Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 26 de septiembre de 2018
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

"Jesús de Nazareth" nació en Ciudad de México y acompaña a enfermos terminales

"Jesús de Nazareth" nació en Ciudad de México y acompaña a enfermos terminales
"Jesús de Nazareth que vive en mí, que está en mi mente y en mi corazón, que a diario me acompaña. Cada día, en lo que hago, me pongo en sus manos y hago lo que sé, siempre de la mano de Él"
Actualizado 9 junio 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Jesús de Nazareth González Reyes es un psicólogo clínico, nacido en la Ciudad de México. Este profesional de tan peculiar nombre fue invitado a fines del pasado mes de mayo por el Centro Familiar para la Integración y Crecimiento (CFIC) de Ciudad Juárez (México) a compartir con jóvenes y darles una charla sobre el valor de la vida.
 
Luego de esa conferencia Jesús de Nazareth compartió con Presencia, periódico de la Diócesis de Ciudad Juárez, la historia de fe por la cual lleva tal nombre; mismo que en su adolescencia le causó ser objeto de bromas y burlas, pero que hoy marca su ser y actividades.

El día de su nacimiento, cuenta, el parto se complicó y su madre cayó en estado de coma. Sería el padre de este joven psicólogo quien le contaría años después que salió entonces desesperado del hospital, cruzó la calle y entró a un templo que había allí. “En un acto de fe, frente a la imagen de Jesús de Nazareth, y sin saber si era correcto o no, mi padre le prometió que yo llevaría su nombre si nos concedía a mí y a mi madre salud”, comparte Jesús.

Cuando su padre regresó al hospital le informaron que, por el delicado estado de salud de la madre, él sería quien primero conocería a su hijo. “Gracias a esa historia tan bonita es que mi madre está viva, mi padre está vivo y también estoy vivo, con una serie de experiencias importantes a nivel salud y demás, pero gracias a ello es que llevo el nombre de Jesús de Nazareth González Reyes”, señala emocionado.

Jesús reconoce que en especial durante su infancia y adolescencia, fue complicado llevar por nombre “Jesús de Nazareth” pues se burlaban de él. “En ese momento asumí las bromas como eso, sin que me afectara más allá. Hoy muchos jóvenes maximizan una broma y les afecta de tal forma que desafortunadamente piensan en no ir a la escuela o tomar decisiones complicadas en la vida”, lamentó.

Pero con el paso de los años llevar este nombre moldearía su identidad espiritual, labor profesional y obras de caridad. “Apoyo y acompaño a personas en procesos terminales, doy conferencias, comparto con jóvenes, adultos y adultos mayores que vale la pena vivir y que la vida tiene un sentido importante. Eso se debe a mi formación y a lo que hago, pero también gracias a Dios y a mi nombre”, afirma.

Dios lo sanó
 

Jesús cuenta que cuando tenía 17 años empezó a bajar de peso de manera inesperada y tan rápido, que llegó a pesar 34 kilos. Sus padres lo llevaron a diferentes hospitales, públicos y privados sin lograr un diagnóstico hasta que finalmente un médico oncólogo, destaca Jesús, le diagnosticó cáncer de páncreas. “La ciencia dice que este tipo de cáncer es el más complejo, con menos probabilidad de vida. Me tenían que hacer una cirugía para quitar el bazo, un pedazo de estómago, de intestino y el área dañada del páncreas. Tenía cinco por ciento de probabilidades de vida”.

Recuerda que en un principio se sintió enojado con Dios y pasaba noches enteras llorando sin que sus padres lo vieran, aunque sabía que ellos lo hacían también. “Me dolía mucho ver a mi madre sufrir por mí. En ese momento creía que yo era el responsable, hoy sé perfectamente que no”, reflexiona.
Finalmente, derrotado ante la evidencia de su deterioro, entró en razón pues al menos podría suplicar a Dios por su recuperación. “Hice un ejercicio de meditación y me reconcilié con Dios. Todos los días dedicaba una hora para hablar con Dios, bajo mi forma y mi estilo, de una forma muy respetuosa pero como con un amigo”, comparte.

La noticia que anhelaba recibir

Para evaluar su condición y confirmar el pronóstico Jesús dice que fue sometido a una biopsia. “Salí del quirófano y a los doce días nos dieron los resultados. El médico habló a otros médicos y uno de ellos me dijo que todo era una infección, que no era cáncer, que era una tuberculosis ganglionear y que con tratamiento en tres meses estaría sanado”.

Jesús ante el inesperado diagnóstico y pronóstico que le devolvía la esperanza de vida, agradeció a Dios por sanarlo… Hoy cree, afirma, que Dios “puede librarte y darte la oportunidad de seguir vivo como me pasó a mí” (…) “Dios me confronta con situaciones muy complejas para fortalecer mi fe. Esas experiencias me han marcado, me han hecho creer más en Dios, en Jesús de Nazareth que vive en mí, que está en mi mente y en mi corazón, que a diario me acompaña. Cada día, en lo que hago, me pongo en sus manos y hago lo que sé, siempre de la mano de Él”, afirma este joven profesional.
(…) 

Tras esas experiencias de extrema fragilidad vividas, Jesús de Nazareth obtuvo una maestría en psico-oncología y hoy acompaña a enfermos con cáncer, lupus, VIH, diabetes, desde las etapas de pre - diagnóstico, tras el diagnóstico y en fases terminales. “Estudio un doctorado y me dedico a la consulta privada. Esto que Jesús de Nazareth hacía hace miles de años, hoy lo hago desde otro lugar; y lo digo con los pies en la tierra, jamás con el afán de compararme con Él, pero creo que mi nombre se complementa con lo que hago”, señaló Jesús.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
Científico reconoce veracidad de los estigmas en Padre Pío
Un adicto a la coca y heroína relata que alcanzó "paz y libertad" rezando al Santísimo Sacramento
Un instante antes de que accionara el gatillo, el sacerdote le dijo a su asesino: «Te estaba esperando» y le sonrió
Cleusa, hija y mártir de la Amazonía
El nacimiento de la Virgen María minuto a minuto. Las desconocidas revelaciones privadas de una testigo
"Dios me liberó del infierno que viví": El valiente relato de un hombre criado en una casa de prostitución
Era un violento pandillero destinado a morir joven. Hoy es un conocido YouTuber, cantante y sacerdote
Harán peregrinar reliquia del corazón de San Juan María Vianney ofreciendo reparación por los abusos y sus daños
Una apasionante experiencia de Dios en territorio Maya
¿Por qué lloran o sangran algunas obras de arte sagrado y exuda aceite el cuerpo incorrupto de ciertos santos?


Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

El don de la comunión trinitaria

El don de la comunión trinitaria

Relatos de un peregrino ruso

Relatos de un peregrino ruso

LO MÁS LEÍDO
1 Crisis y Esperanza: el horror de los abusos en la Iglesia
2 Científico reconoce veracidad de los estigmas en Padre Pío
3 El Papa confirma que ha sido su decisión un Acuerdo con China y reitera que "el diálogo es el camino"
4 Pablo: Mi vocación de sacerdote se la debo a San Juan Pablo II
5 Un desconocido y sagrado lugar conserva desde los primeros tiempos del cristianismo la devoción del Rosario
6 El Papa revela detalles del que califica como "Acuerdo provisional con las autoridades chinas"
7 Una gran lección para hoy de la Virgen María
8 Los Testigos de Jehová violentaron su dignidad y tras muchas calamidades testimonia: "Dios me sanó"
9 Un adicto a la coca y heroína relata que alcanzó "paz y libertad" rezando al Santísimo Sacramento
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |