Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 4 de junio de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Las Sectas continúan dañando a miles de personas y desafiando la fe católica

Las Sectas continúan dañando a miles de personas y desafiando la fe católica
Aunque parezca un tema olvidado por gran parte de la jerarquía de la Iglesia en América Latina, algunos pastores no bajan la guardia. Las sectas continúan siendo una agresión directa al bien común.
Actualizado 17 abril 2020  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz. Luis Santamaría del Río   


En los años 70 y 80 del siglo XX, la Iglesia católica en América Latina tenía como una de sus principales preocupaciones la llegada y el rápido crecimiento de las sectas. Algunos informes llegaron a estimar que cada hora cientos de católicos eran captados por las sectas o se incorporaban a ellas.
 
Llegó a ser una realidad que causaba controversia pues la palabra “sectas” parecía ser usada para calificar a un amplio abanico de grupos; así, junto a unos verdaderamente sectarios, otros eran movimientos evangélicos, sobre todo de corte pentecostal, evidenciando lo complejo que era el análisis del fenómeno.
 
Tanto en el ámbito continental como nacional y diocesano, los obispos latinoamericanos alertaron sobre las sectas en diversas publicaciones, empezando por los documentos del Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM). También lo hizo el papa San Juan Pablo II, en algunos de sus encuentros con los jerarcas del continente. Al paso de las décadas, este dañino fenómeno continúa presente y pareciera que el tema hubiere sido desplazado por el reto del secularismo en la agenda de las Iglesias de América Latina.
 
Sin embargo, a la luz de la Palabra de Dios, algunos pastores de la Iglesia han seguido denunciando el nocivo impacto de las sectas. Al respecto, mantiene actualidad y relevancia el documento titulado “La Iglesia ante las sectas y otros movimientos religiosos”, publicado en agosto de 2005 por el Concilio Plenario de Venezuela. Se trata del último documento de los 16 que emitieron los obispos venezolanos, reunidos entre 2001 y 2005 para afrontar los temas más importantes para la Iglesia en el país.
 
Una influencia alienante
 
El documento comienza analizando lo que identifica como “invasión de las sectas”: un problema de “proporciones dramáticas”, que “ha llegado a ser preocupante sobre todo por su creciente proselitismo” y “por un antagonismo áspero contra la Iglesia católica y contra las Iglesias Históricas tradicionales”, en referencia a las principales confesiones protestantes. Y otra cosa es cierta, señalan los pastores: “no son pocos los católicos que han sido conquistados por estos grupos”.
 
¿Cuál es la razón? Antes de buscar las responsabilidades fuera –como podría hacerse aludiendo al apoyo que algunos de estos grupos recibieron de los EE.UU.–, los obispos venezolanos identifican algunos fallos eclesiales: las sectas han crecido por “la falta de una sólida formación cristiana, el débil sentido de pertenencia a la Iglesia, la precaria atención de ésta para con los alejados y el escaso compromiso de no pocos laicos en el cumplimiento de sus deberes religiosos”.

Los prelados citan algunos rasgos que hacen atrayentes a las sectas: “dan a las personas un sentido de comunidad” y “son capaces de dar orientación a la vida y, a veces, también una ayuda muy concreta”. Sin embargo al mismo tiempo -aclaran los obispos-, “pueden ejercer una influencia alienante de la familia y de la propia cultura, sobre todo cuando influyen por medio del dinero, el temor, ejercen presiones indebidas que lindan en el acoso, o coartan la libertad de conciencia con una doctrina religiosa rígidamente autoritaria y un riguroso moralismo”.

Tipos principales de sectas
 


El documento repasa la tipología de las principales sectas asentadas en Venezuela, que podría aplicarse a grandes rasgos al resto del continente. En primer lugar están las pseudocristianas, caracterizadas por una lectura fundamentalista de la Biblia “y la insistencia en la inminencia del fin del mundo y del juicio próximo”, además de actitudes muy determinadas entre las que se encuentra “la instrumentalización de la salvación según la dinámica de la oferta-demanda, la cual dependerá del mayor o menor compromiso con la causa del grupo”.

En segundo lugar, las “agrupaciones o corrientes de pensamiento que inspirados en formas esotéricas buscan un conocimiento especial, una iluminación sobre problemas álgidos, con la pretensión de compartir conocimientos mistéricos secretos”, además de los “grupos inspirados en las religiones orientales”, que se difunden a través del “deseo de paz interior, de dominio de sí, de meditación”. Aquí entraría también la Nueva Era, ya que “el individualismo y el rechazo a pertenecer a comunidades institucionales crean un distanciamiento de la Iglesia, y una espiritualidad alternativa”.
En tercer lugar, los obispos venezolanos presentan el fenómeno del sincretismo religioso: hay católicos “que han incorporado en su religiosidad creencias ancestrales de grupos animistas tanto de raíces indígenas como afroamericanas”. Y especifican cuáles son en la realidad del país: “el culto a María Lionza, la Santería o Religión Yoruba, la comunidad de Umbanda, los paleros, el vudú, entre otros, y a los que algunos fieles cristianos acuden sin encontrar contradicción con su fe católica”. Uno de los muchos problemas que plantean estos grupos es que “integran prácticas y devociones propias de la Iglesia, dándoles un sentido diferente”.

Y esto no es todo. Además, afirma el Concilio Plenario, “últimamente han surgido sectas satánicas con rituales y sacrificios propios, que atraen principalmente a la población joven y causan un gran daño”.

El compromiso necesario de los católicos
 


El documento continúa con un análisis de las diversas causas del fenómeno sectario –antropológicas, sociales, culturales, geopolíticas y eclesiales–, reconociendo que por parte de la Iglesia “no ha habido un plan de acción orgánico ante el proselitismo de estas sectas”, aunque también señala las fortalezas de la comunidad creyente que han ayudado a mantener la fe católica en Venezuela. Los obispos presentan además con cierto detalle las cuestiones teológicas implicadas en la valoración del fenómeno.

Pero quizás lo más importante sea, tras toda esta reflexión, la propuesta práctica al pueblo cristiano, que concreta en tres desafíos concretos. Puesto que, como afirman los obispos, “nos sentimos interpelados a dar una respuesta pastoral eficaz mediante una nueva evangelización”. El primero de estos desafíos es el de “favorecer un conocimiento del fenómeno de las sectas y otros movimientos religiosos, especialmente mediante la convivencia y el diálogo”.

El segundo desafío consiste en “promover una sólida formación en todos los miembros de la Iglesia”, que consiga unos “conocimientos más sólidos especialmente en los contenidos de la doctrina cristiana, principalmente de aquélla que es puesta en tela de juicio por las sectas y otros movimientos religiosos”, y se refieren en concreto a la Biblia, la catequesis, la adhesión personal a Cristo y a la Iglesia, la espiritualidad, la Virgen María, etc. Es significativo que especifiquen la necesidad de “instruir a los fieles sobre la prohibición bíblica de recurrir al espiritismo y hechicería”.

Y el tercer desafío es el de “sistematizar un plan de evangelización y acompañamiento pastoral que apunte al fortalecimiento de la vivencia personal y comunitaria de la fe”, en clave misionera, con el uso de los medios de comunicación, promoviendo la pertenencia comunitaria y los espacios de comunión, realizando una pastoral de conjunto, cuidando los sacramentos y la liturgia, etc.

Aunque hayan pasado 15 años desde la publicación de este documento, su valoración de la realidad de las sectas y sus propuestas de acción siguen siendo actuales y aplicables, en gran medida, por el resto de Iglesias de América Latina y, con los cambios y adaptaciones correspondientes, en las diócesis y parroquias de todo el mundo.
 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
¿Quién es el Espíritu Santo, que hace arder a los católicos por su Amor?
Reveladoras experiencias de sacerdotes que dan la Unción de los Enfermos a personas moribundas por el Covid 19
¿Cómo se vive un duelo en tiempos de COVID 19? Con sabiduría de ciencia y fe una psiquiatra ofrece testimonio
Ex ranger del ejército testimonia que en la Adoración Eucarística fue liberado de su dependencia a la pornografía
Sobre la reapertura del culto público: "La Eucaristía ha de reforzar la confianza, expulsar los miedos"
13 de mayo: Rogativa a la Virgen de Fátima por el fin de la pandemia. El 14, jornada mundial de ayuno y oración
Cientos de sacerdotes y médicos ya han fallecido sirviendo a pacientes Covid 19. En Chile el cura Pablo asumió el riesgo
La Virgen en Chauchina pide oraciones "por los desgraciados del mundo que no temen la Justicia de Dios"
¡Los contagios de Covid 19 se detienen en una región de Italia y dicen que es por mediación de la Virgen!
Consultor de la Santa Sede propone soluciones inmediatas para restablecer la Comunión Eucarística a todos los fieles


Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 El atleta español Manuel Ramírez relata cómo fue que vivió por años sin rumbo: "Lucifer me tenía esclavizado"
2 Reveladoras experiencias de sacerdotes que dan la Unción de los Enfermos a personas moribundas por el Covid 19
3 El día de los maestros que promueve Nueva Acrópolis y el trasfondo esotérico de esta secta paramilitar
4 ¿Cómo se vive un duelo en tiempos de COVID 19? Con sabiduría de ciencia y fe una psiquiatra ofrece testimonio
5 Juana de Arco, la heroica santa que luchó hasta el martirio por llevar a su pueblo a Cristo
6 ¿Quién es el Espíritu Santo, que hace arder a los católicos por su Amor?
7 El Síndrome del Ermitaño
8 Con devoción alcalde y cura párroco plantan cruces en los campos, "para implorar una buena cosecha"
9 Obispo argentino levanta alertas sobre la teleserie "Jesús" producida por empresa vinculada a la secta "Pare de sufrir"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |