Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 21 de septiembre de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La historia inicia cuando Madre Teresa se sentó en el avión junto al único católico converso del reino budista de Bután

La historia inicia cuando Madre Teresa se sentó en el avión junto al único católico converso del reino budista de Bután
"Ella se llenó de curiosidad cuando le dije que venía de Bután y era católico. Le expliqué que yo era un converso…"
Actualizado 14 septiembre 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Hemeroteca/ Allí estaba él, Kinley Tshering, representante de una casa india de galletas y bebidas para el Reino budista de Bután, en el Himalaya, sentado en el avión hacia Calcuta... y entonces la Madre Teresa se sentó a su lado.
 
Ella era famosísima ya en ese año, en 1986 y Kinley no era famoso en absoluto, pero sí una persona con cierta importancia histórica: en ese momento probablemente era el primer y quizá el único butanés convertido al catolicismo.
 
Un reino budista en el Himalaya
 
En esa época el budismo no sólo era la religión estatal del pequeño reino montañés de Bután (800.000 habitantes, mucha pobreza, una monarquía teocrática y el budismo como signo de distinción del gigantesco vecino, la India). También estaba prohibida la conversión a otras religiones, la predicación misionera, etc...
 
Kinley era un caso especialísimo. Aunque era butanés, se había convertido en la India, estudiando en una escuela católica en Darjeeling, a los 15 años, en 1974, y luego había profundizado en su fe estudiando con los jesuitas en Bangalore y en Mumbai. Había recibido los sacramentos en secreto: hasta 1995 no hubo plena libertad religiosa en Bután.
 
Esquivando la vocación sacerdotal

“Desde 1974 sentía una inquietud dentro de mí", recuerda. "Yo siempre había querido consagrar mi vida a Cristo como sacerdote. Pero mis estudios profesionales, las presiones de la familia y mi estilo de vida no estaban ayudando a que tomara una decisión final. Los muchos sacerdotes que han sido mis padres espirituales siempre me habían animado a esperar, y uno de ellos incluso sugirió que me casara, porque yo era uno de los pocos católicos de Bhután, para que la Iglesia pudiera crecer allí”.
 
Pidió a Dios una señal

Kinley sentía sin embargo ese deseo de ser sacerdote. “Comencé a orar a Dios para que me diera una señal. Recuerdo decir a Dios: ‘Tienes que darme una señal como esa [dada] a Teresa del Niño Jesús, al ver la nieve en el verano, pero lo suficiente para que yo no lo dude’. Así oré en ese viaje en misa, el domingo, cerca del hotel”.
 
Y entonces la Madre Teresa se sentó junto a él en el avión.
 
Ella le tomó la mano y le habló

“Mi corazón latía con fuerza y yo respiraba con dificultad (…) Ella se llenó de curiosidad cuando le dije que venía de Bután y era católico. Le expliqué que yo era un converso, y en poco tiempo con ella supo la angustia de mi corazón: mi deseo de ser sacerdote, pero todas las tentaciones que tenía. Me tomó la mano y me dijo: ‘Yo no he dicho esto a mucha gente, pero te lo digo a ti: tú tienes una vocación, se generoso con Dios, y él será generoso contigo’. Mis ojos se llenaron de lágrimas y lloré todo el camino hasta Calcuta, lleno de alegría. Le había pedido a Dios un milagro para afirmar mi vocación y el Señor me había enviado un ángel, como [ocurrió] a la Virgen María. No tenía nada más que decir ‘aquí estoy, soy el siervo del Señor, hágase en mí según tu palabra’”.
 
Al noviciado, con su madre budista

Pocos meses después Kinley Tshering entró en el noviciado jesuito de Mount Carmel, en Kurseong. Lo acompañó a la puerta su madre, de firme fe budista.
 
“Su gran amor por mí le hizo olvidar la paradoja y la ironía del momento. Una madre budista que permite que su hijo se convierta en sacerdote católico. Era impensable en el momento. Ella tragó todas sus lágrimas, y me dejó con valentía. (…) Mi paz duró poco. Esa noche mi madre se acercó y me pidió ir a casa y olvidar esta locura. Le pedí que me diera dos semanas para la primera prueba, [diciendo que] si no me gustaba lo que estaba haciendo ella lo sabría y volvería a casa”.
 
Pero dos semanas después, al ver ella que su hijo era feliz, la madre dijo al joven: “Sé un buen monje y nunca te vuelvas atrás en tu decisión”.
 
“Nueve años después mi madre vio mi ordenación, y estaba radiante de alegría, mientras mis hermanas lloraban. Recuerdo lo que dijo a las personas presentes en la ordenación: ‘Hace nueve años que terminé verter todas mis lágrimas, y ahora me alegro por mi hijo, él va a servir a la humanidad’. Mi padre, un devoto budista, no fue a mi ordenación, pero respetó mi decisión”.

Madre Teresa había rezado por él

Después de su ordenación, el Padre Kinley fue a Calcuta para agradecer a la Madre Teresa.
 
“Lo primero que Madre Teresa me dijo fue: ‘durante los últimos diez años he rezado por ti’”.
 
Kinley se convirtió en el primer sacerdote católico de Bután y hoy es el superior de los jesuitas de Darjeeling. Lo atribuye al ejemplo de dos mujeres, dos madres, la que le impulsó en el avión y la que le formó en virtudes incluso antes de ser cristiano.
 
“Mi madre no es una teóloga, pero me doy cuenta de que lo que me enseñaron cuando era un niño eran los valores cristianos que guardé cuando adulto. Una madre budista ha ayudado a un sacerdote jesuita para estar orgulloso de su vocación, en humilde servicio a los pobres, sin olvidar nunca que la vida pasa y no es eterna”.


Fuente: Religión en Libertad

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
La increíble historia de Alberto: El descenso a los infiernos del Covid y el milagro de su vuelta a la vida
Un desafío de 90 días para hombres valientes que buscan la verdadera libertad
Joven chef francés redescubre su vocación: «¡Quiero darle mi vida a Dios!»
Sacerdote chileno Oliver Pasten revela varios milagros que ha recibido desde su gestación mediados por la Virgen María
El verano en que Mathilde encontró su tesoro: «Fui tocada por el amor de Dios»
A los 25 años murió tras un violento accidente y dice haber visto «una luz más potente que el sol». Hoy es sacerdote
La fe viva de Ethan y Bobbi: Ella regala rosarios que fabrica y él es un líder llamado por Dios al sacerdocio
Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
A un barista de Sicilia su novia lo abofeteó cuando le dijo que la dejaba para ser sacerdote
«Nuestra Señora de Fátima salvó mi fe mostrando a los niños el Infierno». Testimonio de Peter Wolfgang


La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Donald Trump, Durão Barroso y otros líderes mundiales, en el evento de una secta mesiánica
2 Dramático informe de Malteser Internacional confirma que en Alemania 167 mil personas padecen esclavitud
3 Un desafío de 90 días para hombres valientes que buscan la verdadera libertad
4 "Si quieren ser testigos no pueden dejar de ser adoradores", ha dicho el Papa Francisco
5 Un médico italiano ateo conmocionado ante un crucifijo que no fue dañado por el incendio que destruyó su edificio
6 Pachamama o Cristo
7 Desde Eslovaquia y mirando la fe de María, el Papa perfila una misión para los cristianos
8 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
9 El verano en que Mathilde encontró su tesoro: «Fui tocada por el amor de Dios»
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |