Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Jueves, 13 de diciembre de 2018
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

"Los promotores de la Cultura de la Muerte son poderosos grupos de interés económico y comercial"

"Los promotores de la Cultura de la Muerte son poderosos grupos de interés económico y comercial"
Desde Costa Rica el médico cirujano Dr. Alberto Aymerich admite que esos grupos poseen "gran influencia política sobre gobiernos y sobre organismos internacionales". Pero alienta al triunfo de quienes, firmes en la fe, defienden la vida.
Actualizado 14 septiembre 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   


Aborto, trata de personas, eutanasia, formas modernas de esclavitud y otros males hacen parte de la llamada “cultura de la muerte”.
 
Durante su Pontificado en reiteradas ocasiones Papa Francisco la ha denunciado como todo aquello que es opuesto al Reino de Dios predicado por Cristo, querido por Dios Padre y alentado por el Espíritu Santo en el corazón de mujeres y hombres de buena voluntad.

Desde Costa Rica el especialista en Salud Pública Dr. Alberto Ferrero Aymerich (en imagen adjunta), entrevistado por el portal costarricense Eco Católico, afirma que “la cultura de la muerte no triunfará” mientras los creyentes asuman con empeño su vida de fe.
 
 
¿Qué entiende por “Cultura de la Muerte”?
Entendemos como cultura aquel conjunto de creencias, costumbres y convencionalismos aceptados y practicados en una sociedad. La Cultura de la Muerte se caracteriza porque, como resultado de una poderosa y sistemática difusión e imposición de ideas y de razonamientos basados en ideologías que niegan la dignidad inviolable de todo ser humano, han logrado que se llegue a considerar socialmente aceptable, el que las personas y los grupos sociales más aventajados, puedan disponer de la vida de los seres humanos más débiles.  Entre las manifestaciones más dramáticas de la Cultura de la Muerte se encuentra, sin duda, la legalización del asesinato de seres humanos inocentes en los vientres de sus madres, pero también vemos manifestaciones en otros fenómenos sociales tales como deportaciones o asesinatos masivos de grupos étnicos, en las distintas manifestaciones contemporáneas de esclavitud y en otros fenómenos relacionados con el ámbito de la salud pública, como es el caso de la eutanasia, el suicidio asistido e incluso, en las técnicas científicas que, con el fin de lograr un fin aparentemente bueno, violentan el derecho a la vida de otros seres humanos. 

¿Quién es el promotor de la Cultura de la Muerte?
A los promotores de la Cultura de la Muerte no es posible agruparlos bajo la bandera de una única nación, de un único organismo o de un grupo de organismos internacionales o de empresas comerciales, ni siquiera es posible etiquetarlos bajo una única ideología. La Cultura de la Muerte se origina en el hecho de que personas y grupos que ejercen funciones de poder e influencia, niegan la dignidad de determinados grupos de seres humanos y logran un grado significativo de aceptación social de sus postulados. En su manifestación más contemporánea, los promotores de la Cultura de la Muerte son poderosos grupos de interés económico y comercial con una gran influencia política sobre gobiernos y sobre organismos internacionales. Los cómplices somos todos quienes, de una manera u otra y según nos convenga, renunciamos a nuestros principios y aceptamos algunas de las prácticas que dicha cultura nos propone.

¿Qué pretenden?
Pretenden el mantenimiento de las ventajas que la situación socioeconómica y geopolítica vigente les genera, evitando, entre otras cosas, que se modifiquen los términos de las relaciones comerciales y de distribución de recursos vigente entre países y entre empresas. Para ello, se han propuesto limitar el crecimiento del principal motor de progreso de las sociedades menos favorecidas, el cual es el capital humano integralmente desarrollado. Fue la protección de estos intereses lo que motivó la creación, en 1952, de la Federación Internacional de Paternidad Planificada (IPPF) que, en 1969, en su congreso celebrado en Dacca, oficializó el aborto como un método de control del crecimiento poblacional. Como una estrategia fundamental para el cumplimiento de sus objetivos, han permeado sus postulados en organismos transnacionales, particularmente aquellos adscritos a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), como resultado de lo cual se crea, en 1967, el Fondo de las Naciones Unidas para Actividades en Materia de Población (FNUAP) y, en 1994, en el marco de la Conferencia sobre Población y Desarrollo celebrada en el Cairo, se impone el término “Salud Sexual y Reproductiva”, mientras que, en 1995 en Pekín, en el marco de la Conferencia sobre la Mujer, se comienza a difundir el conjunto sistematizado de ideas que hoy identificamos como la Ideología de Género.

 ¿La Cultura de la Muerte es una ideología, una moda, un pensamiento político o una estrategia comercial?
Si bien ninguna de estas figuras abarca completamente la Cultura de la Muerte, de una u otra manera, todas están relacionadas con ella. Por una parte, si bien no es exclusiva de una ideología en particular, pues eventualmente sería compatible con cualquier ideología que tenga en común una concepción denigrada y denigrante del ser humano, ciertamente la Cultura de la Muerte se origina en un conjunto de ideas y creencias colectivas referidas a la conducta social, de tal manera que diversos pensamientos políticos podrían impulsarla e, incluso, utilizarla en provecho propio. Por otra parte, como hemos dicho, su origen, pero también su difusión, tiene que ver con intereses y con estrategias comerciales que se aprovechan de fenómenos sociales y de los medios de comunicación masiva para presentar como aceptable y hasta deseables conductas que atentan contra el respeto a la vida humana.
 
 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Fe y Moral
El New York Times revela por qué la operación de cambio de sexo no es garantía de felicidad para los transexuales
Exorcista acusa falta de voluntad política para detener la "repugnante" trata y prostitución en Europa
Michael Hoffman víctima de abuso sexual revela cómo fue que logró conservar su fe y sanar, aunque no pueda olvidar
Psicóloga experta en tema de abusos derriba mitos sobre los agresores sexuales
La Virgen advirtió en 1954 a una beata qué hacer ante crisis provocadas por "sacerdotes que son causa de escándalo"
El bestial negocio del aborto alentado por la ONU, por la FDA y el combate para evitarlo de los "Rescatadores"
En la vida gay no estaba su paz ni el sentido de la vida, relata un profesional del negocio aeronáutico
Acedia, es "la perdición eterna" alerta padre Horacio Bojorge
Por ambición una periodista terminó en la cárcel, donde Dios la rescató
La calificaban como una ´bomba sexy´ y reconoce haber sido "fiel al príncipe del mundo que es Satán"


Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

El don de la comunión trinitaria

El don de la comunión trinitaria

Relatos de un peregrino ruso

Relatos de un peregrino ruso

LO MÁS LEÍDO
1 Las trampas de Satanás
2 Obispo conmovido por el testimonio de un sobreviviente del comunismo: «El rosario me ha salvado»
3 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
4 El New York Times revela por qué la operación de cambio de sexo no es garantía de felicidad para los transexuales
5 Era un joven fiestero y no católico hasta que fue desbordado por el amor de Dios en una eucaristía
6 El campeón mundial de futbol Olivier Giroud: De una pública infidelidad a declarar su gratitud a Cristo
7 Encuesta identifica cinco experiencias habituales en quienes dijeron sí al aborto
8 El Papa alza la voz en defensa de "los niños por nacer a quienes se les niega el derecho a venir al mundo"
9 Primera predicación de Adviento: ¡Dios existe!
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |