Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 4 de agosto de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Moro, el humanista cristiano

Moro, el humanista cristiano
Actualizado 12 agosto 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Antonio R. Rubio Plo   


Nunca ahondaremos del todo en el universo intelectual de Tomás Moro, modelo de un auténtico humanismo que es un modo de llegar a Dios, que hizo al hombre a su imagen y semejanza. Pero a veces nos dejamos llevar por prejuicios espiritualistas y estamos dispuestos a leer con entusiasmo cualquiera de las obras ascéticas del canciller de Enrique VIII, aunque no hacemos lo mismo con otros escritos del Moro humanista, que consideramos disquisiciones intelectuales casi ininteligibles.

Han caído en mis manos las Cartas de un humanista (Rialp), donde se contienen tres cartas traducidas del latín por la profesora Concepción Cabrillana. Me ha gustado especialmente la carta a la Universidad de Oxford de 1518, en la que Moro defiende la necesidad de integrar en los estudios de teología cristiana los métodos de la cultura humanística.
 
Moro es muy consciente de algo en lo que no habían reparado los que convirtieron la teología medieval en una sucesión de disputas más preocupadas por la forma que por el fondo: no se puede separar Jerusalén de Atenas y Roma, no se puede enseñar una teología en la que esté ausente la filosofía. De hecho, el humanista inglés está intuyendo, antes de que se produzca la marea de la Reforma que cambiará la historia de Europa, que el arrinconamiento de los clásicos griegos y latinos solo puede llevar a un fundamentalismo literalista, sin alma.

En la carta de Oxford descubro que el santo inglés nos está advirtiendo contra los peligros de caer en el fideísmo, que en el fondo es una drástica separación entre el cristianismo y la cultura. Llega incluso a decir que el conocimiento de las buenas letras constituye una ciencia auxiliar de la teología. No me sorprende que los últimos Papas no se priven de citar autores profanos en su catequesis, mezclando con naturalidad, lo divino con lo humano. Sin agotar la lista, Pablo VI citó en alguna ocasión a Bernanos, Juan Pablo I a Manzoni, Juan Pablo II a Sienkiewicz, Benedicto XVI a Dostoievski y Francisco a Borges.

Hoy podríamos brindar el consejo de Tomás Moro, el de que el aprendizaje de las letras profanas prepara al hombre para la virtud, a ciertos responsables de la educación, a los que apuestan por unos estudios especializados, desgajados de las humanidades. Porque existe el riesgo de que la rutina de los especialistas, como la de los estudiantes de teología en el Oxford renacentista, separe los saberes de lo humano.


Fuente: Alfa y Omega.
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
A no cerrar nuestras puertas
Satanás entre nosotros
«El PCCh hackeó computadoras pertenecientes al Vaticano»
Una pasión tiránica
El derecho sagrado de sentirse humano
El Partido Comunista Chino anuncia una gran purga interna
Satanás y la familia
Ese Job que llevamos dentro
Mariano de Cavia, el periodista que creía en la Virgen del Pilar
El Covid y la Resurrección

RSS
Antonio R. Rubio Plo, Licenciado en Historia y Derecho. Académico en la Universidad Complutense. Madrid. España
ARCHIVO
JULIO 2020

Mariano de Cavia, el periodista que creía en la Virgen del Pilar

Ver posts de otros meses

MAYO 2020 (2 artículos)

ABRIL 2020 (1 artículos)

ENERO 2020 (3 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (1 artículos)

AGOSTO 2019 (1 artículos)

JULIO 2019 (1 artículos)

JUNIO 2019 (2 artículos)

MAYO 2019 (1 artículos)

ABRIL 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (1 artículos)

FEBRERO 2019 (1 artículos)

ENERO 2019 (2 artículos)

OCTUBRE 2018 (1 artículos)

SEPTIEMBRE 2018 (2 artículos)

JULIO 2018 (1 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 Líder de la A.I.E. reconoce la frágil preparación de algunos sacerdotes exorcistas
2 El dióxido de cloro o MMS: sustancia peligrosa con la que han intentado engañar incluso al Papa Francisco
3 ¡Un joven cura relata su impactante experiencia mística con Cristo Eucaristía!
4 Respaldo del Papa Francisco a Medjugorje. Envía por primera vez mensaje a los jóvenes reunidos en su "Festival" anual
5 Una pasión tiránica
6 "Gus", el heroico esclavo afroamericano que luchó con fe por la libertad y el derecho de los negros a ser sacerdotes
7 Maligno abuso de brujos, videntes y santeros que intentan apropiarse de los santos católicos
8 Satanás entre nosotros
9 WhatsApp lo puso en contacto con la fe, pero solo al Confesarse y Adorando conoció la "auténtica libertad"
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |