Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Lunes, 17 de mayo de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La poderosa fuerza que transformó el dolor de un huérfano en vida y esperanza para miles de jóvenes

La poderosa fuerza que transformó el dolor de un huérfano en vida y esperanza para miles de jóvenes
"Me quedé huérfano... Incluso huérfano de Dios, de ese Dios lleno de velas que me fue propuesto".
Actualizado 13 octubre 2017  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Cuenta el italiano Antonio Mazzi que “una noche de 1951, rodeado de niños sin padre ni madre, me preguntaba por la vida: ¿Y si yo hiciera de padre para ellos?”. Así, a los 20 años de edad -reflexiona- comenzó a gestarse una vocación al sacerdocio y a la paternidad. Un “Paterdozio”, señala con humor en la introducción de un libro reciente que recoge su testimonio bajo el sugerente título: “Amores y Traiciones de un sacerdote de la calle”.
 
Desde la Casa Central de Acogida que su Fundación, Exodus, mantiene desde 1984 en Milano, rodeado por un grupo de sus hijos adoptivos -y destacando lo que le une a ellos-  confidencia que decidió dar su vida por los demás… “Porque me quedé huérfano... para llenar ese terrible vacío dejado por mi padre, a quien ni siquiera recuerdo de la foto sobre la lápida de su tumba en el cementerio de Valdobbiadene. Pero también fui huérfano de mi madre, viuda, más cercana a su esposo muerto que a sus propios hijos. Y huérfano de mí mismo, diseminado por mi carácter e indisciplina. Incluso huérfano de Dios, de ese Dios lleno de velas que me fue propuesto. Así fue como a los 20 años de edad, decidí convertirme en el padre de los demás, más padre que sacerdote tal vez... aunque es difícil distinguir las dos cosas”.

Un método centrado en la Eucaristía

Padre Antonio es miembro de la Congregación de los Siervos Pobres de la Divina Providencia y muy pronto después de  su ordenación, inspirado por las enseñanzas de Don Bosco decidió ser un “cura de la calle”, un padre para huérfanos atrapados en el abandono, las drogas, la prostitución, enfermos de SIDA, personas con historias desmembradas, carentes. Tiene 88 años y sigue adelante. “¿Mi fuerza? ¡Es la misericordia de Dios!”, agrega sonriendo.
 
Con décadas acogiendo, ayudando a liberar de las adicciones, sanar dolores atávicos o simplemente acompañando a morir en paz, padre Antonio confidencia que el método de Exodus se basa en el amor de Cristo.

“No con terapias, sino educación, el mismo método que usaba Don Bosco. Los jóvenes no se salvan con medicamentos”, puntualiza; y luego, en la introducción de su libro revela apasionado cuán medular es en su experiencia de fe, su vida sacerdotal, en la vida de los abandonados la Eucaristía. “Es cuando celebro la Misa que ceno con mi Cristo…Cena que llena el vacío que por años llamé Orfandad… para poder cantar, abrazar con serenidad y sinceridad el Padre Nuestro”, describe el sacerdote.

Cristo en un enfermo de SIDA

El pasado 10 de octubre en una entrevista publicada por el portal italiano Avennire, padre Antonio recuerda una de las historias que más lo ha impactado, modelando incluso su experiencia de Dios, palpando “que sin misericordia no soy nadie”, advierte…

Ocurrió que cierto día, dice, lo visitó una madre pidiéndole que fuera hasta su hogar para confesar a su hijo que yacía en cama, enfermo de SIDA. Al llegar, señala, la imagen del joven lo estremeció…

“Estaba frente a un esqueleto. No podía saber qué hacer, era un momento en que poco o nada se sabía sobre el SIDA y los primeros en ocuparse de estas personas enfermas fuimos nosotros en Exodus. Me apoyé en la misericordia del Señor, abracé a ese chico, lo besé y lo absolví de sus pecados. Dos días después murió. En él vi a Cristo. Y todavía lo tengo dentro”.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
Cardenal Aos y Nuncio Apostólico Mons. Alberto Ortega coronan en Chile a la Virgen de Fátima enviada de Portugal
Una madre napolitana afirma que recibió un milagro por intercesión del Padre Pío
Cardenal Pell pide evitar el cisma: «Un porcentaje de la Iglesia alemana parece ir en la dirección equivocada»
«Recen para que él muera, decían los médicos a mi familia». La extraordinaria experiencia de un joven piloto
Texto inédito de santa Teresita de Los Andes: "Tú Señor de los ángeles, vas a entrar en mi estrecho y ruin corazón…"
Dios no le interesaba, hasta que llegó a sus manos un panfleto sobre una experiencia del "más allá"
El Papa durante su juventud era adorador nocturno en la Basílica del Santísimo Sacramento
Impactante relato de la Pasión de Cristo según lo vio una testigo excepcional
La "burbuja en el Oratorio" donde 22 jóvenes italianos afrontaron la pandemia en comunidad
La sensible experiencia de Dios que comparten dos curas apasionados por el esquí


La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Informe 2021 de la libertad religiosa en el mundo: Aumentan la intolerancia, la persecución y la violencia
2 Todos, todas, todes
3 Una madre napolitana afirma que recibió un milagro por intercesión del Padre Pío
4 Legisladores por la dignidad humana
5 La renuncia cristiana
6 Liberando la tensión de la Comunidad
7 «Recen para que él muera, decían los médicos a mi familia». La extraordinaria experiencia de un joven piloto
8 El origen de nuestros conflictos y diferencias
9 El ingeniero que recibió el don de la conversión "como un relámpago" y quedó prendado del amor de Dios
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |