Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Miércoles, 30 de septiembre de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

La pornografía y lo sagrado

La pornografía y lo sagrado
Actualizado 20 agosto 2020  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Ronald Rolheiser   


Los antiguos griegos tenían dioses y diosas para todo, incluyendo una diosa de la vergüenza llamada Aidos. La vergüenza para ellos significaba mucho más de lo que normalmente significa para nosotros. En su mente, la vergüenza traía consigo modestia, respeto y una cierta reticencia necesaria ante las cosas que debían permanecer privadas y ocultas. La diosa de la vergüenza les instruyó sobre cuándo debían apartar sus ojos de las cosas demasiado íntimas para ser vistas. La vergüenza, tal y como la entendían, contenía una modestia y reverencia que se suponía que debías sentir en presencia de cualquier cosa sagrada o cuando recibías un regalo o cuando hacías el amor.
 
Tenían un mito intrigante que sustentaba esto:  Afrodita, la diosa del Amor, nace del mar; pero, al elevarse sobre las olas en su impresionante belleza, su desnudez está protegida por tres deidades: Aidos, la diosa de la vergüenza; Eros, el dios del amor; y Horai, la diosa de la propiedad. Protegen su cuerpo desnudo con amor, decoro y vergüenza. Para los antiguos griegos, esta era una verdad religiosa, que enseñaba que sin estas tres deidades de protección, el cuerpo desnudo no debería ser visto. Cuando la desnudez (de cualquier tipo) no es protegida por estas deidades, es injustamente expuesta y deshonrada.
 
Cito este mito para hacer un caso contra la pornografía, ya que hoy en día es demasiado ingenuamente aceptada en la cultura y su daño real es mayormente no reconocido.
 
Permítanme comenzar de esta manera. Primero, la pornografía de internet es hoy, de lejos, la mayor adicción en todo el mundo. Ningún analista o crítico creíble negará eso. Como todas las adicciones, también es mortal. Sin embargo, cada vez más vemos que nuestra sociedad se vuelve informal e incluso indiferente a ella. La pornografía está en todas partes, a menudo es vista como inofensiva, y no es raro ver que las principales comedias de la televisión hablan de la colección de porno de alguien como podrían hablar de su colección de aviones de juguete.  Más allá de eso, tenemos más gente desafiando positivamente a aquellos que hablan en contra de la pornografía. He tenido colegas, teólogos cristianos, que dicen: "¿Por qué estamos tan tensos acerca de ver el sexo? El sexo es la cosa más hermosa que Dios nos dejó, ¿por qué no puede ser visto?"
 
¿Por qué no se puede ver? Podríamos empezar con la declaración de Carl Jung de que una de nuestras mayores ingenuidades es que creemos que la energía es amistosa y siempre es algo que podemos controlar. No lo es. La energía es imperialista, quiere apoderarse de nosotros y controlarnos. Una vez que se apodera de nosotros, puede ser difícil de apagar. Esa es una de las razones por las que la pornografía es tan peligrosa. Su energía se apodera de nosotros como una posesión "demoníaca".
 
Pero la pornografía no sólo es peligrosa, también está mal, muy mal. Aquellos que protestan que el sexo es hermoso y que no debería haber nada malo en verlo están, de hecho, medio en lo cierto; el sexo es hermoso... pero su energía y desnudez son tan poderosas que no deberían ser vistas, al menos no sin las deidades del amor, el decoro y la vergüenza en la asistencia.
 
Como cristianos, no creemos en un panteón de dioses y diosas, creemos en un solo Dios; pero ese Dios contiene todas las demás deidades, incluyendo a Afrodita, Aidos, Eros y Horai (Belleza, Vergüenza, Amor y Propiedad). Además, Dios siempre está protegido de nuestra mirada, oculto, no se le puede acercar excepto en reverencia, y por una razón. Nuestra fe nos dice que nadie puede mirar a Dios y vivir.
 
Por eso la pornografía está mal. No está mal porque el sexo no sea hermoso, sino porque el sexo es tan poderoso que lleva algo de la energía y el poder de lo divino. Por eso la pornografía es tan poderosamente adictiva y tan dañina. El sexo es hermoso pero su belleza desnuda, como el cuerpo desnudo de Afrodita que surge del mar, sólo puede ser visto cuando está debidamente atendido por el amor y el decoro y protegido por la vergüenza.
 
Al final, todos los pecados son pecados de irreverencia y esa irreverencia siempre contiene alguna impropiedad, falta de respeto y desvergüenza.  La pornografía es un pecado de irreverencia. Metafóricamente, es estar de pie ante la zarza ardiente con los zapatos puestos mientras vemos a Afrodita levantarse desnuda del mar sin estar acompañada de amor y decoro sin vergüenza protegiendo nuestros ojos de su desnudez.
 
Por eso el mundo del arte distingue entre estar desnudo y estar al desnudo, y por qué el primero es degradante mientras que el segundo es hermoso. ¿La diferencia? Estar desnudo es ser expuesto, exhibido, mostrado, espiado, de una manera que viola la intimidad y la dignidad. Por el contrario, ser visto desnudo es tener tu desnudez apropiadamente atendida por el amor y el decoro y protegida por la vergüenza, de modo que tu misma vulnerabilidad ayude a revelar tu belleza.
 
La pornografía degrada tanto a los que se complacen en ella como a los que están expuestos a ella de forma insalubre. Es errónea tanto desde el punto de vista humano como desde el punto de vista de la fe. Desde el punto de vista humano, el cuerpo desnudo de Afrodita necesita tener escudos divinos. Desde el punto de vista de la fe, creemos que nadie puede mirar el rostro de Dios y vivir.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Abrazos de Luz
Santa Sede y China: El Acuerdo Provisional se refiere exclusivamente al proceso de nombramiento de obispos
En la caverna platónica
Disparates científicos
La buena literatura italiana
Cuidar de los enfermos aprendiendo lo que significa amar
Mi dolor, mi esperanza
Misericordia, Pecado y Perdón
Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
Algo habrá hecho

RSS
Ronald Rolheiser es un sacerdote, miembro de los Misioneros Oblatos de María Inmaculada, presidente de la Escuela de Teología de los Oblatos en San Antonio, Texas
ARCHIVO
AGOSTO 2020

La pornografía y lo sagrado

Ver posts de otros meses

JULIO 2020 (1 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (1 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

DICIEMBRE 2019 (3 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2019 (1 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (3 artículos)

ABRIL 2019 (2 artículos)

ENERO 2019 (1 artículos)

DICIEMBRE 2018 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (1 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2018 (3 artículos)

JULIO 2018 (4 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

MAYO 2015 (4 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Entre las ruinas que dejaron los terroristas del ISIS, vuelven a florecer las vocaciones sacerdotales
2 Abrazos de Luz
3 Dolindo Ruotolo: místico, exorcista, sanador de enfermos, sujeto de bilocaciones, "el padre Pío de Nápoles"
4 Los mormones pretenden instrumentalizar a la Iglesia Católica: Desde el Papa hasta Cáritas y las parroquias
5 Algo habrá hecho
6 Cúpula de ONG musulmana: Vinculados al terrorismo
7 Misericordia, Pecado y Perdón
8 La Bestia solo quiere esclavizarnos
9 Chiara Lubich y el Jesús de la Cuarta Palabra
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |