y obtuvieron mucho más de lo que pedían
"Vivimos para la eternidad": Dice madre de 3 varones cuyo esposo falleció cuando ella gestaba a su hija con S. Down
Intimidades de alcoba que dejan huella: "Necesitas de Dios para vivir el sacramento del matrimonio"


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 No. Los astrólogos y los videntes no predijeron el coronavirus, ni pueden predecir nada
2 Padre José Antonio Fortea reflexiona sobre la posibilidad de que el Covid19 fuese un castigo de Dios
3 El coronavirus: las sectas se aprovechan de la epidemia del miedo
4 En su noche oscura, colapsada por las crisis de pánico, Pauline conoció el amor de Dios Padre
5 El exorcista italiano Paolo Carlin: "es imposible conciliar la perspectiva de la New Age y la cristiana"
6 Beato Ceferino, "El Pelé": Gitano martirizado por su devoción al rosario
7 Joven periodista con neumonía por Covid 19: "Solo rezar y hablar con mi madre hacía que me calmase"
8 Acto Penitencial 3
9 Ante el Día de las Víctimas del Terrorismo
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |