Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Sábado, 4 de julio de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Intimidades de alcoba que dejan huella: "Necesitas de Dios para vivir el sacramento del matrimonio"

Intimidades de alcoba que dejan huella: "Necesitas de Dios para vivir el sacramento del matrimonio"
"¡Dios ha sido tan bueno con nosotros! Nos ha probado y nos ha abrazado. ¡Me encanta nuestro viaje, ver cómo Dios nos ha llevado y ha cambiado nuestros corazones!"
Actualizado 6 septiembre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   
 

La historia de Aaron y Deena Decker tiene espacios comunes, cotidianos y otros que rozan los tonos intensos de una historia de película.
 
Chico conoce chica, se hacen amigos. Unos años después, el chico le pide a la chica una cita. Antes de que la emoción pierda consistencia se enamoran y luego estarán de boda en la iglesia; una cosa iba llevando a la otra hasta la boda en el altar, una romántica luna de miel y, en una semana, el bebé que ya venía en camino… Parece el guion habitual mil veces repetido en el cine, la zona dulce del amar… Sin embargo, en esta historia -publicada por Faith, portal de la diócesis de Lansing (USA)- hay hechos entre líneas, cotidianos; y es en ellos donde el amor de Dios sostiene la aventura que moldea las almas de quienes abrazan el sacramento del matrimonio.
 
Deena, mientras mece en brazos al bebé de la familia y sentada junto a su esposo Aaron, abre el diálogo desnudando esas intimidades de alcoba que dejan huella: "Nuestro primer año de matrimonio fue muy duro, especialmente aprendiendo a vivir juntos como pareja. Desde la universidad, siempre he vivido con otras personas, así que estaba acostumbrada a tener a alguien con quien pasar el tiempo. Pero esperaba estar con Aaron todo el tiempo…"

Nada más escucharla los ojos de Aaron se abren de par en par y comenta:  "Bueno, yo era un soltero acostumbrado a vivir solo y a tener mi propio tiempo. De repente, ¡tenía que compartirlo todo! Ese fue un gran desafío para mí. Discutíamos constantemente", reconoce.

Deena sonríe, sigue meciendo al bebé y continúa: "Además de eso, estuve muy enferma durante mi primer trimestre. Las náuseas matutinas hacían difícil poder hacer las cosas que hubiera querido para él y nuestro matrimonio. Luego del parto tuve una recuperación difícil y además vino la privación de sueño una vez que Evelyn nació. Nos mudamos a Fenton con la mutua decisión de que me quedaría en casa con nuestros hijos. Intentar aprender a ser una madre que se quedaba en casa y manejar un nuevo hogar sin conocer a nadie en nuestra nueva comunidad fue un reto para mí".

Aaron, con un movimiento de cabeza asiente y agrega que mientras ella pasaba por esto, él… “conducía 40 minutos mañana y tarde hacia y desde mi trabajo de ventas; luego, ya de noche, me esforzaba por hacerme cargo de la paternidad y de la casa… El matrimonio fue muy duro por entonces”, dice en un susurro.

Comenzaron a participar de la Eucaristía dominical en la parroquia San Juan Evangelista, y en el primer boletín mensual que recibió Aaron leyó de un encuentro llamado “Alianza de Amor” para matrimonios y parejas comprometidas. Le preguntó a Deena si quería ir.

"Nuestra primera vez llevamos a Evelyn al gimnasio donde ofrecían cuidado infantil gratuito", recuerda Deena. "Luego subimos, cogimos etiquetas con los nombres y entramos en una habitación llena de caras nuevas. Recuerdo las palomitas de maíz y los dulces en las mesas, las bebidas durante la hora social y la sensación de nerviosismo. ... No me siento muy cómoda conociendo gente por primera vez. Tomamos nuestros platos y nos sentamos a comer con otras parejas. Luego, después de la cena, los líderes presentaron un tema que inició el diálogo alrededor de las mesas. Al poco tiempo, me estaba divirtiendo mucho. Hemos vuelto muchas veces. Esa primera reunión abrió una puerta”
 
Hoy son activos miembros de la comunidad parroquial. Aaron entrena el equipo de softball y juntos con Deena ayudan a otras parejas con la preparación para el bautismo. Este compromiso con su fe fue impulsado tras asistir a un “poderoso” fin de semana de Encuentro Matrimonial destaca Aaron… "Había un montón de cosas sobre la mesa para que cada uno escribiera sobre ellas y luego las discutiéramos. No parábamos de decir: 'Oh sí, eso es algo de lo que tenemos que hablar'. El matrimonio es realmente desafiante. Necesitas de Dios para vivir el sacramento y para que esté en el centro cada día. ¡Es muy difícil cuando Deena está enfadada conmigo! No es una gritona, así que si está enfadada dirá: '¿Sabes qué? Necesito un minuto. No me voy a enojar por mucho tiempo, pero necesito un minuto ahora’. Es entonces cuando trato de disculparme y reconocer rápidamente el dolor que siente. Sin Dios y la gracia del sacramento, las luchas pueden parecer insuperables. Pero con Dios en el centro, el matrimonio es maravilloso y alegre, incluso en las luchas".
 
Deena comenta que coincide con la reflexión de su esposo. Él observa a su hijo Cassiano durmiendo al ritmo del corazón de su esposa y da pública gratitud por la gracia recibida... "¡Dios ha sido tan bueno con nosotros! Nos ha probado y nos ha abrazado. ¡Me encanta nuestro viaje, ver cómo Dios nos ha llevado y ha cambiado nuestros corazones! Realmente disfruto estar cerca de ti", le dice a Deena, agregando: "y me alegro de que tengamos nuestra fe para compartir, sabiendo que nuestro trabajo es ayudarnos mutuamente a llegar al cielo".

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Familia
Un padre es ordenado sacerdote y recibe la bendición por manos de su hijo, que también es cura
El Espíritu Santo salvó la vida de Ema. "Le pedimos que soplara vida en ella", cuentan sus padres
Allison y Kevin son padres adoptivos "gracias a la Adoración Eucarística"
Eran solteros ya mayores y dicen que se han casado gracias a la Virgen de Torreciudad
Matrimonio colombiano abusado por un espiritista estuvo a punto de suicidarse. Dicen que la Virgen los salvó
Llevando a su hijo a catequesis, Joel y Marina se reencontraron con Dios
Está casado, es padre de 4 hijos, diácono y lidera con su esposa la parroquia San Stanislao de Roma
Los ángeles de Pedrito
Un compromiso que ya ha salvado 24 mil niños: No lo mates, no decidas aborto, Gemma te puede ayudar
Tiene 90 años y ha pasado la mitad de su vida orando por las vocaciones sacerdotales. ¡Dios ha escuchado!


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Hombres que agradecen a Dios verse libres del yugo gay
2 Descubre "la Hora del Sagrado Corazón" y la advertencia de Jesús: "Satanás estará rabiando por engañarte"
3 La Preciosa Sangre de Jesús fue derramada con la plena adhesión de María al pie de la cruz
4 Impactante conversión de un asesino: Se ha consagrado a Cristo en castidad, pobreza y obediencia
5 Denuncian que en China "la policía secuestró nuevamente a Mons. Agustín Cui Tai, de Xuanhua"
6 Allison y Kevin son padres adoptivos "gracias a la Adoración Eucarística"
7 Jesús afirma a sus devotos: "Mi divino corazón está apasionado de amor... Reinaré a pesar de mis enemigos"
8 La buena nueva de Marcos: "Dios te hace abrir los ojos te concede esa chispa, nos hace anhelarlo más y más"
9 "Desde su humildad la Virgen María venció al Maligno". La certeza de Luis María al ser ordenado sacerdote
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |