Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Viernes, 22 de noviembre de 2019
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Los desafíos y desencantos del matrimonio

Los desafíos y desencantos del matrimonio
Actualizado 22 octubre 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


Hay una multitud de problemas que afectan a la vida matrimonial. Problemas y conflictos son inevitables en toda vida conyugal, y en el caso del matrimonio la primera prevención es sin duda la preparación al matrimonio, cuya necesidad es cada vez más patente.

Dadas las carencias con las que van al matrimonio tantas personas, los cursillos prematrimoniales son más necesarios que nunca. Estos cursos forman parte de la labor pastoral de la Iglesia, la única institución que se preocupa de la preparación al matrimonio, y no son por supuesto un mero trámite, siendo muy conveniente que se advierta a los novios de ellos con la debida antelación para que puedan hacerlos con tiempo suficiente, a ser posible bastante antes, con objeto de que les sea útil en su proceso de formación también en el noviazgo.

Esta preparación supone poder hacer frente con realismo a varios desafíos de los que han de ser conscientes los esposos desde el principio, como son el hecho de compartir sus vidas veinticuatro horas al día con los límites que ello supone para la propia vida; los cambios y evolución en la relación conyugal con el paso del tiempo; la dificultad de establecer y mantener un buen nivel de comunicación entre ellos; la realidad de la monotonía de la vida; los condicionamientos económicos y sociales, como la falta de trabajo; el envejecer juntos; la educación de los hijos, con sus imprevistos y dificultades; los sacrificios que éstos exigen, que generalmente no devuelven a sus padres, sino que pagan su deuda con sus hijos; las dificultades, no raras, en la relación sexual.

Es indiscutible que los impulsos ciegos del instinto, el excesivo predominio en muchísimos casos de los sentimientos del momento, el consumismo de nuestra sociedad con su usar y tirar que hace que pueda suceder algo semejante en cuanto se enfría el enamoramiento, la concepción equivocada de la sexualidad cuando se pone al servicio de uno mismo sin tener en cuenta al otro, el miedo al embarazo, la incapacidad de autocrítica con el repliegue egoísta sobre sí mismo, la incomprensión, los caprichos, las intransigencias, las imprudentes relaciones iniciadas en internet al amparo del anonimato, el adoptar actitudes rígidamente defensivas que van a provocar aquello mismo que quieren impedir, el silencio que impide discutir francamente los problemas mutuos, la no consideración y desestima del trabajo del otro, el adulterio, que muchas veces pone a la luz una separación de tipo espiritual que se ha ido fraguando poco a poco dentro del matrimonio, son eventualidades que afectan a la estabilidad y continuidad del matrimonio y de las que los cristianos no están necesariamente libres.

Hay que evitar también hacerse una concepción excesivamente idealizada de los primeros años del matrimonio, pues se da en ellos mucha inexperiencia e inmadurez. Es necesario dar el paso del enamoramiento al amor, sabiendo darse y acoger al otro con un amor que sabe renovarse. Son bastante frecuentes los desencantos ya en los primeros meses del matrimonio, porque a nadie nos gusta poner a la luz nuestros fallos y limitaciones, que con frecuencia sólo son conocidos en la convivencia. Ésta pone a la luz los rasgos negativos del otro, con un descubrimiento mutuo y un paso del sueño a la realidad, por lo que los individuos de frágil personalidad empiezan a pensar en la separación. Hay que saber mirar y reconocer, que si en el otro hay defectos, también hay muchas cosas positivas que permiten aceptar al otro tal cual es y que me ayudan a entregarme a él.

Para casarse no son suficientes fidelidad, indisolubilidad y apertura a los hijos, sino también una voluntad deliberada de unión. El amor matrimonial e incluso la armonía sexual necesitan tiempo para crecer, desarrollarse y madurar, por lo que es preciso que la pareja se reserve espacios para poder comunicarse y dialogar, pero además tiene que haber un empeño por ambas partes para hacerse querer y sobre todo querer al otro, tratando de satisfacer su necesidad de amor y buscando su felicidad. En un matrimonio, hay que hacer un esfuerzo continuo por ambos para darse al otro, estar pendiente de él y concebir sus problemas como algo propio. En este punto tiene también un papel muy importante la voluntad, porque el amor no es sólo un sentimiento ciego y espontáneo, sino que es también el resultado de un empeño libre y responsable.

Es indudable que muchas parejas llegan al matrimonio con una gran superficialidad y sin tener ideas claras sobre lo que es y viven en él sin haber alcanzado la necesaria madurez personal ni la capacidad de contraer un compromiso definitivo. La pareja es frágil cuando en ella lo que domina es el egoísmo y no se basa en la fe en el otro, en la esperanza, en el amor abierto al perdón.

Muchos cónyuges constatan, poco después de haberse casado, que la realidad de su vida matrimonial no concuerda con lo que habían soñado y deseado para su matrimonio. “En la intimidad conyugal están implicadas las voluntades de dos personas, llamadas a una armonía de mentalidad y de comportamiento, lo cual exige no poca paciencia, simpatía y tiempo” (San Juan Pablo II, Familiaris Consortio, 34). El proceso de unión e integración es bastante complicado, pues cada uno de los dos sigue siendo él mismo, con sus límites y defectos y tienen que aprender a soportarse mutuamente. Las decisiones ya no las toma uno individualmente, sino que hay que consensuarlas, impidiendo una buena comunicación muchos malentendidos. La unidad matrimonial pasa por la realidad diaria. Los esposos deben ir acoplándose en todos los aspectos: fisiológico, psíquico, intelectual, profesional, religioso, cultural, social, económico..., siendo por ello muy conveniente ser conscientes de la importancia de seguir continuamente formándose, a fin de poder asumir adecuadamente las responsabilidades que se les presentan.

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
¿Qué hay en Busubi?
Desengáñese de sus señorías
El mito de las culturas buenas
La superioridad moral de la izquierda
Creo en la Comunión de los Santos
Iglesia: diagnósticos equivocados y diagnósticos acertados
Para acercar a los alejados de la Iglesia
Es mucho atrevimiento condenar al Papa como idólatra
El horizonte que alberga la crisis
Entre la infidelidad y la fidelidad

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
NOVIEMBRE 2019

La superioridad moral de la izquierda

Creo en la Comunión de los Santos
OCTUBRE 2019

Educación o aberración sexual

Los desafíos y desencantos del matrimonio

Una muy importante noticia silenciada

El secreto de confesión

Ver posts de otros meses

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (2 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (4 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

ENERO 2019 (3 artículos)

DICIEMBRE 2018 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2018 (3 artículos)

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

Divino amor hecho carne

Divino amor hecho carne

El siglo de los mártires

El siglo de los mártires

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

LO MÁS LEÍDO
1 Obispos de Chile acuerdan Consagrar el país "a la protección maternal de la Virgen María"
2 Aunque no eran católicos acudieron a la Virgen del Perpetuo Socorro y obtuvieron mucho más de lo que pedían
3 Exorcista: "El diablo no puede ser manipulado por las personas en su propio beneficio. El diablo los usa a ellos"
4 "Yo creía que me iba a morir, pero Dios me ayudaba", dice niño que "sentía gran mejoría" cuando comulgaba
5 Los ateos alertan: El declive del cristianismo está dañando gravemente a la sociedad
6 Padre Héctor Ramírez: "Si los obispos de Chile Consagran el país al Inmaculado Corazón harán sonreír a la Virgen"
7 Video testimonio de una niña que volvió a caminar, orando en la gruta de Lourdes
8 Científico Stephen Barr: "Ningún cambio social nos puede impedir orar, amar a Dios, al prójimo y ser fieles católicos"
9 El mundo necesita mujeres como Clara: Con fe en el poder de Dios Eucaristía que desbarata toda violencia
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |