Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Martes, 11 de agosto de 2020
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Rubén temía decir a sus amigos que era católico, pero una confesión lo cambió todo y va camino de ser sacerdote

Rubén temía decir a sus amigos que era católico, pero una confesión lo cambió todo y va camino de ser sacerdote
Tiene 34 años, pertenece al Camino Neocatecumenal. "Cuando era más joven, por dentro estaba en un combate interno muy fuerte; tenía muchos problemas", confidencia.
Actualizado 14 junio 2019  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
Portaluz   

El domingo 16 de junio de 2019, a las 18:00 horas, confirma su sí a Cristo el joven madrileño Rubén Pérez Ayala al ser ordenado diácono de manos del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, en la catedral de Santa María la Real de la Almudena, junto a una veintena de compañeros del Seminario Conciliar y del Redemptoris Mater.
 
Rubén de 34 años, pertenece al Camino Neocatecumenal. Tras nueve años en el Seminario Redemptoris Mater cumple, por fin, el sueño de su vida: “Cuando era más joven, por dentro estaba en un combate interno muy fuerte; tenía muchos problemas”, confidencia al boletín Infomadrid del Arzobispado. Un pasaje que le llevó a vivir mucho tiempo sin esperanza, “en una tristeza e insatisfacción grandes”. Sin embargo, “me he encontrado a lo largo de mi vida con varios sacerdotes que me han ayudado”, y siempre “me intrigaba su forma de vivir y la alegría que tenían”, reconoce.
 
Temor a mostrar su fe

En cada una de sus palabras, Pérez deja un poso de Dios, el mismo que le llevó a dejarlo todo por amor. “Él se valió de la Misión Joven para encontrarse conmigo. Yo, que era un cobarde y nunca me atrevía a decirles a mis amigos que iba a la Iglesia, fui enviado a dar la experiencia a varios colegios de Madrid”. Y ahí, poco a poco, el Señor le fue cambiando el corazón. “Veía que Él me daba alegría, y en una confesión experimenté el amor de Dios, que no tenía en cuenta mis pecados y que me amaba profundamente”.
 
Mi vida “cambió de manera radical: podía estar contento y ser feliz”. Y así, continuó caminando con su comunidad. Y en un proceso que duró años, “fui viendo que el Señor me iba llamando a una vocación que no era la que yo me esperaba”.

Sin Cristo todo pierde sentido

“La ordenación diaconal es un paso muy serio, pero el Señor me permite vivirlo con alegría y tranquilidad”. Con este horizonte, Rubén abre los ojos, de par en par, al misterio que, en pocos días, abrazará su corazón inquieto y esperanzado.
 
“He tenido la experiencia a lo largo de este tiempo de seminario de que la felicidad no está en vivirlo todo para uno mismo, sino en donarse a los demás”. Una actitud de servicio que guarda a fuego en lo más hondo de su alma: “Solo cuando me di cuenta de que Cristo me llamaba a entregar toda mi vida sin guardarme nada para mí, fui capaz de vivirlo con alegría”. Cuando te entregas a Cristo y a los demás, destaca, “vives mejor”.
 
El seminarista descansa su mirada en la cruz y sustenta cada uno de sus pasos en la fuerza de la oración. “Cuando miro la cruz, veo que es Cristo el que se ha dejado matar por amor a mí. Aunque no siempre es fácil mirar a la cruz. En los últimos tiempos, me he encontrado con dificultades, con gente cercana que está sufriendo mucho, y a los que la cruz se les hace muy patente”. Pero “si te das cuenta de que Cristo está contigo en ese sufrimiento y en esa cruz”, confiesa, “empiezas a vivirlo como el lugar de encuentro con el amor de Dios». Una cuenta, sin duda alguna, con un denominador común: «Cuando quitas a Cristo de la ecuación, todo se vuelve un sinsentido”.
 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Evangelización
¡Un joven cura relata su impactante experiencia mística con Cristo Eucaristía!
WhatsApp lo puso en contacto con la fe, pero solo al Confesarse y Adorando conoció la "auténtica libertad"
Caminan por las calles de su ciudad cubriéndolas con el rezo del Rosario y rogando a Dios que reine la paz
Un camino seguro para ir al cielo que ofrecen la Virgen y el Niño Dios
El padre Chris Wadelton dona en vida uno de sus riñones: "Dios me dio la oportunidad y dije que sí"
"Ora et Labora". "A Dios rogando y con el mazo dando". Católicos que viven las exigencias del amor fraterno
El día en que Padre Pío y Mons. Karol Wojtyla se unieron en oración pidiendo a Dios su misericordia
La Preciosa Sangre de Jesús fue derramada con la plena adhesión de María al pie de la cruz
Descubre "la Hora del Sagrado Corazón" y la advertencia de Jesús: "Satanás estará rabiando por engañarte"
"Desde su humildad la Virgen María venció al Maligno". La certeza de Luis María al ser ordenado sacerdote


San Juan Pablo Magno

San Juan Pablo Magno

La verdad nace de la carne

La verdad nace de la carne

María, signo de esperanza

María, signo de esperanza

LO MÁS LEÍDO
1 "Milingo", el arzobispo excomulgado y su falsa prelatura de sacerdotes casados siembra confusión
2 El dióxido de cloro o MMS: sustancia peligrosa con la que han intentado engañar incluso al Papa Francisco
3 Asesinan en El Salvador a Rector del Seminario: "La sangre inocente de un buen sacerdote sigue irrigando la tierra"
4 La Violencia
5 La dinámica del odio
6 Siempre es momento de agradecer
7 Lo importante es comulgar con Él sacramentalmente
8 A no cerrar nuestras puertas
9 María, signo de esperanza
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |