Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 21 de septiembre de 2021
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Otro país, desde tu conversión

Otro país, desde tu conversión
Actualizado 7 septiembre 2021  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Cardenal Felipe Arizmendi Esquivel   


Ver

Nos quejamos de lo malo que sucede a nuestro alrededor, o en el país, y le echamos la culpa a los demás. El gobernante en turno diariamente culpa a sus antecesores y afirma que ahora ya no es igual que antes; que las cosas ya cambiaron; pero esto no es tan real. La inseguridad ha aumentado y no se le ve solución. La pobreza de varios sectores es manifiesta y no se vislumbra una respuesta suficiente, que no sean paliativos y transitorios apoyos monetarios. Entonces, ¿qué hacer? ¿Por dónde empezar a resolver la situación? Cada quien podemos hacer algo, a nuestro nivel y en nuestro entorno.

Es frecuente escuchar a esposas que se quejan de sus maridos, por mil razones, sobre todo cuando se exceden en copas. Los maridos, igual, culpan a su esposa por su mal carácter, porque siempre está inconforme; y así se justifican para andar con sus amigotes, en juegos o parrandas, y no llegar a casa. No es fácil que cada quien asuma su responsabilidad y se esfuerce por cambiar su forma de ser y de actuar.

En la comunidad eclesial puede suceder lo mismo. Hay quienes rechazan al Papa en turno, sea quien sea, porque no dirige la Iglesia como ellos piensan que debería hacerlo, en vez de meditar y asumir lo que el Espíritu nos dice por esa mediación y cambiar ellos mismos sus criterios y comportamientos; no están dispuestos a cambiar su mentalidad. Obispos y sacerdotes podemos hablar mal de nuestros antecesores y querer modificar todo lo que ellos hicieron, sin analizar todo lo bueno que sembraron. Es necesario conocer a fondo la historia reciente, valorar cuanto otros llevaron a cabo y aprender de ellos.

Esto mismo puede pasar en todos los ambientes: en los medios informativos, en las empresas, en las cámaras legislativas, en los centros laborales, en el sistema educativo, en el deporte, etc. ¡Qué difícil es que seamos humildes para aceptar que también nosotros fallamos en muchos aspectos! Si cada quien estuviera dispuesto a cambiar lo negativo de su propia vida, otro sería el panorama familiar, social y eclesial.

Pensar

El Papa Francisco, en su reflexión antes del Angelus del domingo pasado, dijo: “A menudo pensamos que el mal proviene principalmente del exterior: del comportamiento de los demás, de quienes piensan mal de nosotros, de la sociedad. ¡Cuántas veces culpamos a los demás, a la sociedad, al mundo, de todo lo que nos pasa! Siempre es culpa de los otros: es culpa de la gente, de los que gobiernan, de la mala suerte, etc. Parece que los problemas vienen siempre de fuera. Y pasamos el tiempo repartiendo culpas; pero pasar el tiempo culpando a los demás es una pérdida de tiempo. No se puede ser verdaderamente religioso en la queja: la queja envenena, te conduce a la ira, al resentimiento y a la tristeza, la del corazón, que cierra las puertas a Dios.

Pidamos en la oración la gracia de no perder el tiempo contaminando el mundo con quejas, porque esto no es cristiano. Jesús nos invita a mirar la vida y el mundo desde nuestro corazón. Si nos miramos dentro, encontraremos casi todo lo que detestamos fuera. Y si le pedimos sinceramente a Dios que purifique nuestro corazón, comenzaremos a hacer el mundo más limpio. Porque hay una forma infalible de vencer el mal: empezar a vencerlo dentro de uno mismo” (29-VIII-2021).

Actuar

Preguntémonos: Yo, ¿qué debo cambiar en mis actitudes? En vez de culpar a otros, empieza por ti, con tu familia y con quienes más convives. No pongas pretextos ni excusas, porque sería signo claro de que no eres humilde. Tendremos otro país, si yo me esfuerzo por ser mejor.
 
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Una petición a un periodista
Pachamama o Cristo
11 de septiembre – Veinte años después
El obispo emérito de Solsona, la institución eclesial y los fieles de a pie
Bajo un puente en Austin
Hacia dónde vamos
Autosabotaje y escritura
Diferentes formas del ser espiritual pero no religioso
Acusan a la revista médica Wiley de publicar artículos racistas del Partido Comunista Chino
Otro país, desde las legislaturas

RSS
Sr. Cardenal, Mons. Felipe Arizmendi Esquivel, México.
ARCHIVO
SEPTIEMBRE 2021

Pachamama o Cristo

Otro país, desde tu conversión
AGOSTO 2021

Otro país, desde las legislaturas

Otro país, desde la escuela

Otro país, desde la comunidad

Ver posts de otros meses

JULIO 2021 (2 artículos)

ABRIL 2021 (4 artículos)

ENERO 2021 (3 artículos)

DICIEMBRE 2020 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2020 (2 artículos)

OCTUBRE 2020 (2 artículos)

AGOSTO 2020 (2 artículos)

JULIO 2020 (1 artículos)

JUNIO 2020 (2 artículos)

MAYO 2020 (1 artículos)

MARZO 2020 (2 artículos)

ENERO 2020 (1 artículos)

DICIEMBRE 2019 (1 artículos)

NOVIEMBRE 2019 (1 artículos)

OCTUBRE 2019 (2 artículos)

JULIO 2019 (4 artículos)

JUNIO 2019 (3 artículos)

MAYO 2019 (2 artículos)

ABRIL 2019 (1 artículos)

MARZO 2019 (3 artículos)

AGOSTO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

MAYO 2014 (1 artículos)

AGOSTO 2013 (1 artículos)

La Pasión de Cristo

La Pasión de Cristo

Sanación de la pareja

Sanación de la pareja

La total pequeñez o la vida en María

La total pequeñez o la vida en María

LO MÁS LEÍDO
1 Dramático informe de Malteser Internacional confirma que en Alemania 167 mil personas padecen esclavitud
2 Un desafío de 90 días para hombres valientes que buscan la verdadera libertad
3 Donald Trump, Durão Barroso y otros líderes mundiales, en el evento de una secta mesiánica
4 "Si quieren ser testigos no pueden dejar de ser adoradores", ha dicho el Papa Francisco
5 Un médico italiano ateo conmocionado ante un crucifijo que no fue dañado por el incendio que destruyó su edificio
6 Pachamama o Cristo
7 Desde Eslovaquia y mirando la fe de María, el Papa perfila una misión para los cristianos
8 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
9 El verano en que Mathilde encontró su tesoro: «Fui tocada por el amor de Dios»
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |