Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 22 de septiembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Implicancias morales del Sínodo: "La vida humana y la vida de la naturaleza están interconectadas"

Implicancias morales del Sínodo: "La vida humana y la vida de la naturaleza están interconectadas"
"En términos clásicos de nuestra fe, existe el pecado ecológico, es decir, cuando destrozamos en gran medida la naturaleza, estamos yendo en contra del amor y de la voluntad de Dios" (Peter Hughes, sacerdote y teólogo. Sínodo de la Amazonía)
Actualizado 18 octubre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Vatican News. El teólogo y sacerdote Peter Hughes, entrevistado por periodistas de la Santa Sede dio varios argumentos respecto de las profundas implicancias morales que para cada católico plantea el Sínodo de la Amazonía.
 
La gente se pregunta -dice el padre Peter- ¿qué tiene Dios que ver con la Amazonía? o ¿por qué le interesa tanto al Papa Francisco la Amazonía, que ha convocado todo un Sínodo sobre la defensa de la Amazonía?
 
“Tiene que ver con esto: El Dios en quien creemos nosotros los cristianos, los creyentes, es el Dios de la Vida, el Dios del amor, el Dios que nos ama, el Dios que nos cuida, que nos da alimento y aliento para vivir y desarrollar nuestras capacidades, posibilidades y talentos de la mejor manera posible. Nuestro Dios es contrario a la muerte, es el Dios de la vida… La vida y el Amor son la misma cosa. Y Dios comparte su vida con la humanidad. Comparte el regalo del mundo, la naturaleza, la creación con nosotros, con la familia humana”.



Y prosigue el teólogo en su reflexión: “De tal manera que Dios está presente en la naturaleza, y nos dice: Aquí está mi regalo, la tierra, ustedes tienen que cuidarla, y tienen que cultivarla. Y cuando nosotros la despreciamos, cuando no hacemos nada delante de este gran regalo de la creación o de la naturaleza, esta es una ofensa al creador. Es decir, la despreocupación, el desinterés o el descuido humano por la vida, está totalmente opuesto a lo que nosotros creemos, al Dios de la vida”.
 
La fe nos compromete a defender la vida
 
Sobre el desafío para cada creyente respecto de lo que el Sínodo está abordando, Hughes prosigue argumentando: “La voluntad de Dios es que nosotros vivamos bien, y que no nos falte nada. Dios es el Dios de la sabiduría, de la belleza, pero también de la providencia, es decir, que él nos provee con todo lo que necesitamos para nuestro bienestar, para alimentarnos, para cobijarnos, para que podamos vivir desarrollando todas nuestras capacidades”.
 
Nosotros defendemos la naturaleza y a los seres humanos por convicción de nuestra fe, reflexiona Hughes, puntualizando: “Es decir, alabamos a Dios cuando defendemos la Amazonía, cuando nos oponemos a la destrucción de los árboles, cuando nos oponemos al envenenamiento de los ríos…”.  La gran sabiduría, subraya, es aprender una relación de respeto de la naturaleza, con el bosque y de vivir de manera armónica con lo creado.

 “Creo que es muy importante entender esto, de que nuestra alabanza a nuestro Dios creador es un mandamiento de respetar la vida en su conjunto. Nosotros estamos acostumbrados, por ejemplo, a decir: no hay que hacer daño a nuestro prójimo, todo el mundo entiende eso. Pero creo que necesitamos tener más conciencia sobre cuando se hace daño a la naturaleza. En este caso, también estamos yendo en contra de la voluntad de Dios”, destacó el sacerdote.
 
Todo está interrelacionado, interconectado
 


El padre Hughes pone en evidencia algo que no todos los seres humanos tienen presente o incorporado a sus vidas: “La vida humana y la vida de la naturaleza están interconectadas; hay una interconexión, todo está conectado. Entonces tú no puedes decir, ‘yo respeto y amo a los otros seres humanos y no me importa nada de la naturaleza’. Así no, porque si actúas así, esto genera sufrimiento en otros seres humanos. Entonces se debe tener el mismo respeto para la naturaleza, y eso también tiene que ver con nuestra relación entre los mismos seres humanos”.
 
“Es por eso -prosigue Hughes- que estamos en el sínodo por convicción y por motivo de fe. Por una convicción cien por ciento religiosa. Incluso, en el sínodo, se está hablando ahora en términos de que debemos hacer más para que la gente tenga una consciencia más realista, más educada, más ecológica, que está en contra del abuso de la naturaleza. Aquí ya entra toda una dimensión moral, ética. En términos clásicos de nuestra fe, existe el pecado ecológico, es decir, cuando destrozamos en gran medida la naturaleza, estamos yendo en contra del amor y de la voluntad de Dios”.

Iglesia sinodal

Peter Hughes plantea que algunos elementos fundamentales del Concilio Vaticano II se están retomando en las discusiones sinodales. “Uno de ellos es esta práctica de una iglesia sinodal, es decir la iglesia entendida sobretodo como pueblo de Dios, en donde los que mandan no solo tienen las palabras, sino que los pastores, los obispos, los sacerdotes, los ministros tienen que estar al servicio del conjunto del pueblo de Dios. Y esto quiere decir que tienen que escuchar la voz de la gente: de nuevo el tema del diálogo, que nos libera de imponer, y pone en primer término la cuestión de la libertad y el respeto. Entonces vivir una iglesia sinodal es vivir como una iglesia pueblo de Dios, en marcha permanente, donde esta iglesia caminando, conversa, y habla sobre los temas grandes que afectan nuestra vida. Y continuamente estamos tratando de ver de qué manera el mensaje cristiano nos enriquece, nos alimenta, nos ayuda en las nuevas circunstancias históricas que van cambiando”.
 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Fe y Moral
La verdad sobre Access Consciousness: un oscuro método del potencial humano
"Condonación de la deuda externa de los países periféricos". La próxima batalla del Papa ante la ONU
La batalla de Aarón con "la pornografía y la impureza"
"Milingo", el arzobispo excomulgado y su falsa prelatura de sacerdotes casados siembra confusión
El hospital prohibía ingresar a sacerdotes, pero ella luchó por el derecho a recibir la Unción de los Enfermos
Destacado científico considera inaceptable la eutanasia, "a la luz de la ciencia y la antropología"
Ponte, el escritor homosexual que cuestiona en Italia ley sobre homofobia y transfobia
Recordando el rostro del hijo que abortó y ante la Virgen de Guadalupe agradece a Dios su conversión
Cardenal Cañizares denuncia "obra del diablo": crean vacunas contra el Covid 19 "con células de fetos abortados"
¡Cardenal George Pell en libertad! Tribunal Supremo declara no creíble que haya cometido abuso sexual de menores


San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 11 de septiembre: Día de la primera Adoración Eucarística y el 12 en Chile adoraron todo el día pidiendo Paz
2 "¡Jesús me salvó!" proclama un joven francés que apostató de la fe tras ser víctima de abuso
3 Cuando la gracia actúa sobre el barro
4 La verdad sobre Access Consciousness: un oscuro método del potencial humano
5 Tan iguales y tan distintos
6 El singular milagro que una enferma de ELA recibió en Lourdes
7 Joven cura devastado al descubrir que su bautismo era inválido y por tanto también su ordenación sacerdotal
8 Desolación e incoherencia
9 Sanar pandemias
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |