Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?
Publicidad   |   Hemeroteca   |   Haz de Portaluz tu página de inicio   |   Quienes Somos   |   Contacto        Domingo, 16 de diciembre de 2018
Portaluz.org. No hay nada oculto que no haya de saberse (Mt 10,26)
Síguenos en Facebook Síguenos en Twitter Síguenos en Instagram Accede a nuestros RSS    
 
Buscar
ÚLTIMA HORA

Sobre la Verdad

Sobre la Verdad
Actualizado 1 diciembre 2018  
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
P. Pedro Trevijano   


En la festividad de Cristo Rey, con la que se concluye el año litúrgico hemos celebrado a Cristo Rey del Universo. Los creyentes somos conscientes de que en este mundo hay una guerra entre el Bien y el Mal, entre la Verdad y la Mentira. En esa guerra, pensamos, con la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo la batalla decisiva se ha librado y ganado, aunque la lucha aún no ha terminado. En Teología decimos el Reino de Dios ya está entre nosotros, pero todavía no ha alcanzado su plenitud. En el Prefacio de la Misa de esa fiesta se nos describe el Reino de Cristo como «un reino eterno y universal, el reino de la verdad y la vida, el reino de la santidad y la gracia, el reino de la justicia, el amor y la paz».

En el evangelio de ese domingo vemos a Cristo en su comparecencia ante Pilato y nos dice: «Yo para esto he nacido y para esto he venido al mundo: para dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad, escucha mi voz» (Jn 18,37), lo que nos recuerda su frase de la Última Cena: «Yo soy el camino y la verdad y la vida. Nadie va al Padre sino por mí» (Jn 14,6), con lo cual nos indica no sólo que hay una Verdad Objetiva, que es Dios mismo y que la verdad y la vida determinan la calidad del camino, es decir la divinidad de Cristo (la verdad) y la meta divina a la que conduce (la vida). Es decir la Verdad (Cristo) nos lleva hacia Dios Padre.

Pero vivimos en un mundo y en una Sociedad que ha vuelto la espalda a Dios. Es impresionante pensar que de las tres ideologías más importantes y seguidas hoy por mayor número de personas: la relativista, la marxista y la de género, ninguna acepta la existencia de Dios o en el mejor de los casos son agnósticos y, en consecuencia, no admiten la Ley y el Derecho Natural, por lo que la Verdad y el Bien no son algo objetivo, sino que, llegado un momento dado, son modificables; lo que ayer era malo, hoy puede ser bueno y al revés. En el relativismo todo es opinable y depende del punto de vista desde el que se mire, y que ni siquiera los valores esenciales, como la libertad, la vida, la justicia, el amor, la paz, son objetivos e inamovibles. Un ejemplo claro lo tenemos en el aborto que ya no es para ellos un crimen, sino un derecho.

En cuanto al marxismo se presenta como una doctrina que lleva a una acción, pues no se conforma con interpretar el mundo, sino lo que quiere es transformarlo. Por ello es preciso crear una nueva ética, que se basa en un materialismo presuntamente científico, aunque haya fracasado donde quiera que se ha impuesto y donde la Verdad es lo que conviene o decide el Partido, aunque sea un absurdo. Es la ideología que tiene más asesinatos en la Historia en su haber, o mejor dicho en su debe.

Sobre la ideología de género su Moral, salvo el punto de la violación, en lo demás es lo contrario a la Moral Cristiana. Sus objetivos son destruir el matrimonio y la familia y favorecer las múltiples formas de perversión sexual. Aunque sea lo políticamente correcto y sea Ley en bastantes países, es sencillamente una aberración disparatada. Para ella es necesario abolir las propias identidades masculina y femenina, subordinadas al sexo biológico, para asumir las múltiples y variables (más de cien actualmente) orientaciones sexuales. En lo científico no hay por donde agarrar que alguien con cromosomas XY y aparato genital masculino sea mujer y viceversa o que una persona que da a luz no es mujer. El ridículo es de tal calibre que hace unos días discutiendo sobre el aborto en Australia una mujer increpó a un senador católico porque en la cuestión del aborto era una cuestión de mujeres en la que no se debían meter los hombres, a lo que el senador le respondió que en Australia uno puede escoger libremente su sexo y por tanto en ese momento decidía ser mujer y en consecuencia podía opinar.
Debo tener muy claro que mis derechos provienen de la Ley o del Derecho Natural, instituida por Dios que me ha concedido la inteligencia para razonar y la voluntad para que actúe con libertad y responsabilidad al servicio de la Verdad. Decir que la fuente de mis derechos es el Estado es Totalitarismo puro.

Como dice el Concilio Vaticano II: «Por su parte, todos los hombres están obligados a buscar la verdad, sobre todo en lo que se refiere a Dios y a su Iglesia, y, una vez conocida, a abrazarla y practicarla. Confiesa asimismo el santo Concilio que estos deberes afectan y ligan la conciencia de los hombres, y que la verdad no se impone de otra manera, sino por la fuerza de la misma verdad, que penetra suave y fuertemente en las almas» (Declaración «Dignitatis Humanae» nº 1).

 
Compartir: Acceder al RSS Añadir a Facebook Añadir a Twitter Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Corregir  |   Enviar  |   Comentar 0
 Comentar
 Otros artículos de Opinión
Existencias de apariencia
Segunda predicación de Adviento: "El Dios vivo es la Trinidad viviente"
Las madres solteras voluntarias
Nuestra Señora de Guadalupe, vencedora del diablo
La Guadalupana en tiempos difíciles
El privilegio de la sencillez y los ronquidos de la Juana
Redimir a un hombre
Primera predicación de Adviento: ¡Dios existe!
Ciencia en crisis: bebés modificados genéticamente
Una lección en un estacionamiento

RSS
P. Pedro Trevijano. Sacerdote, doctor en Teología Moral, por el Alfonsiano de Roma. Licenciado en Derecho.
ARCHIVO
DICIEMBRE 2018

Las madres solteras voluntarias

Sobre la Verdad
NOVIEMBRE 2018

Concilio Vaticano II: Amor y Fecundidad

¿Entre Dios y el Diablo, a quien escogemos?

¿Nos lleva el demonio a la Libertad?

Ver posts de otros meses

OCTUBRE 2018 (2 artículos)

AGOSTO 2018 (2 artículos)

JUNIO 2018 (1 artículos)

MAYO 2018 (1 artículos)

ABRIL 2018 (2 artículos)

MARZO 2018 (2 artículos)

FEBRERO 2018 (1 artículos)

ENERO 2018 (2 artículos)

DICIEMBRE 2017 (3 artículos)

NOVIEMBRE 2017 (3 artículos)

OCTUBRE 2017 (2 artículos)

SEPTIEMBRE 2017 (3 artículos)

AGOSTO 2017 (1 artículos)

JUNIO 2017 (2 artículos)

MAYO 2017 (2 artículos)

ABRIL 2017 (1 artículos)

MARZO 2017 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2016 (4 artículos)

OCTUBRE 2016 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2016 (1 artículos)

AGOSTO 2016 (1 artículos)

JULIO 2016 (1 artículos)

JUNIO 2016 (4 artículos)

MAYO 2016 (1 artículos)

ABRIL 2016 (1 artículos)

MARZO 2016 (1 artículos)

ENERO 2016 (3 artículos)

DICIEMBRE 2015 (4 artículos)

NOVIEMBRE 2015 (3 artículos)

SEPTIEMBRE 2015 (1 artículos)

AGOSTO 2015 (3 artículos)

JULIO 2015 (2 artículos)

JUNIO 2015 (4 artículos)

ABRIL 2015 (1 artículos)

MARZO 2015 (1 artículos)

ENERO 2015 (1 artículos)

DICIEMBRE 2014 (2 artículos)

NOVIEMBRE 2014 (1 artículos)

JULIO 2014 (1 artículos)

JUNIO 2014 (1 artículos)

Cultos afroamericanos y cristianismo

Cultos afroamericanos y cristianismo

El don de la comunión trinitaria

El don de la comunión trinitaria

Relatos de un peregrino ruso

Relatos de un peregrino ruso

LO MÁS LEÍDO
1 Las trampas de Satanás
2 Impacto causa la primera procesión del Santísimo Sacramento en un recóndito territorio austral
3 De Wimbledon a Medjugorje la tenista Mara Santangelo: "La oración ha fortalecido mi alma"
4 Un joven canadiense Testigo de Jehová dice que Dios lo llamó a "ser católico" estando en una zona rural de Kazajstán
5 Segunda predicación de Adviento: "El Dios vivo es la Trinidad viviente"
6 Papa: Jesús nos recuerda que la mitad de los refugiados son niños inocentes
7 Nuestra Señora de Guadalupe, vencedora del diablo
8 Era un joven fiestero y no católico hasta que fue desbordado por el amor de Dios en una eucaristía
9 La "gracia inmerecida" que transformó a Kathryn en Teresita del Niño Jesús
YOUTUBER DESTACADO
   |   Hemeroteca   |   Quiénes Somos   |   Contacto   |   Suscríbete   |   Política de Privacidad   |   Cookies   |   Aviso Legal   |    RSS   |